6 nov. 2012

Elvira, reina de las tinieblas


No sé por qué me da que cuando era pequeña debí de ver algún fragmento de esta película porque el personaje de Elvira siempre me ha sido familiar, aunque no ha sido hasta hace unos días que por fin he visto la película, y aunque no tenía ni idea de sobre qué iba realmente, sabía que el personaje de Elvira era una mezcla de humor, sexualidad y homenaje al cine de terror.

Aprovechando que Halloween se acercaba (aunque finalmente no pude disfrutarlo tal y como dicha fiesta se merece, para más información consulten ustedes mi blog personal) decidí dedicar una parte del anterior domingo al terror ochentero, y aunque me apetecía algo más tipo la saga Halloween al final terminé por elegir a Elvira como compañía.

Elvira, reina de las tinieblas, es una película que gira en torno a la figura de Elvira, la protagonista, un personaje bastante peculiar cuyo sueño es triunfar en Las Vegas. Por ahora solo trabaja presentando un programa de películas malas de terror, pero cuando se entera de que es la heredera de una tía algo lejana se imagina a sí misma con un montón de pelas montando su propio show en Las Vegas y haciendo todos sus sueños realidad.


Al final la herencia no es para tanto, aunque tampoco está tan mal: una casa en el típico y puritano pueblo americano.  Elvira se desplaza hasta allí, y por supuesto sus curvas, su escote y su malas maneras al hablar llamarán la atención de todos los vecinos, quienes, por cierto, no quieren tenerla en el pueblo ni un minuto más.

Os voy a ser sincera: la película es bastante mala. Pero a veces pasa que a los que nos va el cine de terror, nos ponen una peli mala que tiene que ver con este género y la disfrutamos, y eso es exactamente lo que me ha pasado a mí. Reconozco que es una peli bastante cutre con unos diálogos muy pasados de moda para la década en la que ya vivimos, pero también reconozco que el personaje de Elvira tiene mucho encanto y es muy divertido.

Así que he decido colocarla en ese limbo en el que viven las películas que, bajo mi punto de vista, están ahí entre las buenas y las malas, aunque se acercan un poco más a las malas, y por eso le doy un ojete de monico. Y por cierto, no os recomiendo para nada esta película a no ser que seáis un poco freaks como es aquí una servidora o disfrutéis riéndoos de las viejas películas de comedia-terror.

2 comentarios:

  1. Esta es una de esas pocas cosas que los americanos no han sabido exportar: la presentador/a de pelis de terror. Es algo que empezó a mediados de los 50 con Vampira (más información en el documental Schlock! The secret history of american movies) y de la cual Elvira era la versión de los 80. A raíz de la popularidad del programa de televisión se hizo mucho merchandising: videojuegos, discos recopilatorios (con canciones que van de lo hortera a lo gracioso) y demás. La película se originó a raíz de que el personaje estaba de moda y, como señalas, es bastante mala, además de que pierde bastante si no sabes quién es Elvira. Pero si se tiene curiosidad por el personaje y preferís ahorraros ver este truñaco, ha salido una colección de DVD llamada Elvira's Movie Macabre que incluye dos películas con la opción de verlas con los comentarios y sketches que Elvira hacía cuando originalmente se emitió la película en el programa. De todos modos, estas actuaciones y comentarios tienen gracia al principio pero luego se hacen bastante pesados y acabas por ver sólo la peli. Por lo menos a mi me pasó. Era mucho mejor Vampira (la cual aparece en Plan 9 from outer space de Ed Wood).

    ResponderEliminar
  2. Es que donde esté Vampira... Su personaje también aparece en el Ed Wood de Tim Burton.

    ResponderEliminar