29 dic. 2012

Repaso del 2012

Siempre que llegan estas fechas todo el mundo hace el balance de lo bueno y malo. Yo no voy a esperar a los cinco minutos antes de la cuenta atrás, sino que lo voy a hacer ya porque sospecho que ya no volveré a  pisar una sala de cine hasta el 2013.

Este año ha sido bastante raro para mí, cinematográficamente hablando. Creo que es la primera vez en mi vida que las series han ganado a las películas y he pasado mucho más tiempo tragándome capítulo tras capítulo y temporada tras temporada de un gran número de series que viendo películas. Por no hablar de que este, también, ha sido uno de los años que menos veces he ido al cine. Mi traslado a Estados Unidos y el miedo a no entender una película en versión original sin subtítulos ha provocado que en los últimos tres meses solo haya acudido a una sala de cine tres veces, lo cual ha bajado bastante mi media.

Una de las cosas que más me ha gustado de este 2012 es que mi blog siga vivo. Aunque he visto mucho menos cine, he seguido manteniendo esta página con mucha ilusión. Además, este 2012 ha habido un par de nuevas ideas que han complementado a este blog de la mejor manera posible. La primera de ellas, mi colaboración semanal en la web Frikarte. A raíz de mis comentarios sobre la pasada ceremonia de los Oscars me propusieron escribir un artículo semanal para esta web, y yo encantada. Decidí escribir esos artículos en forma de carta a las caras más conocidas del cine. Aquí tenéis la lista de todas esas cartas.

Por otro lado, aprovechando todo el tiempo que paso recorriendo las calles de Nueva York, quise compartir con vosotros las ubicaciones reales que sirvieron como escenario a famosas películas y series que todos recordamos. Así nacieron los ojetescenarios de cine, que seguirán actualizándose a lo largo del próximo año.

Pero pasemos a lo importante, que es elegir lo mejor del 2012. Nunca se me ha ocurrido llevar la cuenta de las series que he visto, así que no puedo deciros un número exacto, pero lo que sí puedo deciros es cuáles han sido, para mí, las mejores. Todavía no ha habido una serie que haya podido arrebatarle a The Office el título de mi serie favorita de siempre, pero este 2012 he flipado con series como American Horror Story, cuya segunda temporada, que aún no he terminado de ver, me está pareciendo lo mejor de lo mejor, o Girls, la mejor nueva serie del 2012 según mi opinión. De entre las series que he visto este año pero no son actuales quiero destacar Freaks and Geeks, una joyita de finales de los años 90 que os recomiendo. También este año he visto por primera vez, aunque la serie está a punto de estrenar ya su cuarta temporada, Community, y aunque no supera a The Office creo que también es una gran comedia. 

En el tema de las películas sí que estoy más organizada. Durante este 2012 he visto un total de noventa, cifra bastante baja en comparación con las de los últimos años (en el 2011 vi ciento siete, por ejemplo). Por supuesto, no he visto tantas como hubiera querido. Mi lista de películas que quiero ver ha seguido creciendo este año y, sobre todo, ha habido un montón de estrenos que he dejado pasar y que espero, algún día, poder ver.

No obstante, ochenta y nueve películas es un buen número para poder hacer una selección, primero, de lo mejor del 2012 y segundo, de películas que son más antiguas pero que yo he visto por primera vez este 2012. Esta es mi selección de las mejores películas estrenadas en 2012:
  • Django Desencadenado (Quentin Tarantino)
  • Frankenweenie (Tim Burton)
  • El caballero oscuro (Christopher Nolan)
  • Grupo 7 (Alberto Rodríguez)
  • Carmina o Revienta (Paco León)
Y esta es mi selección de las mejores películas que he visto por primera vez en el 2012:
  • Amadeus (Milos Forman)
  • Una historia casi divertida (Anna Boden, Ryan Fleck)
  • Lo que el viento se llevó (Victor Fleming, George Cukor, Sam Wood)
  • Tenemos que hablar de Kevin (Lynne Ramsay)
  • Miss Tacuarembó (Martín Sastre)
Este ha sido mi 2012 en cuanto a cine y series. Mi propósito para el 2013 es aprovechar para ver más movies en Estados Unidos, que mi inglés ya va siendo mucho mejor y quizás este sea el último año de mi vida que pueda tener la oportunidad de ver películas en un cine americano.

27 dic. 2012

Showgirls

Cuando Showgirls llegó a los cines debió de ser todo un impacto, porque yo todavía me acuerdo de ver el cartel en el cine de al lado de mi casa y también de mi madre diciéndome que esa película no era para niños. ¿Que por qué me tenía que decir mi madre eso? Porque yo quería ir a verla, ni más ni menos que porque trabajaba la actriz de una de mis series favoritas en aquel momento: Salvados por la campana.

Afortunadamente mi madre ganó esa batalla y no fui al cine a verla, y digo afortunadamente porque años después me enteraría de que era una mierda de película. Hasta ahí todo normal. Lo anormal llega cuando de un tiempo a esta parte muchas personas, la mayoría de ellas grandes cinéfilos, me hablan de ella como la joya de los noventa.

Claro, a una le picó la curiosidad, y al final decidí traerme esta película a Estados Unidos en mi carpeta de "películas para bajonas", donde guardo una pequeña selección de películas que podría ver un día que me entrara la pena por no estar en mi casa. Su cometido lo cumplió: el día que decidí por fin ver esta película se me fueron todas las penas, porque comenzaba el espectáculo.

Eso es Showgirls. Ni más, ni menos: un espectáculo. Y un espectáculo de Las Vegas, además, que eso no es cualquier cosa. Un espectáculo de música, luz, brilli brilli, tetas y pezones y mucha mala hostia. Mala hostia de la protagonista, de prácticamente todo el reparto de la película y de los que, seguramente también, la hicieron posible.


En esta película asistimos a una de las aventuras de Nomi Malone, la protagonista a la que interpreta la chica que salía en Salvados por la Camapana, que parece que huye de su anterior vida para hacer su sueño realidad, que es bailar en un gran espectáculo de Las Vegas. La chica tiene que empezar por lo más bajo, por supuesto, pero según nos vamos acostumbrando a ver su coño en pantalla ella va escalando la montaña del éxito, no sin varios tropiezos.

Después de ver la película no me puedo posicionar ni con los que defienden ni con los que la critican a muerte. Solo puedo quedarme en un punto medio, porque, por un lado, pienso que la peli es mala de cojones, a todos los niveles, pero por otro, soy capaz de entrever ese diamante en bruto que algunos creen que es Showgirls en algunos momentos de la película.

Lo que sí esta claro es que esta película tiene muchísima peor fama de lo que se merece. Sin duda alguna hay montones de películas peores. Tampoco quiero recomendárosla porque creo que esta es una película bastante especial. Simplemente os digo que, si un día, de casualidad, Showgirls se cruza en vuestras vidas, dadle una oportunidad. Yo le doy un ojete de monico, y además os cuento que la protagonista me dejó con el ojete tan torcido que tuve que dedicarle una de mis cartas en Frikarte.

26 dic. 2012

Django Unchained

LO PUTO MEJOR, SEÑORA


Como a vosotros todavía os queda un mes para poder verla, no voy a contar absolutamente nada sobre la peli. Mi crítica se publicará cuando la película ya se haya estrenado en España. Solo quiero deciros que entré en la sala de cine con mucha curiosidad porque pensaba que sería imposible que Tarantino pudiera hacer algo asombrosamente bueno otra vez, y, queridos lectores, lo ha hecho.

Django Unchained es un peliculón. Recopetín de película para ella. Lo mejor del 2012. Así, en un momento.

21 dic. 2012

Solo en casa 2: Perdido en Nueva York

Es Navidad y estoy en Nueva York. Así que una película como esta no podía pasarme desapercibida. Aunque de pequeña la había visto unas cuantas veces, hacía ya unos diez años, quizás, que no veía esta película, y me pareció este un buen momento para volver a verla.

Solo en casa 2 es la secuela de la exitosa comedia familiar Solo en Casa, película que contaba las aventuras que un niño tenía que vivir al haber sido olvidado por su familia durante las vacaciones de Navidad. En esta segunda parte la premisa es bastante parecida: llegan las vacaciones de Navidad, la familia se va a Florida, pero el pequeño Kevin se confunde de avión y aparece él solo en Nueva York.

Tanto Kevin como yo sabemos que estar solos en Nueva York es algo que mola bastante, así que el muchacho se las arregla para pasar unas vacaciones de lujo, aunque, tarde o temprano, como ya pasaba en la primera parte, terminará echando de menos a su familia, no sin antes tener que volvérselas a ver con los ladronzuelos que ya le dieron algún susto en la primera parte, y que ahora tendrán que volver a enfrentarse al ingenioso Kevin por segunda vez.


La película no tiene mucho más: puro entretenimiento con trasfondo de Navidad para aprovechar y meter algún momento ñoño y recordarnos a todos lo bonito que es tener familia y personas que te deseen felices fiestas. Es más de lo mismo, así que al que le haya gustado la primera parte probablemente esta tampoco le disgustará, pero no es que ninguna de las dos sean peliculones.

Tampoco se puede decir que sea una mala película, simplemente cumple con su cometido. El reparto, que se repite nuevamente, está muy pero que muy bien escogido, tanto los padres, como los ladrones como el pequeño Macaulay Culkin tienen su gracia, aunque en el casting de esta nueva entrega destaca el personal del hotel Plaza ni más ni menos, donde se aloja Kevin en su estancia en Nueva York, cuyo recepcionista es mi querido Tim Curry.

Han pasado ya muchos años desde que se estrenó esta película y Macaulay se ha metido mucha droga desde entonces, pero es cierto que la película sigue siendo válida y divertida veinte años después, así que ese mérito no se lo vamos a quitar. No obstante, no pasa del ojete de monico.

17 dic. 2012

El robobo de la jojoya

Hay películas cuyo título basta para describir las emociones que pueden despertarse al verlas, y esta es una de ellas. Poco se puede decir de una película de principios de los noventa cuyos protagonistas son el famoso dúo cómico Martes y 13. Que conste que me animé a verla porque soy ultrafan de estos dos personajillos, pero claro, a la película le han pasado ya muchos años por encima.


Es mala, mala, mala. Pero te ríes. Y yo creo que eso es lo que cuenta. Así que ojete de dromedario.

13 dic. 2012

Poli de Guardería

Hoy vamos a hablar de uno de los grandes clásicos del cine americano, del cine americano de Antena 3, concretamente: Poli de Guardería. No había vuelto a ver esta película desde hacía bastantes años, por aquello de que esta es una de esas películas que te podría entretener cuando hacías zapping en la televisión y de repente te la encontrabas, pero ya hace muchos años que yo dejé de hacer zapping y nunca me había salido del cuerpo volver a verla. Lo bueno de vivir en una casa con cuatro niños es que estoy empezando a ver películas de este tipo otra vez, y a veces me tengo que tragar mierdas como Alvin y las ardillas 3, pero otras veces los niños eligen películas como esta, y pasamos un buen rato juntos.

Mis niños aman esta película por una sola cosa, que casualmente es la misma cosa que a mí me hacía muchísima gracia cuando era pequeña y veía esta película: hay un niño que dice pene y vagina. No obstante esta no es una película tan de niños como parece, o como nos la han querido vender. 


Por si hay alguna persona en este mundo que todavía no sabe qué coño es Poli de Guardería (mal por vosotros) os diré que el título no deja mucho a la imaginación. El protagonista de esta peli, Arnold Chuacheneger ni más ni menos, es un policía superduro que está persiguiendo un lío gordo de drogas y es enviado de incógnito a una guardería para estar cerca de la exmujer del señor que mueve toda la mafia de la droga que quieren frenar. En la guardería tendrá que enfrentarse a una clase de niños, cada uno peculiar a su manera, y ganarse su cariño y respeto para poder seguir cumpliendo su verdadero propósito de seguirle la pista a la exmujer del señor malo.

Hoy en día, siempre según mi opinión, esta comedia se ha comido en una de esas que nunca pasa de moda, que no han perdido ni su gracia ni su esencia con el paso de los años, y que encima cuenta con Arnold Chuachenager, que para mí es un actorazo. No hay película mala de este señor.

Esta comedia abrió una nueva etapa para el cine, mezclando la acción y el tipo duro con escenas entrañables e historia de amor, para poder dar así entretenimiento a toda la familia. Y como toda película hecha para las masas es altamente predecible y con final feliz, pero eso no quiere decir que no se pueda disfrutar del recorrido. 

Chuacheneger consigue ablandarnos los corazones mostrando su lado más tierno, pero sin dejar de ser quien es, y solo por eso merece la pena esta película. Le doy un ojete de monico porque no puedo deciros sin ir contra la verdad que esta sea una película buenísima, aunque sin duda alguna es una película que merece la pena ver. 

11 dic. 2012

Ojetescenarios de cine: la biblioteca pública de Nueva York

Lo que le gusta a un americano ver cómo destruyen su país en el cine. Son cientos y cientos las películas en las que el fin del mundo azota a Estados Unidos, pero hoy vamos a hablar solo de una. En la película El día de mañana el cambio climático se produce así, de un día para otro, y pilla a todos los estadounidenses en bragas. Afortunadamente algunos de ellos tienen la suerte de poder refugiarse en uno de los edificios más famosos de Nueva York, la biblioteca pública.


Esta es una de las bibliotecas más importantes del mundo, y también una de las más impresionantes. Sin duda alguna merece la pena hacerle una visita, que además, es gratis. La Biblioteca se encuentra en la quinta avenida, entre la calle 40 y la 42.

Aunque en El día de mañana este edificio cobra un protagonismo especial, ya que gran parte de la acción se sitúa dentro de él, esta biblioteca ha salido en otras muchas películas rodadas en Manhattan, como en Los Cazafantasmas.


Aquí podéis ver cómo quedó la biblioteca según El Día de Mañana después del cambio climático. En la actualidad algunas de sus salas de lectura y estudio pueden ser también visitadas por los turistas, y la verdad es que son alucinantes. Sería una pena que una catástrofe, en la vida real, dejase así tan magnífica biblioteca.

7 dic. 2012

Una historia de violencia

Si algo he ido aprendiendo con los años es que David Cronenberg no es uno de mis directores favoritos pero oye, una película suya, de vez en cuando, no viene mal. Sus gustos y los míos no encajan como un guante, pero tengo que reconocer que su cine es (al menos el que yo he visto, que aún no he completado su filmografía), cuanto menos, interesante. Interesante porque tiene su propio estilo, porque este director es uno de esos autores que sabe perfectamente lo que quiere plasmar en imágenes, y porque además sus pelis siempre suelen tener siempre un puntito muy loco.

Lo mejor que tiene Una historia de violencia es que es una historia muy pequeña, sobre gente sin importancia en un lugar remoto del mundo que ni sabemos donde está, pero que va creciendo, y creciendo, y creciendo hasta convertirse en lo que su título predica: una gran historia y además con bastante violencia. No os creáis que se han cortado un pelo en mostrar las cosas de una manera lo más naturalista posible.


Por lo tanto que quede claro que reconozco el mérito de la película, pero no considero que sea un peliculón. Aunque su ritmo se va acelerando según avanza la película y no te deja escapar de ella (y además es cortita), mi impresión es que la historia es demasiado fría y no deja lugar a que el espectador se involucre y le llegue de verdad. El espectador no puede más que abrir los ojos e ir flipando con todo lo que se va sucediendo sin tener tiempo a reaccionar. La historia empieza, se desarrolla, y termina, y aunque tiene una gran trama (aunque eso, digo yo, será mérito del cómic en el que se basa) yo me he quedado tal y como estaba antes de verla. Y me parece raro que una película como esta me pueda dejar a mí indiferente, pero así ha sido.

Si algo me llevó a querer ver esta película es que me la vendían como una reflexión sobre la violencia a un nivel muy cotidiano. Pero yo no he visto reflexión por ningún lado. La historia se cuenta y se acabó, si quieres ya reflexionas tú en tu casa, y tampoco es que sea tan impactante como para dejarte una semana pensando sobre lo que has visto. Las comparaciones son odiosas, lo sé, pero cuando yo oigo las palabras "película, reflexión y volionecia" y en una sola frase enseguida mi mente vuela hacia Funny Games, y claro, luego me llevo disgustazo.

A mi modo de ver, Una historia de violencia se deja ver sin ningún problema, hace que se te pase el rato volando, y a otra cosa mariposa. Me ha parecido mucho más superficial de cómo la vendían pero tampoco puedo decir que me haya disgustado, así que la vamos a dejar en esa delgada línea que separa las buenas películas de las malas y darle un ojete de monico.

3 dic. 2012

Ojetescenarios de serie: adivina adivinanza

Este restaurante neoyorkino, situado en la esquina de Broadway con la 112, se hizo muy famoso gracias a una serie de televisión estadounidense. ¿Sabríais decirme qué serie lo lanzó a la fama?


1 dic. 2012

Lincoln

Steven Spielberg lo petó, y eso es así. Sus películas te podían gustar más o menos, pero había que reconocer que el tío sabía lo que se hacía. Los años ochenta y primeros noventa fueron suyos, y no había otro que nos supiera entretener en la gran pantalla como él. Yo soy de la opinión de que con La Lista de Schindler tocó techo y desde entonces ha ido cayendo poco a poco, pero de vez en cuando parece que se va a recuperar y lo va a volver a petar porque todavía de vez en cuando pone su firma en algún título que sorprende.

Lincoln es, sin duda, una de esas películas que se salen del típico cine comercial al que este director nos tiene acostumbrados. Está claro que es una película para llegar a las masas, como todas las de este director, y que la forma que se ha elegido para contar esta historia se inclina hacia el "convirtamos en un gran héroe a este señor", pero no por eso es una mala película, más bien todo lo contrario.

Tengo que ser sincera: no estoy muy puesta en historia americana. Culpemos a la calidad de la educación de mi país, que ahora está muy de moda, pero lo cierto es que ahora mismo solo podría decir cuatro cosas de la historia de Estados Unidos, y prácticamente ninguna sobre su sistema político. Mi situación no era la idónea para acercarme a esta película, pero aún así, me llamaba mucho la atención.


Y no me defraudó. Aunque ha sido una película que me ha costado entender, primero porque la vi en el cine, en versión original y sin subtítulos (por si alguno no se ha enterado, vivo en EEUU desde octubre) y segundo porque me encontraba algo perdida nadando en la historia de este país, aún así la película consiguió enamorarme y contagiarme de su espíritu, mérito que no le voy a quitar.

No soy capaz de encontrarle una sola pega a Lincoln. La dirección es magnífica, el apartado técnico es perfecto, y no hablemos de los actores. El cásting al completo y sus caracterizaciones son alucinantes. De entre todo el reparto destaca por supuesto Daniel Day-Lewis, quien da vida al famoso presidente americano y que consigue transmitir una paz y un buen rollo riquísimos. Supongo que el Lincoln de verdad solo se parecería al Lincoln de esta película físicamente, pero el Lincoln de Daniel Day-Lewis sin duda alguna era el típico señor al que te encantaría conocer  e intercambiar unas palabras, pues parece el señor más sabio del planeta, tipo filósofo griego.

Completan el reparto una increíble Sally Field en el papel de la señora Lincoln, y, mi favorito entre todos, Tommy Lee Jones, que da vida a Thaddeus Stevens y que se come la película. Para las neo-fans de Joseph Gordon-Levitt, el chico de moda, decir también que el muchacho sale poco, pero está guapísimo.

La película consigue su propósito, que es emocionar y transmitir al espectador la idea de que Lincoln era un gran hombre (no solo porque era altísimo) y que la política estadounidense era un poco como la egipcia, en cuanto a que los que se encargaban de ella deben estar reconocidos hoy en día como dioses. No me voy a meter en si históricamente es veraz o no, porque eso es otro tema. Solo me quedo con lo cinematográfico, y cinematográficamente es una gran película, que huele a Oscar que tira para atrás. Así que copón de película para ella.

25 nov. 2012

Ojetescenarios de cine: Hotel Chelsea

El Hotel Chelsea es uno de los rincones más especiales de la ciudad de Nueva York. Está situado en la 23, entre la séptima y la octava avenida. Ya solo el edificio, visto desde fuera, es espectacular, pero el hotel se vuelve increíble cuando conoces las historias que ocurrieron al otro lado de su fachada.

El edificio fue construido a finales del siglo XIX, aunque no abrió como hotel hasta 1905. Si por algo es realmente conocido este hotel es por la cantidad de huéspedes famosos que ha tenido, muchos de ellos de larga temporada. Así entra en contacto directo con el cine, ya que han sido varios los actores y directores que han vivido algunas etapas de sus vidas entre sus paredes. Arthur C. Clarke se alojaba en este hotel mientras escribía el guión de 2001: odisea en el espacio, y Stanley Kubrick, director de la película, también vivió aquí. Otros huéspedes famosos han sido Uma Thurman, Milos Forman o Jane Fonda.


Era tan grande la influencia de este hotel en los artistas que muchos trasladaron las historias del Chelsea a sus medios de expresión artística. Andy Warhol rodó allí su película Chelsea Girls, y este hotel ha aparecido en otras muchas películas como Sid y Nancy, película que narra los últimos días de la novia del líder de la banda Sex Pistols, que apareció asesinada en el hotel, o Chelsea Walls, película dirigida por Ethan Hawke, mítico huésped del hotel, que narra la vida de varios artistas en busca de inspiración.

Otra de las atracciones que ofrece este hotel, u ofrecía, pues ahora mismo está cerrado, es la de ver fantasmas. Muy poca gente sabe realmente lo que ha ocurrido realmente dentro de este hotel, donde ha llegado a haber muertes, asesinatos y ataques de locura entre sus inquilinos. Y si a eso le sumas que algunas personas aseguran haber visto fantasmas, entre ellos el de Dylan Thomas, escritor galés, paseándose por el lugar, la magia de este pequeño rincón de Manhattan no ha podido parar de crecer.

23 nov. 2012

Señales

Escribo esta crítica no muy convencida porque, aunque ha pasado ya una semana desde que vi esta película, todavía no he sido capaz de formarme una opinión sobre ella. La primera vez que vi Señales fue cuando se estrenó en los cines, y la verdad es que salí bastante contenta pensando que había visto una película buena, pero esta segunda vez no he sabido qué pensar. Me encuentro con varios argumentos a favor de la película y varios en contra, sin poder colocarme en un bando u otro estando del todo convencida.

Señales es una película de M. Night Shyamalan, director conocido sobre todo por El Sexto Sentido. Este hombre cosechó un éxito terrible con la peli del niño que en ocasiones y solo en ocasiones veía muertos, y la verdad es que nos dejó a todos con unas expectativas altísimas que se tambalearon un poco con su siguiente película, El Protegido, y que volvieron a ser cuestionadas con la película de la que vamos a hablar hoy.

Si algo tengo claro es que Señales no es El Sexto Sentido y que esta última película, en mi opinión, es la mejor del director. Señales cuenta la historia de una pequeña familia estadounidense que vive en un rancho, alejados todos un poco de lo que sería el mundo real, y que va a vivir una invasión alienígena, y el espectador con ellos, pero no esperéis una invasión por todo lo alto con unas naves increíbles y la Casa Blanca volando por los aires, esta historia es mucho más cercana y más realista. Además de mucho más lenta y por momentos gilipollesca.


La llegada de los extraterrestres casi se convierte aquí en un mero pretexto para contarnos la particular historia del protagonista de esta película, Graham, un hombre que había sido pastor protestante pero que perdió la fe el día que su mujer murió en un accidente. Este hombre ha intentando sacar adelante a su familia, compuesta por sus dos hijos y su hermano, pero ahora se va a enfrentar a una situación que le va a superar y que cambiará su vida para siempre.

Ni siquiera soy capaz de decidir si la película está bien contada o no, si lo que se cuenta es interesante o no, si me importa o no, si me hace gracia o no, y digo esto último porque, aunque Señales no tiene ni un ápice de comedia, tiene ciertos momentos que se le escapa a una la risita. A veces parece una auténtica película de serie B hecha para ser comentada por Elvira y echarse unas risas, pero, por otra parte, consigue ponerte los pelos de punta. Y creo que esto último gana a todo lo malo que pueda tener esta cinta, pues, si una película consigue causarte ciertas sensaciones, seas cuales sean, entonces la película merece la pena.

Y es que aunque los extraterrestres no están muy currados y en ningún momento vemos imágenes demasiado impactantes, la narrativa de la película y la música ayudan a sembrar una atmósfera que nos asfixia y que nos hace compartir el terror que la familia está viviendo.

Por lo tanto, si la película me ha enganchado y me ha asustado, no puedo decir que sea una mala película, pero por otro lado, la película no me acaba a mí de convencer, porque, entre lo raritos que son los cuatro protagonistas y ese final tan japiflagüer... a una le hace pensar que está viendo una basura de película. Así que he decidido dejarla en terreno de nadie, entre lo bueno y lo malo, acercándose más al ojete de monico, pero tampoco del todo segura.

19 nov. 2012

Ojetescenario de cine: El edificio Chrysler

Todavía no he cumplido ni dos meses aquí pero ya tengo un edificio favorito: el Chrysler. Aunque no es posible verlo desde cualquier punto de Nueva York, al contrario que le ocurre al Empire State, cuando el Crhysler se asoma entre tanta jungla de cristal siempre llama la atención por su particular belleza.


318 metros de altura de edificio ni más ni menos, que fueron construidos durante de la década de los años 20 del pasado siglo. El estilo arquitectónico del edificio sigue la moda de la época, el art deco, movimiento artístico que a mí tanto me gusta y que tal vez tenga mucho que ver en mi elección de este edificio como el más bonito de la ciudad. Recibe su nombre de la corporación que mandó construirlo, los mismos que fabrican los coches Chrysler.

Podéis encontrarlo en Lexington av. con la 42, pero, al ser tan alto, es mucho mejor verlo un poco de lejos para poder apreciarlo en todo su esplendor. Lo mejor del rascacielos es la parte de arriba, la estructura que remata el edificio y su larga antena, que ayudó a nombrar al edificio como el más alto de la ciudad de Nueva York hasta que se construyó el Empire State. También son muy llamativas las cabezas de águila de las cornisas del piso 61.


No hay superproducción americana asentada en Nueva York en la que no se deje ver este edificio. En el cine hemos podido ver varias veces cómo era destruido, como en la película Armageddon, y también hemos podido verlo como escenario de innumerables películas rodadas en exteriores de Nueva York, como en la película de Los 4 Fantásticos y Silver Surfer o en la archiconocida King Kong de 1933.

15 nov. 2012

La familia Addams


La familia Addams es más que una película para mí. Es un estilo de vida. No recuerdo la primera vez que vi esta película pero sí recuerdo que la he visto un montón de veces, y la he disfrutado siendo una niña y siendo ya toda una mujer, porque los años pasan por mí pero no por esta película que, más de veinte años después de su estreno, sigue siendo una siniestra comedia llena de un humor que nunca pasará de moda.

Como la mayoría del mundo sabe, esta película está inspirada en los personajes que creó Charles Samuel Addams, quien por cierto nació y se crió a escasos kilómetros de donde yo estoy viviendo ahora mismo. Esta familia nació con forma de comic alrededor de los años treinta del pasado siglo, y desde entonces nunca ha dejado de estar presente en la cultura americana, primero en forma de serie de televisión y más tarde en los cines. Esta película de la que yo vengo a hablaros es la primera de una extraña saga cinematográfica que comenzó muy bien y terminó muy mal. 

En esta película el tema principal es la vuelta de Fétido, el hermano mayor de Gómez Addams, que desapareció hace un porrón de años y que de repente y sin que nadie lo esperara "ha vuelto a su hogar". Esto es lo que creen los Addams, porque en realidad el tal Fétido es un señor disfrazado al que su madre le ha comido la cabeza para sacarle los dineros a los Addams, que son gente muy rara pero muy adinerada también. 


Dejando a un lado hablar sobre la originalidad de los personajes y lo bien creados que están, puesto que esto no es obra de esta película, me gustaría empezar hablando de la interpretación de los actores, que en esto la peli sí que se lleva su mérito, puesto que para lanzar a los Addams al cine se renovó nuevamente el reparto. En mi opinión, estos son los mejores actores que han dado vida a los Addams, y para mí estos siempre serán los verdaderos Addams.

Raul Julia está irresistible como Gómez, Anjelica Huston, increíble como Morticia, Christopher Lloyd hace aquí, en mi opinión, uno de los mejores papeles de su carrera, pero la mejor de todos es la escalofriante Christina Ricci, que siendo tan joven ya consigue demostrar que es una gran actriz, interpretando a Miércoles. 

Mentiría si no os digo que yo siempre soñé con tener una familia así, porque por muy raros que sean por fuera (aunque raros en plan superguay, no podéis negármelo) en el fondo son una familia muy unida, que se quiere y que se apoya, cosa que consigue que algunos de los que al principio rechazaban esta familia acaben enganchados a ella. 

Creo sinceramente que esta es una de las comedias para toda la familia mejores del cine, y por eso le doy un copón de película y de los altos. No sé ni cuántas veces la habré visto, pero todavía no me ha cansado y todavía consigue sorprenderme y hacerme reír. Por otro lado, aunque esta película ya ocupaba un lugar especial en mi corazoncito de cinéfila, ahora ocupa uno un poco más grande porque esta película ha tenido el honor de convertirse en la primera película que me he comprado en Estados Unidos.

12 nov. 2012

¿Qué opináis de Woody Allen?

Woody Allen, uno de los más famosos directores de cine, y uno de los más productivos también, llega a OjeteFilms para ser juzgado. ¿Por qué? Pues básicamente porque quiero conocer vuestra opinión. Desde mi punto de vista Woody Allen es un hombre muy creativo y está claro que tiene un gran sentido del humor, pero a mí no me acaba de convencer. Reconozco su talento pero nunca podré decir que está entre mis favoritos, y aunque muchas de sus películas me han divertido, ninguna ha conseguido llegarme al alma.


Por eso, durante esta semana encontraréis en la columna de la derecha una encuesta con la siguiente pregunta: ¿Qué opináis de Woody Allen? ¡Animaos a participar, y si ninguna de las respuestas posibles encaja con vosotros, para eso están los comentarios!

9 nov. 2012

Annie Hall

No había visto una sola película de Woody Allen hasta que tuve veinte años. Había oído hablar mucho de él, pero por unas circunstancias o por otras, nuestros caminos no se habían cruzado, hasta que se estrenó Match Point y el chico que me gustaba me dijo que quería verla. Ya sabéis como son estas cosas.
Aunque al final fuimos cinco personas al cine, o sea, que en ningún momento hubo una cita, quedé bastante satisfecha con la película que acababa de ver, y creí que Woody Allen a lo mejor merecía la pena. Poco después vi un par de películas suyas más, y me di cuenta de algo: las películas de Woody Allen me gustan, me entretienen, pero ninguna me ha llegado a encantar o a parecer excepcional, aunque algunas partes de algunas películas me parecen bastante geniales.

A día de hoy he visto prácticamente la mitad de la filmografía. Sin orden, de forma salteada, y por fin, ha tenido que ser el día que estoy en Long Island, en una casa de superjudíos, cuando me he decidido a ver Annie Hall, una de las joyas de este director.

¿Me ha gustado Annie Hall? Pues si me habéis leído un poco más arriba, sigo en mis trece de que las películas de Allen me gustan pero no me encantan. Algunos se llevarán las manos a la cabeza, sobre todo porque esta película está considerada una de las mejores del paranoico cineasta, pero yo tengo que ser sincera conmigo misma: me gustaría que me gustase Woody Allen para poder disfrutar de sus películas como muchos lo hacen, pero no me gusta.  A veces me he llegado a plantear incluso que no entiendo sus películas, pero en el fondo tampoco son tan complicadas ni yo tan tonta, así que simplemente pienso que Allen y yo no encajamos.


Annie Hall es una película sobre una historia de amor entre el típico personaje que Woody Allen suele interpretar y una preciosa joven neoyorkina que está intentando encontrarse a sí misma, y ya de paso, encontrar su lugar en el mundo. Ambos se conocen jugando al tenis y Annie se siente enseguida atraída (no sé cómo, la verdad) por Alvy y así inician juntos una historia de amor que marcará a Alvy para siempre.

No puedo decir nada en contra de la película, pero tampoco nada a favor, a excepción del monólogo del principio y el monólogo del final, que creo que son la parte genial de esta película. Me ha gustado pero no me ha parecido nada de encogérsete el ojete, aunque por otro lado me quedo igual que estaba después de haberla visto, además de un poco decepcionada porque me esperaba algo más de una película tan famosa. Como sigo siendo sincera, le tengo que dar un justísimo copón de película, y a seguir intentándolo con las películas de este director, a ver si por fin encuentro alguna que encaje conmigo.

7 nov. 2012

Carrie Bradshaw estuvo aquí

Siempre recordaré con cariño la serie de Sexo en Nueva York porque es la que me convirtió en una seriéfila. Sexo en Nueva York fue la primera serie que yo me vi desde el primer capítulo hasta el último y siguiendo un orden (y descargándomela de internet, jijiji). Hasta entonces solo veía capítulos sueltos de algunas series que me coincidían cuando encendía la televisión, series que solían ser españolas y que, además, solían no gustarme. Sexo en Nueva York fue el principio de un largo camino a través de las maravillosas series americanas que no me canso de ver.

No obstante, a fecha de hoy, aunque en su momento disfruté mucho la serie, tengo que decir que de ninguna manera esta podría incluirse entre mis series favoritas. Ahora la veo y me parece una serie bastante tonta y bastante superficial, pero oye, entiendo que haya gente a la que le encante porque a mí, en su momento, me gustó bastante. 

Sea como fuere, la cosa es que me hacía ilusión visitar la famosa casa de Carrie, protagonista de la serie, y recorrer el barrio en el que ella tan feliz vivía. No me extraña que viviera tan feliz porque el barrio donde se encuentra en la realidad esta casa es una pasada, es una de mis zonas favoritas de Nueva York. (Por cierto, es el mismo barrio en el que podemos encontrarnos con el edificio de Friends).

En el número 63 de Perry Street una cadena impide el acceso al portal del edificio de apartamentos donde Carrie vivía, con un cartel que pide a los fans de la serie que respeten la propiedad pues allí vive gente que no quiere ser molestada. En el mismo cartel podemos leer que, en una especie de urna colocada a la izquierda, podemos dejar donaciones para una asociación relacionada con los animales.


Siguiendo la misma Perry Street hasta el final y luego girando a la derecha nos encontramos con otro de los lugares recurrentes de Carrie en la serie: Magnolia Bakery. Normal que Carrie fuera tantas veces a esta pastelería porque sus cupcakes son IMPRESIONANTES. Gracias a la serie esta pastelería se ha hecho muy famosa y siempre suele haber colas de fans en la puerta que también quieren probar los apetecibles pastelitos que Carrie se metía pa ese cuerpazo que tiene. Merece la pena hacer este pequeño paseo por los escenarios de Sexo en Nueva York solo por probar uno de los deliciosos cupcakes.


6 nov. 2012

Elvira, reina de las tinieblas


No sé por qué me da que cuando era pequeña debí de ver algún fragmento de esta película porque el personaje de Elvira siempre me ha sido familiar, aunque no ha sido hasta hace unos días que por fin he visto la película, y aunque no tenía ni idea de sobre qué iba realmente, sabía que el personaje de Elvira era una mezcla de humor, sexualidad y homenaje al cine de terror.

Aprovechando que Halloween se acercaba (aunque finalmente no pude disfrutarlo tal y como dicha fiesta se merece, para más información consulten ustedes mi blog personal) decidí dedicar una parte del anterior domingo al terror ochentero, y aunque me apetecía algo más tipo la saga Halloween al final terminé por elegir a Elvira como compañía.

Elvira, reina de las tinieblas, es una película que gira en torno a la figura de Elvira, la protagonista, un personaje bastante peculiar cuyo sueño es triunfar en Las Vegas. Por ahora solo trabaja presentando un programa de películas malas de terror, pero cuando se entera de que es la heredera de una tía algo lejana se imagina a sí misma con un montón de pelas montando su propio show en Las Vegas y haciendo todos sus sueños realidad.


Al final la herencia no es para tanto, aunque tampoco está tan mal: una casa en el típico y puritano pueblo americano.  Elvira se desplaza hasta allí, y por supuesto sus curvas, su escote y su malas maneras al hablar llamarán la atención de todos los vecinos, quienes, por cierto, no quieren tenerla en el pueblo ni un minuto más.

Os voy a ser sincera: la película es bastante mala. Pero a veces pasa que a los que nos va el cine de terror, nos ponen una peli mala que tiene que ver con este género y la disfrutamos, y eso es exactamente lo que me ha pasado a mí. Reconozco que es una peli bastante cutre con unos diálogos muy pasados de moda para la década en la que ya vivimos, pero también reconozco que el personaje de Elvira tiene mucho encanto y es muy divertido.

Así que he decido colocarla en ese limbo en el que viven las películas que, bajo mi punto de vista, están ahí entre las buenas y las malas, aunque se acercan un poco más a las malas, y por eso le doy un ojete de monico. Y por cierto, no os recomiendo para nada esta película a no ser que seáis un poco freaks como es aquí una servidora o disfrutéis riéndoos de las viejas películas de comedia-terror.

24 oct. 2012

Las aventuras de Priscilla, reina del desierto

Ya hacía mucho tiempo que sabía de esta película y que quería verla, pero a mí a veces me pasa que hay películas que se van quedando en mi carpeta olvidadas y van pasando los años por ellas y nunca me apetece verlas, hasta que de repente, un día, parece que es por fin el día de esa película y por fin la veo. No exagero si digo que tengo esta película desde hace unos dos años, pero ha tenido que ser ahora cuando por fin me haya animado a verla.

Priscilla es una de las películas más famosas de principios de los años noventa. Para los que en aquel momento éramos unos niños, la película no es demasiado conocida, pero seguro que los que en aquellos años eran unos jovenzuelos ahora la recuerdan.

La gran baza de esta película, creo yo, es su estupenda banda sonora. Quizás esa fue una de las claves de su éxito, y es que no hay momento musical en la película que no esté acompañado de un buen temazo. No os equivoquéis con estas palabras, esta película no pertenece al género musical, aunque sí tiene algunos números musicales, ya que la película va sobre tres artistas que se lanzan a un viaje a través del desierto australiano y que se dedican a ser lo que en España se suele denominar transformismo, es decir, son hombres que se visten de mujer para hacer un espectáculo, a excepción de una de ellas que es ya transexual entera.


La cosa es que los tres se lanzan a la aventura motivados por uno de ellos, el protagonista, que quiere cruzar el desierto para llegar hasta el hotel en el que trabaja su mujer para enseñar allí su show. Los otros dos se unen al viaje y se encargan de comprar y adecentar a Priscilla, la caravana que les llevará al corazón de Australia a través de preciosos paisajes y múltiples aventuras.

Mira que yo soy generalmente reacia a las road movies y otro tipo de películas de aventuras, pero esta comedia agridulce ha conseguido tocar mi corazoncito a la vez que ha sabido entretenerme y tenerme constantemente pendiente del viaje de estos peculiares personajes. Además, aprovechaba para reírme de la pinta de los actores protagonistas, hoy en día mucho más famosos por sus trabajos en Matrix o El señor de los Anillos del protagonista o Memento y Prometheus, películas por las que es más conocido uno de los coprotagonistas.

Ahora que ya la he visto, doblada al español, creo que habría sido muy interesante haberla visto en versión original, porque los diálogos estarán bien traducidos pero para mi gusto suenan demasiado maricas. Hubiera estado bien ver la interpretación completa de los actores, que están, todos, genial en sus roles. Por eso os recomiendo que si os pica la curiosidad y queréis verla, lo hagáis en VOS. Yo le doy un copón de película, y sobre todo, me alegro de haberla visto por fin.

22 oct. 2012

La mejor película de Tim Burton

Hace una semana, y después de reconciliarme con Tim Burton gracias a su nueva película, os proponía la siguiente pregunta: ¿Cuál es para ti la mejor película de Tim Burton? Y me alegro un montón de que los lectores de este blog tengáis el mismo gusto que yo en este sentido, y es que mi película favorita en general, no solo de Tim Burton, es Big Fish, película que también ha sido elegida como la mejor de este director rarito.


Por detrás de ella, Eduardo Manostijeras y Bitelchús han sido la segunda y tercera película más votada. Soprende, por ejemplo, que el mayor número de votos se reparta entre las películas anteriores a Big Fish. Sin duda alguna podemos diferenciar dos etapas en la trayectoria de este director, y somos muchos los que preferimos sus películas más antiguas.

21 oct. 2012

Ojetescenarios de cine (de serie): El edificio de Friends

Supongo que a estas alturas nadie se lleva las manos a la cabeza si le decimos que la serie Friends se grababa en platós y que tenía muy poquitos escenarios reales. Sin embargo, tenía algunas tomas de transición que situaban a los personajes en algunos lugares reales de Nueva York. Este es el caso del edificio que se encuentra en la esquina de la calle Grove con Bedford, en el curioso barrio de Greenwhich Village, al sur de Manhattan.


Este edificio real se usó para hacernos creer que los personajes de Friends vivían dentro de él. Como resultado, el edificio recibe miles de visitas al año de fans de la serie (como una servidora) que se acercan por allí a hacerse la foto con la supuesta vivienda de sus personajes favoritos. Como podréis observar también, aunque sí hay un café en el bajo del edificio, este no se llama Central Perk.


Realmente merece la pena acercarse al lugar ya no solo por hacerse la foto, sino porque el barrio es realmente interesante: un barrio muy tranquilo y lleno de rincones curiosos que nos hace pensar que estamos en un Nueva York completamente diferente del que estamos acostumbrados a ver.

19 oct. 2012

Cuando Harry encontró a Sally

Hay películas que conoces de sobra sin necesidad de haberlas visto por la de veces que has oído o leído algo sobre ellas y por la de veces que has visto alguna de sus escenas. Eso me pasaba a mí con esta película: sabía de qué iba y sabía lo que pasaba, por lo tanto, nunca me había apetecido verla porque no creía que me fuera a sorprender. Pero con esto de cambiarme de país y venirme a Nueva York he empezado a reunir una lista de películas en las que sale esta ciudad y, por supuesto, esta era una de ellas, así que a los pocos días de estar ya instalada en mi nueva casa de Nueva Jersey decidí pasar una noche de desconexión viendo esta película.

Aunque es una comedia y lo que más gracia me debería haber hecho son los diálogos de la película, la verdad es que lo que más me divirtió fue su aire total ochentero. ¡Vaya pintas me gastaban todos! Y qué guapa era Meg Ryan, la verdad. Pero lo que más me gustó de la película es que, aun creyendo que ya sabía de qué iba y cómo terminaba, la película logró sorprenderme.

Cuando Harry encontró a Sally consiguió atraparme desde los primeros minutos, gracias sobre todo al carisma del personaje de Harry. Enseguida entré yo también en la extraña relación que se va formando entre los dos protagonistas y eso hizo que la disfrutara un montón.


Esta película me ha vuelto a demostrar que me puede llegar a gustar, y a enganchar, una comedia romántica. El cine de hoy en día me ha malacostumbrado a que la gran mayoría de las comedias románticas americanas que se estrenan a lo largo del suelan ser caca de la vaca, y este subgénero de la comedia lo suelo descartar siempre a la hora de elegir qué ver, pero afortunadamente el guión de esta película es algo más que comedia y algo más que romance.

Toda la película gira en torno a la idea de Harry de que un hombre y una mujer no pueden mantener una relación de amistad, porque siempre hay uno que desea sexualmente a la otra persona. Sally no está de acuerdo, y será el tiempo, o el destino, quien acabe dando la razón a uno de los personajes.

No suelo ser mucho de recomendar películas porque creo que hay que conocer a la persona para poder hacer una buena recomendación, pero hay algunas películas que, más o menos, gustan a todo el mundo, porque tienen la calidad suficiente y tratan un tema demasiado universal como para que cualquiera pueda sentirse identificado y a la vez disfrutar, por eso creo que, si alguien aún no ha visto esta película, tal vez puede ser un buen plan echarle un vistazo. Yo le doy un copón de película.

15 oct. 2012

Ojetescenario de cine: El Hotel Plaza

El Hotel Plaza es uno de los hoteles más famosos de Nueva York y quizás del mundo. Seguramente, uno de los más caros también. Situado en la Grand Army Plaza, en el punto donde se encuentran la Quinta Avenida y Central Park, el hotel nos recuerda a un antiguo castillo francés de esos tan bonitos que bordean el Loira.

Este hotel lleva más de cien años funcionando, y el precio medio de una habitación, en la actualidad, es de unos 800 dólares por noche. Dentro del mismo hotel puedes disfrutar de servicios de peluquería, tiendas para hacer shopping, gimnasio, spa... lo que usted quiera, aunque todo, por supuesto, por un módico precio.


El hotel Plaza ha salido en muchas películas, pero ha sido realmente protagonista de una, una de mis películas favoritas de la infancia, por cierto: Solo en Casa 2, Perdido en Nueva York. En esta película, secuela del gran éxito que fue la primera Solo en Casa, Kevin se equivoca de avión y acaba solo en Nueva York con la cartera de su padre, así que decide alojarse durante unos días en el Hotel Plaza y vivir a cuerpo de rey.


Cabe mencionar también que una película española incluyó este hotel en varios de sus planos. Chico y Rita, película de animación dirigida por Fernando Trueba ofrece un plano de la fachada de este famoso hotel en su metraje.

Si vienes a Nueva York y no eres rico, ni sueñes con cruzar la puerta del Hotel Plaza, pero al menos podrás hacer lo que hacen todos los turistas: sacar unas fotos desde fuera, desde la plaza de enfrente donde, por cierto, hay una gran tienda de Apple.

13 oct. 2012

La mejor película de Tim Burton

La carrera de Tim Burton como director de cine es ya bastante extensa, lo bastante como para que cada persona que suele disfrutar con el cine de este autor ya se vaya posicionando entre el joven Tim y el maduro Tim. Como podréis ver, en la columna de la derecha habrá, hasta el próximo sábado, una encuesta para saber cuál es vuestra película favorita. Entiendo que a algunos os cueste un poco elegir una sola, así que he dejado que podáis marcar más de una.


Si conocéis bien la filmografía de Tim Burton habréis descubierto ya que El Planeta de los Simios ni me he molestado en ponerla... no sólo es una gran caca de película sino que no tiene ni una pizca del Burton "de siempre", así que he decidido no incluirla.

Algunos también se preguntarán: ¿Dónde está Pesadilla Antes de Navidad? Bueno... con esta también tuve mis dudas a la hora de incluirla o no, pero recordad que el director de esta película no es Tim Burton, sino Henry Selick, aunque Tim Burton dio la idea original y estuvo muy involucrado en la película.


Dentro de una semana sabremos cuál es la mejor película de Tim Burton según los ojetes de los lectores de OjeteFilms. ¡Animaros a participar!

12 oct. 2012

Frankenweenie

No veáis qué ilusión me ha hecho ver esta película en los Estados Unidos. De hecho, esta es la primera película que he visto en un cine de aquí, y aunque había muchos niños gritones y llorones en la sala, la verdad es que pasé un rato realmente divertido.

Esperaba con muchas ganas y desde hace mucho tiempo la llegada a los cines de esta película. Si me leéis habitualmente sabréis que uno de mis directores favoritos es Tim Buron, pero la verdad es que en sus últimos trabajos me había decepcionado un poco, y esta película está basada en uno de sus cortos (uno de los que más me gustaba, por cierto) y tenía un poco de miedo de que al final fuera una mierda enorme y ya no me volviera a gustar Frankenweenie nunca más, pero afortunadamente no ha sido así.

Tim recupera su estilo tan personal y tan reconocible para contar la historia de amor y amistad entre un niño un tanto solitario, y muy inteligente, por cierto, y su mascota, su perro Sparky. Un trágico día Sparky es atropellado y resulta muerto, y Victor, el niño de esta historia y mejor amigo de Sparky, se ve incapaz de superar esa pérdida. Por este motivo, tiene que hacer algo al respecto, así que decide devolver a la vida a su perro.


Esta hermosa historia no es más que un precioso pretexto para que Tim Burton nos entretenga a los más mayores haciéndonos recordar todas las historias clásicas de monstruos. Para empezar, no es difícil encontrar el homenaje al terror en el título de la propia película, pero son muchos más los detalles que nos recuerdan a otras películas de la época dorada del terror y cine de monstruos.

De esta manera Tim Burton también vuelve a la vida y al pasado, ya que Frankenweenie recuerda también a su forma de trabajar e imaginar en sus primeros trabajos, con una animación sencilla pero suficiente para transmitir toda la serie de emociones que despierta el dulce perrito en los espectadores.

Creo que todos los fans de Burton volvemos a estar contentos: de nuevo un cuento siniestro pero hecho con mucho corazón, capaz de transmitirte tanta felicidad como pena, y no le falta su puntito de humor, tan característico de las películas de este director. Yo, tan contenta. Tan contenta por haber ido al cine en EEUU, por haber entendido la película prácticamente a la perfección (al profesor de ciencias me costaba un poco entenderlo, pero bueno, ya sabes, por el contexto...) y tan contenta por haber disfrutado tanto con esta película. Por eso le doy un recopetín de película.

7 oct. 2012

Ojetescenario de cine: Tiffany's

La joyería Tiffany & Co. de la quinta avenida es una de las esquinas más famosas de Nueva York. Situada en un enclave de lujo, esta enorme joyería es visitada a diario por cientos de turistas (que se limitan a hacer fotos desde fuera por miedo a que por poner un pie en la joyería ya te vayan a cobrar).


La tienda de la 5th avenue de Manhattan abrió sus puertas en el año 1940. Aquí dentro podemos encontrar algunos de los diamantes más impresionantes del mundo. Pero si por algo se hizo mundialmente famosa esta tienda fue por su protagonismo en una película estadounidense de los años 60, basada en una novela de Truman Capote.

En esta película, una preciosa joven desayuna frente al escaparate de esta tienda soñando con que algún día podrá hacerse con alguna de las maravillosas joyas que allí se exponen. ¿Sabéis de qué película estoy  hablando?


Película realmente fácil de adivinar, pues ya en su título aparece el nombre de esta tienda: Breakfast at Tiffany's, o Desayuno con diamantes, como en España se conoció, rodó algunos de sus más famosos planos frente a esta joyería.

4 oct. 2012

Los Pilares de la Tierra

2012 ha sido, para mí, el año de Los Pilares de la Tierra. En el mismo año me he leído el libro y luego he visto la serie de televisión. No voy a hablaros de lo que me pareció la novela porque ya escribí mi opinión aquí, solamente hablaré de la serie, aunque, para empezar, diré que me ha gustado más la serie que la novela.

El gran acierto de esta adaptación para televisión ha sido eliminar tooooda la paja que Ken Follet tan amablemente nos regaló en su inmensa obra. Eliminar lo que no tenía mucho sentido, reducir a escasos minutos lo que no era tan importante, y centrarse en lo que se tenían que centrar.

Pero otro gran acierto, sin duda alguna, ha sido la elección de los actores, cosa tan importante a la hora de hacer una adaptación. Cuando uno está leyendo un libro tiende a imaginarse a los personajes a su manera, y aunque yo he de decir que me imaginaba a Phillip, el prior, de un modo muy distinto (en la serie es hasta guapo!!!) el resto eran bastante parecidos en mi cabeza. Por encima de todos los personajes, como debe de ser, destaca Jack, que es guapísimo. Si ya caías rendida a sus encantos en la novela, imagínate cuando ves a ese precioso Eddie Redmayne sonriendo.


Igual que me pasó con la novela, la verdad es que la historia de Los Pilares de La Tierra no me llegó a interesar del todo. Yo pensaba que la novela se centraría mucho más en la construcción de la propia catedral y no en la historia de Inglaterra y ciertos personajes, además de que es un poco culebrón de amor, aunque eso no tiene por qué ser malo. La cosa es que a mí la novela ya me decepcionó en su momento y la serie tampoco es que me haya encantando.

Por supuesto, tengo que reconocer que es una gran producción, bien adaptada y bien rodada, pero me ha pasado lo mismo que con la novela: no me ha llegado a interesar realmente. Y eso que la serie tiene todo lo necesario para entretener: acción, intriga, misterio, amor... la historia avanza mucho más rápido que en la novela y eso es bueno, pero aún así, para mí, todavía no es suficiente.

No sé qué opinión tendrán los que sí disfrutaron de la novela respecto a esta serie, porque está claro que la adaptación no es perfecta, pero, como dije al principio, yo sí creo que la serie sea mejor, por eso os recomiendo que si tenéis curiosidad vayáis directamente a la serie de televisión y os olvidéis del libraco de Follet. Sin embargo, aunque es mejor que la novela, no ha sido lo suficientemente buena para mí, así que se queda con un ojete de monico.

30 sept. 2012

Ojetescenarios de cine

¡Ya estoy en América queridos lectores! Ya llevo prácticamente una semana aquí, aunque todavía estoy adaptándome a la forma de vida americana. Mi nuevo lugar de residencia está a tan solo 45 minutos en tren del centro de Manhattan, así que es posible que todos los fines de semana me acerque a la gran manzana para conocer aquello, que, creedme (ya estuve allí el martes) ¡es alucinante!

A raíz de esto, he pensado que podría inaugurar una nueva sección en el blog para daros a conocer localizaciones reales de películas famosas que iré visitando a lo largo de este año. ¡Nueva York tiene muchísimas cosas para ver! Pero yo soy cinéfila y una de las cosas que haré será visitar un montón de lugares que se hicieron mundialmente famosos gracias al cine. ¡Espero que os guste esta nueva sección!


PD: Si recordáis vosotros algún lugar de Nueva York famoso por alguna película, ¡no dudéis en decírmelo! Lo añadiré a mi lista y procuraré visitarlo.

23 sept. 2012

Caudillo & Canciones para después de una guerra

Una de las cosas que más me gusta hacer para descubrir nuevas películas rarunas que ver es investigar entre las películas votadas por mis amigos o almas gemelas en Filmaffinity. Los ratos de aburrimiento delante del ordenador (mientras se carga un capítulo, mientras se graban unas fotos...) suelo meterme en dicha página y mirar las últimas votaciones de gente que conozco y que más o menos sé que tienen un gusto parecido al mío. Así es como llegué a este dúo de documentales. (Por cierto, y como podréis ver en la columna de la derecha, mi nick en Filmaffinity es Mignonne. Si estáis registrados, dejadme vuestro nick en los comentarios).

Ambos documentales fueron dirigidos y montados en los años 70 bajo las órdenes de Basilio Martín Patino. Al parecer este señor, todavía con Franco vivo, decidió coger una serie de imágenes sueltas de la posguerra española y acompañarlas de canciones típicas de aquellos años también. Hasta ahí todo normal. Lo malo es que al seleccionar con mucho tino cierta imagen y acompañarla de una canción con una intención, salta a la vista la ironía del montaje.

Así, los dos documentales son una fuerte crítica a la figura de Franco y el franquismo, nada objetiva, por supuesto. El primero en realizarse fue Canciones para después de una guerra, que, como dije anteriormente, se llevó a cabo estando aún Franco vivo, sobre 1971. Cuenta la leyenda que la mujer de Carrillo, después de ver este documental, exclamó "a este señor (no dijo señor) había que matarlo", porque a poco listo que seas te saltará a la vista la oposición al franquismo que se esconde tras estos dos trabajos.


Con Caudillo ocurre más o menos lo mismo, aunque creo que aquí la crítica es mucho más dura y la mezcla de imágenes y música deja de ser irónica para ser implacable. Este segundo documental se realizó durante la transición española, sin problemas de censura, con lo cual se nota mucho más que el tal Basilio era totalmente contrario a las ideas del dictador.

Está claro que para poder apreciar verdaderamente el significado y la importancia de estos dos documentales hay que tener unos mínimos conocimientos de historia española. La película no narra ni explica nada, simplemente muestra las imágenes, que el espectador, por sus conocimientos, tiene que ir colocando en el momento en el que pertenecen, acompañadas de música típica del momento: pasodobles, himnos, coplas, anuncios de televisió... que también es muy interesante conocer.

Si queréis ver Caudillo, podéis hacerlo ya que está disponible online. Pinchad aquí. Aunque el archivo pone que realmente estás viendo Canciones para después de una guerra, está mal. Este último se publicó en la colección de películas españolas de El País.

Tengo que decir que los dos documentales me han encantado. Son verdaderamente interesantes, sobre todo para alguien como a mí que tanto le gusta la música popular española. Por eso los dos se llevan un copón de documental cada uno. Os recomiendo de verdad que le echéis un vistazo porque me parecen dos piezas muy interesantes.

NOTA QUE NADA TIENE QUE VER CON LO ANTERIOR:
Queridos lectores: mañana  las 11:30 de la mañana cojo un vuelo rumbo Nueva York, donde pasaré al menos el próximo año de mi vida. No está dentro de mis planes abandonar este blog, que tanto me divierte, pero quizás, hasta que encuentre una nueva rutina, y sobre todo, saque tiempo para seguir viendo películas y series, las actualizaciones no sean tan frecuentes.

21 sept. 2012

Juana la loca... de vez en cuando

Sí, queridos lectores. Existe una película en el mundo del cine que se llama Juana la loca... de vez en cuando. Por supuesto, es española. ¡Y lo que es más grande aún! Está protagonizada por Lola Flores. El cóctel perfecto para pasar una tarde totalmente absurda pero divertida.

Y lo peor de todo es que Lola Flores no hace de Juana la loca, sino de la Reina Isabel la Católica, pero realmente se come la película con su salero y desparpajo. A Juana la interpreta una chica muy guapa que yo no sé quién es pero que se parece mucho a Pilar Rubio, lo que pasa que hoy por hoy esa chica tendrá ahora el doble de la edad de Pilar Rubio y probablemente ya no será hermosa.

El reparto está completado por lo mejor del cine español de principios de los años ochenta: Jaime Morey, Quique Camoiras, Juanito Navarro, Fernando Fernán Gómez, Guillermo Montesinos, José Luis López Vázquez y hasta la mismísima Carla Duval.


La película es un sentido raro raro, pero de verdad de la buena, que si te lo tomas como lo que es, una película mu tonta, te pasas un rato muy divertido. Esta película se centra en el momento en el que los Reyes Católicos ya están tirando pa' viejunos y están buscando un heredero para su reino, pero una hija se le ha hecho republicana, el otro se le ha muerto, y solo queda Juana, que está pasando una época un poco mala porque anda un poco salidilla. Su madre está empeñada en buscarle un marido pero a Juana no le gusta ninguno... hasta que conoce a Felipe el hermoso, que es un tío guapo, guapo (guapo para los ochos ochenta, claro, visto con los ojos de ahora es un tío bastante rancio).

La verdad es que menuda joya del cine español. Fiel reflejo de una época en la que el cine español todavía movía masas y gustaba a la gente, por muy de mala calidad que fuera. Es esta una especie de History Movie cuyo único fin es hacer chistes tomando como base la historia de España aderezada de personajes muy conocidos en aquel momento que se interpretan un poco a sí mismos para seguir haciendo más gracia.

Entiendo que haya muchos cinéfilos a los que les sea imposible ver una película como esta, pero seguro que hay otros muchos que no sabían de su existencia y les ha picado la curiosidad. Yo tengo que ser sincera y reconozco que la película, a niveles cinematográficos, es bastante mala, pero en vez de darle el peor ojete, le doy un ojete de monico por lo que me he reído viéndola. Ante todo, una película muy original.

17 sept. 2012

Rent

Si me seguís desde hace tiempo sabréis que me encantan los musicales, y que no suelo resistirme a ver ninguno que llegue a mi conocimiento. No obstante, aunque Rent me la recomendaron el verano pasado, no ha sido hasta este que por fin me he sentado a verlo.

Rent no es un musical demasiado conocido en España, pero le ocurre todo lo contrario en los Estados Unidos. La película es una adaptación del musical homónimo de Broadway, hasta el punto de que algunos de los actores del reparto teatral repiten ante la cámara en la versión cinematográfica. El musical en Broadway ganó varios premios y se convirtió en uno de los más famosos de la ciudad de Nueva York, por eso su llegada a las grandes pantallas se hizo prácticamente inevitable.

Y además de ser bastante desconocido en España, Rent también es un musical poco convencional. Se dice que es una adaptación de la ópera La Boheme, y puede que lleven razón porque si algo son los protagonistas de esta película, es bohemios, incluso hay un número musical en el que se autodenominan como tal.

La acción transcurre en el Nueva York de finales de los años ochenta, principios de los noventa, en un bloque industrial en el que viven una serie de artistas bastante pobres, que prácticamente tienen okupado el lugar. La película arranca cuando, en la noche de Nochebuena, se presenta ante los habitantes de ese lugar un representante del dueño pidiéndoles a los inquilinos que paguen la renta que deben o serán expulsados. Poco tiene que ver luego, aunque siempre estará presente, esa renta que no han pagado, pues la película enseguida se centra en la vida de todos los que rodean el edificio neoyorkino.


La historia que nos cuenta Rent dura exactamente un año, de navidad a navidad, año en el que este grupo de conocidos van volviéndose amigos y personas indispensables en la vida de cada uno, deteniéndose a hacer un balance de lo vivido al finalizar la película.

Por otro lado, esta película tiene un trasfondo social muy importante, que es el mundo del sida y de los que padecen esta enfermedad, que tan desgraciadamente estuvo de moda a principios de los años noventa en Nueva York. Esta enfermedad marcará el destino de los protagonistas de este musical casi sin que se den cuenta.

Solo os recomendaré esta película si sois verdaderamente amantes del género musical, porque la película se parece demasiado a una ópera y tiene muy pocas partes habladas, predominando siempre la música y las voces de sus protagonistas, que expresan sus sentimientos y sus ideas a través de las canciones que van haciendo avanzar la historia.

Aunque es una historia triste, la película logra transmitir su Carpe Diem, su pasión por el amor, y consigue dejarte un buen rollo y un buen sabor de boca al final de la misma. Por lo tanto se lleva el copón de película. Me gustaría recomendaros, eso sí, que aunque no veáis la película, conozcáis el tema principal que me parece maravilloso. Pinchad aquí para verlo.

¿Quién es la madre de Cómo conocía vuestra madre?

Hace unos días os hablaba en OjeteFilms de la séptima temporada de esta serie, y os dejaba caer mi teoría de que la madre es Lilly. Sorprendentemente, en la encuesta que ha acompañado estos días al blog para que opinarais sobre quién era la madre, la opción "Lilly" se ha llevado el 18% de los votos, ha sido la segunda opción más votada. No obstante, la mayoría de vosotros habéis dicho que todavía no conocemos a la que será la madre de los hijos de Ted, cosa que, aunque parece lo más probable, también me parece la opción más fácil para la serie y, en mi opinión, lo peor. Creo que lo bonito sería que la madre fuera alguien que ya conocemos, aunque quizás no tanto como Lilly, para que nos podamos llevar una sorpresa por lo menos. 

Tendremos que esperar al 24 de septiembre para ver la octava (¿y quizá última?) temporada de esta serie y que nuestras dudas se vayan resolviendo. 


14 sept. 2012

Madagascar 3: de marcha por Europa

Por mucho que te guste el cine a veces en la vida el cuerpo te pide un poco de relax y una película que evite darle al coco, y el verano es experto en llenar las salas de nuestros cines con este tipo de películas. Así fue como me decidí a ver la tercera parte de Madagascar, película de la que renegué bastante en un primer momento porque, aunque la primera parte de esta trilogía me gustó mucho en su momento, la segunda ya, en mi opinión, flojeó un poquito, y la tercera, según la lógica, tenía que dar bastante cosica, me salió del cuerpo (vaya usted a saber cómo) querer verla, y sí, la vi. La vi y me di la razón de que daba bastante cosica.

El cuarteto protagonista de Madagascar está compuesto por cuatro amigos y animales todos ellos, a saber un león, una hipopótama, un zebro y un jirafo, que un día decidieron abandonar el zoo de Central Park, donde habían vivido de toda la vida, para conocer mundo, y aparecieron en Madagascar, de ahí el título de las películas. Como dije anteriormente, mientras la primera parte de la trilogía es bastante divertida y los personajes, quizás porque es la primera vez que los vemos, hacen más gracia, la segunda, que también era bastante digna, ya se le notaba un puntito de ya no soy tan original y esta tercera, en la que los cuatro amigos animales deciden seguir a los pingüinos hasta Europa con vistas siempre a volver a Central Park, el lugar que consideran su hogar, me ha parecido un poco mierdera.

Como bien reza el título de esta película, los animalicos llegan a Europa con vistas de encontrar, desde este nuestro continente, una forma mejor y más rápida de llegar a Nueva York, pero una serie de enredos, como es muy lógico, les complica el viaje y acaban enrolados en un circo, creando así un nuevo plan: que el circo sea contratado por algún estadounidense y una vez en su país, ingeniárselas por llegar a Central Park.


Es muy difícil decidir qué es lo peor de la película, porque yo creo que la película tiene un nivel a la altura del "peor", de la cual destacan pocas cosas buenas. Para empezar, esta tercera parte me resulta muy simplona a todos los niveles. Los nuevos personajes no molan, los nuevos malos son bastante reguleros, los gags chirrían un poquito y un largo etcétera. Por otra parte, tampoco es que me haya resultado la película más entretenida del mundo, llegando en algunos momentos a aburrirme o simplemente a dejar de interesarme. Para terminar, Madagascar siempre fue una película sobre la amistad, y en esta película no hay una pizca de aquella unión fraternal entre los animalicos, a cambio de que nos muestran una cutrísima historia de amor.

Igual me arriesgo al decir que esta es una película que gustará más si la ves bajo los efectos de alguna droga, porque lo único realmente guay que tiene es que de repente salen un montón de colorindinguis y todo es música, diversión y color. Si a mí me hipnotizó sin ser yo de echarle droja al colacao, supongo que al que venga contento de casa le tiene que resultar lo más de lo más.

Total, que a mí no me ha gustado nada. Que lo bonito que tenía esta franquicia se ha perdido por completo en esta tercera parte, junto con la personalidad de sus animales protagonistas, y que esto no es más que un espectáculo de marcha, marcha, sin mucha miga. Por eso yo le doy un ojete de dromedario y me quedo tan a gusto.

11 sept. 2012

Cómo conocí a vuestra madre (7º temporada)

Empecé a ver esta serie con el único propósito de demostrarle al mundo que "la madre" de Cómo conocí a vuestra madre era Lilly, y aunque las primeras temporadas tampoco es que me parecieran la mar de buenas, la verdad es que poco a poco se le va cogiendo cariño a los personajes y así he seguido con la serie hasta ponerme al día.

He de decir que esta séptima temporada ha sido la que más me ha gustado. Bueno, para empezar, ha sido la única temporada que me ha enganchado. El resto solía ver un capítulo al día antes de irme a dormir y ya, pero con esta séptima temporada me he pasado tardes enteras viendo un capítulo tras otro a ver qué pasaba.

CUIDAO: SPOILER
Para empezar, ya arranca bien: Barney casándose. De estas cosas que no te imaginarías nunca. Pero para continuar, se nos presenta a un Barney totalmente enamorado y siendo un calzonazos, todo lo contrario a lo que nos tenía acostumbrado. El embarazo de Lilly también es muy especial, con un montón de momentos divertidos y también momentos tiernos. Las aventuras sentimentales de Robin, de ahora quiero a este señor que es medio hindú (no me gustaba absolutamente nada para ella) ahora quiero a Barney, ahora no quiero a Ted, y esos momentos de reflexión de Ted de ahora quiero a Robin y ahora quiero a Victoria también me han parecido muy acertados e interesantes.


Lo mejor de esta temporada, y lo que ha hecho, claro, que me enganche, es que ha sido una temporada llena de enredos, ¡ha pasado de todo! El único "pero" que le pongo es que ha sido una temporada muy melodramática. Yo he llorado con varios capítulos y hombre, cuando ves una sitcom, es bonito llorar en un capítulo por temporada, pero no en cinco o seis, eso ya es drama. Y no drama, dramón. Ha habido incluso capítulos que me han dejado con bajona.
YASTÁ: NO MÁS SPOILER

Y dentro de unos días empieza la octava temporada de esta serie. Se decía que iba a ser la última, pero parece ser que están en trámites de alargar hasta una novena. Yo creo que la serie se está manteniendo bastante bien, que no se está haciendo pesada. El que se está haciendo un poquito pesado es Ted, que virgen santa lo que le está costando encontrar al amor de su vida. A ver si al final va a ser gay Y POR ESO LA MADRE ES LILLY PORQUE ES SU VIENTRE DE ALQUILER.

Por eso esta semana os propongo una nueva encuesta: ¿Quién creéis que será la dichosa madre? Yo sigo defendiendo la teoría de que es Lilly. No me preguntéis cómo porque todos mis argumentos están desmontados, pero me da igual. Es Lilly y sanseacabó. Decir primero que para mí esta serie es un copón de serie y terminar animándoos a votar en la encuesta que está colocada en la columna de la derecha.

9 sept. 2012

Cartas de Perradesatan

Si os fijáis en la columna de la derecha, al final de esta he colocado un enlace a Frikarte, web en la que todos los jueves escribo una cartita a algún personaje relacionado con el mundo del cine, o de las series en algún caso especial. Sois muchos los que me habéis hecho saber que os encantan, así que he decidido poner un link permanente en mi blog donde aparecen todas las cartas que he escrito desde que empecé a colaborar con esta página. ¡Echadle un vistazo, seguro que os gustarán!


7 sept. 2012

[Rec] 3 Génesis

¡¡Por fin!! Por fin puedo decir que he visto la tercera parte de Rec. Por una serie de motivos me la perdí en su momento en el cine, y eso que desde que supe de su existencia he tenido muchas ganas de verla, pero la cosa se ha retrasado bastante aunque ya, por fin, puedo decir que la he visto. Ahora os contaré si me ha gustado.

La saga de Rec me llamó la atención desde el principio. Hace unos años me gustaban mucho más que ahora las películas de zombies (ahora ya me aburren un poco) y Rec fue todo un bombazo en ese aspecto. Ya la primera vez que la vi, en el cine, me pareció de lo mejorcito, pero fue con los posteriores visionados cuando me di cuenta de que era una película a tener en cuenta. Por eso esperé con muchas ganas la segunda parte, que luego me dejó un poco con el culo torcido, y por eso esperé esta tercera parte, que disgustarme tampoco es que me haya disgustado de dejarme echa mierda, pero la verdad es que no creo que sea un peliculón.

Lo que menos me ha gustado de la tercera parte de la saga es el engaño al que nos hemos visto sometidos todos los fans. Desde el primer momento se vendió esta tercera parte como la precuela de Rec, es decir, lo que ocurrió antes de la primera película, que tiene mucha miga y muchos hilos de donde tirar, y esto, queridos amigos, de precuela poquito. Más bien podemos decir que lo que aquí ocurre está ocurriendo al mismo tiempo que lo que vemos en la primera película. Y, como en la primera película, no es más que una película de zombies, de como unos van contagiando a otros y de cómo unos pocos van sobreviviendo de ataque en ataque y de susto en susto.


La miga y el toque original de esta película es que todo transcurre durante una boda. Clara y Koldo se casan por todo lo alto y los pobrecicos se quedan sin baile porque los invitados empiezan a ser infectados y el que puede se salva pero el que no puede... a comer humanos. Con lo que cuesta elegir el menú de una boda y al final... ¿para qué? Para preferir carne cruda. Qué poca consideración.

Y aunque hasta aquí todo puede sonar divertido, y bueno, realmente la película lo es, va entreteniendo, aunque con más chistes (algunos mejor metidos, otros peores) que sorpresas, en mi opinión elige un camino que rompe por completo con las anteriores películas, que es el camino de dejar de lado la marca de la casa de Rec, que es la cámara en mano. La sensación de vivir la experiencia en directo y en primera persona se pierde a los pocos minutos y yo creo que eso es una gran error. Si no hay cámara en mano, ¿entonces qué se rec?

Finalmente he tomado la decisión de que si valoramos Rec 3 como una película sola, sin tener en cuenta la saga a la que pertenece ni a sus películas predecesoras, podemos darle un voto de confianza, pero para los fans de la primera parte esto no es más que un "vamos a hacer una película de zombies por puro vicio porque es que esto ni tiene que ver, ni avanza la trama principal ni nada de nada de nada". Como película no está mal, como tercera parte, regulera, pero como precuela, una mierda. Así que hacemos la media y nos sale un ojete de monico.