23 nov. 2012

Señales

Escribo esta crítica no muy convencida porque, aunque ha pasado ya una semana desde que vi esta película, todavía no he sido capaz de formarme una opinión sobre ella. La primera vez que vi Señales fue cuando se estrenó en los cines, y la verdad es que salí bastante contenta pensando que había visto una película buena, pero esta segunda vez no he sabido qué pensar. Me encuentro con varios argumentos a favor de la película y varios en contra, sin poder colocarme en un bando u otro estando del todo convencida.

Señales es una película de M. Night Shyamalan, director conocido sobre todo por El Sexto Sentido. Este hombre cosechó un éxito terrible con la peli del niño que en ocasiones y solo en ocasiones veía muertos, y la verdad es que nos dejó a todos con unas expectativas altísimas que se tambalearon un poco con su siguiente película, El Protegido, y que volvieron a ser cuestionadas con la película de la que vamos a hablar hoy.

Si algo tengo claro es que Señales no es El Sexto Sentido y que esta última película, en mi opinión, es la mejor del director. Señales cuenta la historia de una pequeña familia estadounidense que vive en un rancho, alejados todos un poco de lo que sería el mundo real, y que va a vivir una invasión alienígena, y el espectador con ellos, pero no esperéis una invasión por todo lo alto con unas naves increíbles y la Casa Blanca volando por los aires, esta historia es mucho más cercana y más realista. Además de mucho más lenta y por momentos gilipollesca.


La llegada de los extraterrestres casi se convierte aquí en un mero pretexto para contarnos la particular historia del protagonista de esta película, Graham, un hombre que había sido pastor protestante pero que perdió la fe el día que su mujer murió en un accidente. Este hombre ha intentando sacar adelante a su familia, compuesta por sus dos hijos y su hermano, pero ahora se va a enfrentar a una situación que le va a superar y que cambiará su vida para siempre.

Ni siquiera soy capaz de decidir si la película está bien contada o no, si lo que se cuenta es interesante o no, si me importa o no, si me hace gracia o no, y digo esto último porque, aunque Señales no tiene ni un ápice de comedia, tiene ciertos momentos que se le escapa a una la risita. A veces parece una auténtica película de serie B hecha para ser comentada por Elvira y echarse unas risas, pero, por otra parte, consigue ponerte los pelos de punta. Y creo que esto último gana a todo lo malo que pueda tener esta cinta, pues, si una película consigue causarte ciertas sensaciones, seas cuales sean, entonces la película merece la pena.

Y es que aunque los extraterrestres no están muy currados y en ningún momento vemos imágenes demasiado impactantes, la narrativa de la película y la música ayudan a sembrar una atmósfera que nos asfixia y que nos hace compartir el terror que la familia está viviendo.

Por lo tanto, si la película me ha enganchado y me ha asustado, no puedo decir que sea una mala película, pero por otro lado, la película no me acaba a mí de convencer, porque, entre lo raritos que son los cuatro protagonistas y ese final tan japiflagüer... a una le hace pensar que está viendo una basura de película. Así que he decidido dejarla en terreno de nadie, entre lo bueno y lo malo, acercándose más al ojete de monico, pero tampoco del todo segura.

3 comentarios:

  1. Primero te digo que esta película, según su director, es la primera en la que empezó a meter toques de su particular humor, o sea que para Shyamalan sí que tiene ápices de comedia.

    A mí me pasa al revés que todo el mundo, las dos primeras pelis de este director no me gustaron ya que me parecían muy tópicas y aburridas, pero el resto sí que me ha gustado mucho (menos la Airbender que no la he visto).

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que tiene un humor particular, sí.

    ResponderEliminar
  3. Señales me parece una de las mejores películas de invasiones extraterrestres de la historia, ahí queda eso.
    Es una película con un planteamiento curioso, lo mismo que le ocurre a Extraterrestre, de Vigalondo, o incluso a Reservoir Dogs, de Tarantino; la trama se centra en la periferia de lo que, por regla general, debería ser el meollo de la película. Se nos cuenta el aspecto secundario de la invasión (o del atraco a la joyería, en el caso de Reservoir Dogs), lo que no le importa a nadie. Lo que no sale en ninguna película de invasiones o atracos.

    Y otro dato: Bajo mi punto de vista, El protegido y Señales se mean en El Sexto sentido, aunque ésta también me gusta mucho.

    ResponderEliminar