31 dic. 2014

Resumen del 2014

El último día del año me gusta hacer un repasito de lo que ha sido el año para mí, desde un punto de vista muy audiovisual. Aunque es más una tradición que sirve para hinchar mi ego cinéfilo que para dar a conocer algo al mundo, me encanta esperar al último día del año para hacer recuento de cuántas películas he visto, cuántas veces he ido al cine, qué es lo que más me ha gustado, lo que menos... Y como siempre, me gusta compartirlo por si mis gustos pueden servir de inspiración a otros cinéfilos locos como una servidora.

Si sumo películas vistas, más series vistas, más cortometrajes vistos, me salen un total de 246 nuevos votos en Filmaffinity, mi web de referencia para llevar mis cuentas y organizarme en eso de mi amor por el cine. Y si hago un recuento de las veces que he ido al cine durante el 2014, veo con alegría que he superado con creces el reto que me propuse el último día del pasado año, ya que durante este año he visto 61 películas en pantalla grande. Que ver películas en tu casa está muy bien, pero para mí no hay nada como ver una película en el cine, aunque nos tengamos que dejar los dineros.

Como suele ser tradición ya en mi vida, me gusta empezar el año viendo un peliculón, y el peliculón que inauguró este 2014 fue El crepúsculo de los Dioses. Quizás fuera algo premonitorio, pues, en general, este 2014 me ha parecido un año de bajona total en Hollywood. Ha sido uno de los años en los que más notas bajas he dado a nuevas películas, y es que me he tenido que tragar cosas como El heredero del Diablo, Yo, Frankenstein, Godzilla, Monuments Men o incluso Maléfica.

No obstante, la gala de los Oscars de este año fue lo más, ya que en los últimos meses del pasado año y primeros de este se nos acumularon un montón de buenas películas entre la que estaba mi favorita del año, El lobo de Wall Street, una película que ha pasado a formar parte indiscutiblemente de mi "lo mejor de lo mejor". 

Pero pasada la época de premios, el 2014 se me ha hecho un poco monótono y con muy pocas emociones cinematográficas. Menos mal al cine español, que ya sabéis que tanto me gusta, para salvar el año y traernos peliculones como La Isla Mínima o Magical Girl

En cuanto a series, este ha sido el año en el que he terminado Las Chicas Gilmore, una serie que nunca me llegó a encantar pero que ha sido muy agradable de ver. Ha estado conmigo durante toda mi etapa de emigrante, tanto en Nueva York como en Londres, y aunque nunca estará entre mis series favoritas, estoy segura de que la recordaré con cariño. El 2014, también, ha sido el año en el que me propuse por fin ver Twin Peaks, aunque acabé abandonándola. David Lynch no es lo mío, tengo que aceptarlo. Y ya que hablamos de abandonar series, este año me vi obligada a tener que dejar AHS: Coven porque se me estaba atragantando tanto que me iba a matar de aburrimiento, así que decidí que se acabó lo que se daba, y sin saber cómo terminó la temporada me quedé. 

Este año también he visto cómo se acababa, sin mucha pena, la verdad, Cómo conocí a vuestra madre, una serie que empecé a ver por yo qué sé qué y que nunca me ha gustado especialmente, pero me la he tragado de principio a fin. ¿Que qué me pareció el final? Pues regular, pero vamos, como toda la serie en general. 

Parece que solo me he tragado mierdas como pianos, pero nada que ver. Ya que estamos hablando de series, os contaré que este año he visto un par de ellas que me han encantado y que os recomiendo: Dates, una serie sobre personas que se han conocido por internet y se dan cita en persona por primera vez, Don't Trust the B--- in Aparment 23, una serie que me ha encantado y con la que me he reído muchísimo, y My mad Fat Diary, que ha sido para mí la serie del año. No os voy a contar nada de ella, simplemente vedla. 

En cuanto al mejor cine que he visto este año, si queréis ver mi lista de lo mejor del 2014, visitad este enlace, porque de lo que os voy a hablar hoy es de las diez mejores películas que he visto por primera vez este año pero que no se han estrenado este año. No están ordenadas de mejor a peor ni de peor a mejor, simplemente son diez peliculones que merece la pena mencionar y recomendaros:
  • Atraco a las 3 - José María Forqué
  • Como todas las mañanas - Toni Nievas
  • Rebeldes - Francis Ford Coppola
  • Colegas - Eloy de la Iglesia
  • Damiselas en apuros - Whit Stillman
  • Paris is burning - Jennie Livingston
  • La escopeta nacional - Luis García Berlanga
  • La estanquera de Vallecas - Eloy de la Iglesia
  • Fresa y Chocolate - Tomás G. Alea, Juan Carlos Tabío
  • El Pisito - Marco Ferreri, Isidoro M. Ferry
Mucho cine español, sí, pero ya sabéis que es mi debilidad. Y por último, ya que también he visto muchos cortos, quería dejaros un par de ellos que, si no han sido los mejores, sí que me parecen muy curiosos y creo que merece la pena verlos, así que, con ellos os dejo. ¡Feliz 2015 y mucho cine para el año que viene!



Y si pulsáis aquí podréis ver otro más que no he sabido insertar en el blog. 

30 dic. 2014

Lo mejor del 2014 según Ojete Films

A ver si os pensabais que servidora no se iba a apuntar a lo de hacer listas de lo mejor del año, que es una cosa que me encanta. Lo que pasa es que yo no sé qué sentido tiene hacer la lista de lo mejor del 2014 el 1 de diciembre si todavía falta mucho año por delante. Yo siempre me espero al día en el que veo la última película del año, y este 2014 la última película del año ha llegado el 29 de diciembre (y además ha entrado al puesto número cuatro de la lista).

En general, creo que este ha sido un año que empezó muy fuerte y aflojó enseguida. Hemos tenido varios meses de mierda tras mierda en los cines y el fin de año, que normalmente suele subir el nivel, tampoco ha sido para tanto. Pero estoy generalizando, porque siempre se salvan cosas. Y 2014 también ha dejado películas inolvidables.

Antes de proceder con mi lista de lo mejor del 2014 quiero aclarar que eso del año de producción me toca mucho las narices. Y que yo no elaboro mis listas por el año en que se estrenaron las películas en USA, sino por el año en que se estrenaron en España. Porque si una película no se ha estrenado en mi país, no puedo verla. Puedo piratearla, sí, pero yo soy más de ir al cine. Por lo tanto, encontraréis en esta lista películas que podrían parecer de 2013, pero como no pudieron entran en mi lista del año pasado, puesto que no las había visto porque no se habían estrenado, pasan a estar en lo mejor del 2014.

Y sin más explicaciones, mi lista:

1. El lobo de Wall Street - Martin Scorsese


2. La Isla Mínima - Alberto Rodríguez


3. Starred Up - David Mackenzie


4. Musarañas - Juanfer Andrés, Esteban Roel

5. Perdida - David Ficher

6. Boyhood - Richard Linklater

7. Magical Girl - Carlos Vermut

8. Her - Spike Jonze

9. Calvary - John Michael McDonagh

10. El gran hotel Budapest - Wes Anderson


29 dic. 2014

Diciembre de cine: un fracaso, pero bien

Como habréis podido comprobar, mi reto "Diciembre de cine" ha sido un fracaso puesto que no he logrado completarlo. No obstante, lejos de sentirme como una mierda, quiero hacer balance de lo bueno y malo, sin ser yo Ana Torroja ni nada. 

Mi mente funciona de la siguiente manera: si cree que la están obligando a hacer algo, simplemente no disfruta. Y eso es lo que me ha pasado con algunas de las películas que he visto. Había días que por cansancio, por falta de tiempo o simplemente porque no, no me apetecía ver una película, pero por no abandonar (tan pronto), la veía. Y eso, creo, ha hecho que no disfrute del todo algunas de las veinte películas que sí he conseguido ver.

Por otro lado, y por compensar, gracias a esa "obligación" de ver una película al día he podido ver, por fin, películas que llevaban muchos años en mi lista de películas pendientes. Como (500) Days of Summer, El Desencanto o El Pisito. También he descubierto, gracias a vosotros, películas que desconocía y que me han gustado muchísimo, como Coherence o Todos tus secretos. Y además he vuelto a ver películas que me encantan como Carne de Neón o Freaks

Debido a todo esto he aprendido dos cosas: la primera, que prefiero ver una película cuando a mí me apetezca y no tener que verlas por obligación, quiero poder disfrutarlas con todos mis sentidos, como toda película se merece. La segunda, que si hay ciertas películas que llevan tantos años en mi lista de pendientes es por algo, y se merecen una oportunidad. Así que se me ha ocurrido algo para el 2015, pero ya os lo contaré. 

Y, como estamos en esa época del año en el que tanto se llevan las litas, ¿por qué no hacer una pequeña selección de lo mejor y lo peor de Diciembre de cine? ¡Pues claro que sí!

Las cinco mejores películas de Diciembre de cine han sido:

Las cinco peores películas de Diciembre de cine han sido:
1. Ouija
2. The Purge
3. Las chicas de la Cruz Roja
4. Pancho, el perro millonario
5. Big Hero 6

26 dic. 2014

Día 20: Big Hero 6

Ya he comentado varias veces, por aquí, por twitter y en mi día a día que a mí me gusta el cine porque me hace feliz. Eso que siento cuando veo un peliculón no he logrado sentirlo de ninguna otra manera en mi vida. Es diferente a lo que me hace sentir la literatura, la música, la comida, o los orgamos. Y, para mí, es la mejor sensación. Por eso nunca dejaré de ver cine, porque siempre estoy buscando, desesperada, el peliculón que me alegre el día.


Disney suele ser para mí una apuesta segura. Esta factoría de sueños ha sido un referente desde que era una niña muy pequeña y aunque, por supuesto, algunas de sus películas me gustan más y otras menos, en general, nunca me había decepcionado. Pero todo llega, queridos. Y ha sido tan grande la decepción que me he llevado viendo Big Hero 6 que he decidido hasta abandonar mi propósito de fin de año, este Diciembre de cine. 

Disgusto mayúsculo el que me ha dado la nueva película de Disney, tal, que se me han quitado las ganas de ver cine en una temporadita. ¿Qué os parece? A mí me parece fatal, sinceramente, porque de Disney me podía esperar yo muchas cosas, menos bobadas como un piano, y con toda sinceridad os tengo que decir que a mí, Big Hero 6 me ha parecido una película vergonzosa. No estoy mintiendo ni exagerando. He pasado vergüenza en el cine. La animación es excelente, vale. Pero ya no puedo salvar nada más. Ojete de dromedario y fin de Diciembre de cine. 

21 dic. 2014

Día 19: Ouija


Una película de terror aburrida. Apaga y vámonos. Me dan vergüenza este tipo de películas. Ojete de ballena. 

20 dic. 2014

Día 18: Top Secret

Hasta hace un par de días desconocía la existencia de Top Secret, pero fue oír hablar de ella (que oí hablar de ella a Alexandra Jiménez y a Carlos Areces, ni más ni menos) y me dije "esta película no la puedo yo dejar pasar". Me prometían el humor más tonto jamás rodado y sí, eso es exactamente lo que Top Secret me ha dado. 


Argumento sí tiene la película. En Top Secret una famosa estrella del rock estadounidense (Val Kilmer, fíjate tú) es enviado a la Alemania Soviética para presentar el rock por allí, y sin querer se ve mezclado en una trama de espías y revolucionarios que quieren impedir que Alemania Oriental consiga aunar las dos alemanias. Supongo que esta temática sigue un poco la moda de la época, en la que el muro de Berlín estaba a punto de caer y era muy bonito reírse de las cosas de los alemanes orientales. 

Pero si algo hace interesante a esta película son la sucesión de gags completamente absurdos que no paran de dejarte totalmente picuet durante toda la película. Lo más tonto que he visto yo en mucho tiempo. Una película paródica muy por encima de lo que podemos esperar de este tipo de cine (que se ha corrompido muchísimo a lo largo del siglo XXI). Le he dado un ojete de monico, pero porque no se le pueden pedir peras al olmo. No obstante, recomiendo darle una oportunidad si te gustan las cosas tontunas de verdad. 

19 dic. 2014

Día 17: (500) Days of Summer

Bueno, pues ya está. La película que tantos años llevaba retrasando por miedo a explotar en lágrimas al verme reflejada en la película junto con todos mis fracasos amorosos no era lo que yo esperaba. Y con esto no quiero decir que no me haya gustado, simplemente que (500) days of Summer no era lo que yo esperaba.


Me esperaba una cosa de llorar, de qué injusta la vida, qué injusto el amor, y me he encontrado con una película bastante normalita aunque con ciertos pasajes bastante divertidos. Demasiado modernita (en el peor sentido de la palabra) para mi gusto, pero más terrenal (en el buen sentido) de lo que creía, así que al final y haciendo un balance, pues yo creo que bien. Un copón de película, muy flojito, pero tampoco es una película que me haya provocado vómitos. Aunque los protagonistas me han caído regular desde el principio. Pero hay demasiados homenajes guays al cine como para odiarla. 

Día 16: Imaginationland

Cómo me alegro de haber tomado la decisión, el pasado de verano, de empezar a ver South Park desde el principio, porque es una serie que merece mucho la pena. Acostumbrada a verla muy de vez en cuando en la tele, me había quedado solamente con las palabrotas y algunas burradas de la serie, cuando, al haberla visto en condiciones, me he dado cuenta de que es una serie satírica buenísima.

Por eso decidí incluir una de las películas que han salido a raíz de esta serie en mi Diciembre de cine. Por eso y porque ya estoy por la temporada once de la serie, temporada en la que se enmarca esta película. Aunque Imaginationland fue concebida como una película, finalmente no se pudo estrenar y se dividió en tres episodios. 


En esta película los terroristas islámicos (muy recurrentes en la serie) han decidido atacar la imaginación de los estadounidenses, y los cuatro amiguitos de South Park (junto con Butters, que es lo más) tendrán que salvarnos a todos. Por otro lado, Cartman ha ganado una apuesta contra Kyle, y este le tiene que chupar los huevos. 

Me ha parecido lo más, así que le doy el copón de película, y aprovecho ya no solo para recomendaros estos tres episodios sino para alentaros a que hagáis como yo y, si nunca os habéis visto South Park así del tirón, lo hagáis. Merece la pena. 

17 dic. 2014

Día 15: Pancho, el perro millonario


Hay veces que sabemos perfectamente que una película va a ser algo mala (o la mierda directamente) pero aún así tenemos ganas de verla. Eso me pasó a mí con Pancho, el perro millonario. Es un ojete de dromedario bastante hermoso pero qué queréis, me hace gracia el perrete. No puedo daros más explicaciones. 

16 dic. 2014

Día 14: El desencanto

¡Más cine español, que es lo que a mí me gusta! La película elegida para hoy ha sido el documental El Desencanto, una de las obras maestras más reconocidas de nuestro cine. Y no es para menos, pues es un testimonio histórico impagable. 


Si me había negado yo durante muchos años a ver esta película es porque le tengo bastante manía a Leopoldo María Panero. Bueno, quizás he ido demasiado deprisa. El Desencanto es un documental sobre la familia del poeta Leopoldo Panero, en el que su viuda y sus hijos, (entre los que se encuentra el también poeta Leopoldo María) recuerdan la figura de su padre y hablan de cómo fue la vida después de que él muriera. 

Es esta una película tan interesante como impactante, y por eso le pongo el copón de documental. Y esta vez os animo tanto a echarle un vistazo que os dejo un enlace para ver la película online

15 dic. 2014

Día 13: Todos tus secretos

Espero que sepáis perdonarme el retraso que ha sufrido el reto Diciembre de cine, al no haber podido ver ninguna película durante el fin de semana porque he estado de viaje, y aunque una siempre piensa que en el viaje de ida o de vuelta va a tener un ratito para sacar la tablet y verse una peli, la verdad es que me quedé roquefor y al final nada.

Pero hoy lunes he recuperado este reto con todo el power dispuesta no sólo a seguir mi ritmo de una película al día sino a sacar tiempo extra para recuperar las otras dos. Y hoy lunes, que ya bastante malos son los lunes, me he querido poner una peli española que me recomendaron hace poquito. Probablemente no la conozcáis porque Todos tus secretos es un #LittleSecretFilm , que en su momento dieron así mucho que hablar pero que a toro pasado me da que ya no se acuerda nadie. En su momento, también, me vi unos cuantos por pura curiosidad y, aunque en general las películas no me parecieron abominables, tampoco me encontré con ninguna cosa interesante. 


Afortunadamente, para mí y para Todos tus secretos, esta me ha parecido que está mucho mejor que sus compañeras de hashtag. Por si alguno no lo sabe, un Little Secret Film es una película que ha sido grabada durante 24 horas de rodaje ininterrumpidas. Bueno y más cosas también, pero como la que me interesa a mí para mi argumentación es esta, pues así lo defino y me quedo tan ancha. ¿Eso que quiere decir? Que ya tiene bastante mérito que se hayan logrado hacer tantas pelis siguiendo esta norma, puesto que requiere mucho trabajo antes, pero sobre todo una buena paliza en el durante, así que tampoco era necesario pedirle peras al olmo. 

Por eso le perdoné a las otras que he visto que fueran un poco regulares, pero ahora que he visto Todos tus secretos, me he quedado un poco muerta. Ya no solo es que sea una buena película, es que creo que hay un trabajazo detrás bastante importante, lo cual me parece a mí que es más que admirable. 

Y ahora que ya hemos dicho todo lo bueno, vamos a decir algo malo, que si no va a parecer que ahora esta ha sido la mejor película del año, y oye, pues tampoco. La única pega que le pongo es que se me ha hecho un poco pesadita. Me explico. La película se divide en nueve planos simultáneos que están mostrando la vida (a veces demasiado cotidiana) de los personajes de esta película, que están siendo espiados por webcam. Y a veces simplemente no pasa nada. Y dices "ay, a ver, qué rollo, a ver si pasa algo". Otras veces pasan cosas geniales como encontrarte con un hombre que se queda solo en casa y dices "se va a hacer un pajote" pero no, hace algo mucho mejor. 

Entonces, y así en general, tengo que decir que Todos tus secretos es un copón de película y que mola bastante. Se nota que ha habido una buena cabeza pensante dirigiendo la película y unos buenos actores delante de la cámara. 

12 dic. 2014

Día 12: The Purge: La noche de las bestias

Recuerdo que vi el trailer de esta película poco antes de abandonar EEUU definitivamente, pero me quedé con el toque y aunque con tanto cambiar de país en solo dos meses se me pasó el poder ver esta película en la gran pantalla, no se me había olvidado que tenía muchas ganas de verla. Por eso decidí incluirla en mi lista de Diciembre de cine. La mala noticia es que me ha parecido bastante regulera. Me esperaba muchísimo más de The Purge.

¿Por qué? Porque su premisa me pareció la mar de interesante. La idea de que en un EEUU del futuro el crimen ha descendido porque hay una noche al año en la que todo se permite me hizo imaginarme millones de historias, y finalmente, la que me encontré, ha sido un bajonazo.


Una crítica social demasiado barata y un meter las cosas con calzador más horripilante que la propia película. Eso sí, que al final se haya quedado en el ojete de dromedario y no haya descendido hasta el profundo ojete de ballena se debe a que, en el fondo, me lo he pasado bien viéndola. Aunque me tuviera que llevar las manos a la cabeza por algunas chorradas que te toca verte y por la peluca de Lena Headey, la verdad es que se me hizo amena. Pasan cosas, y eso entretiene. Pero vamos, un despropósito de película. 

Dicen que la segunda parte es mejor... ¿tendré que hacerles caso?

11 dic. 2014

Día 11: El pisito

Tengo el descaro de llamarme a mí misma gran fan de Azcona y luego nunca había visto El Pisito, primera película escrita por él, adaptada al cine desde una novela suya del mismo nombre. Como siempre que alguien se sienta a ver una película escrita por Azcona, el disfrute está asegurado, y el gran sentido del humor de Azcona, también. Así que ya desde el principio os digo que El Pisito es lo más. 


En esta película, el humor sirve de crítica social a la España del momento (película estrenada en 1959) y a la situación que vivía la recién nacida "clase media" española una vez pasado el duro primer franquismo. Así, este pisito que da nombre a la película se convierte en un santo grial que la pareja protagonista, que llevan doce años de novios, se ve incapaz de adquirir para, así, poder casarse al fin.

Un humor negro divertidísimo que presagia la brillante carrera que tuvo Azcona y su papel crucial dentro de nuestro cine. Además de unas interpretaciones magníficas, claro, porque es que está protagonizada por José Luis López Vázquez (con pelo) y Mary Carrillo. Un copón de película en toda regla, merece la pena verla solo por el maravilloso montaje de la boda. 

10 dic. 2014

Día 10: Freaks, la parada de los monstruos

La nueva temporada de AHS me hizo recordar lo acojonante que es la película que he escogido para el día 10 de Diciembre de cine. Si ya flipamos en pleno 2014 con una temporada como Freak Show, imaginaos lo que debió suponer Freaks en su momento. Estamos hablando de una película del año 1932, crítica directa a la sociedad que la vio por primera vez, tal vez creyendo que se iban a encontrar otra cosa en la gran pantalla. 


Si sigue sobrecogiendo al volver a verla en pleno siglo XXI, es que esta obra es un verdadero recopetín de película. Historia del cine y sobre todo Historia de la Humanidad, Antropología pura, con una reflexión asombrosa sobre lo que supone ser un monstruo. 

9 dic. 2014

Día 9: Coherence

Fuisteis varios de vosotros, queridos lectores de Ojete Films, los que me recomendasteis esta película, y os estoy muy agradecida porque me ha gustado mucho. Qué gustico cuando ves una película que te divierte, en un amplio sentido de la palabra diversión, claro, no solo haciendo que no te des cuenta de que ha pasado una hora y media de tu vida. 

Fijarse si me habrá gustado que yo, que soy muy poco amante de la ciencia, he tenido reflexiones científicas y todo. Cosa que no me pasó con Interstellar, por ejemplo, aunque también me gustó. Evidentemente estoy comparando dos películas radicalmente distintas, aunque tienen un punto en común muy interesante: el amor como motor de... ¿la coherencia? ¿el azar? ¿la vida? ¿el universo? El amor como motor. Y ya está.


No pienso decir ni una sola palabra sobre Coherence, aunque ya la haya dicho, porque me gustaría que, si decidís verla, os enfrentéis a ella tan virgen como yo lo hice, puesto que no tenía la menor idea de qué iba esta película. Solo sabía que era un thriller y que había ciencia ficción. Y por argumentar un poco por qué le doy el copón de película diré que como thriller es excelente y como película de ciencia ficción, super interesante. Vedla ya. 

8 dic. 2014

Día 8: Manhattan

Tengo que reconocer que no soy muy fan de Woody Allen, pero tengo que reconocer también que siempre he sentido una especial curiosidad por una película que lleva un título como esta. Como fan de Manhattan que es una, sabía que tarde o temprano tenía que ver la película que lleva su nombre, aunque solo fuera para volver a disfrutar de los planos de la ciudad de Nueva York.


Y aunque le di el play sin muchas esperanzas (de verdad, que soy muy poco fan de Woody Allen) al final me he encontrado con una película bastante divertida con escenarios preciosos y escenas muy de Woody Allen, claro, con mucho diálogo y mucha supuesta brillantez, pero he de reconocer que me lo he pasado bien viéndola. Así que copón de película para Manhattan

¡Por cierto! Me ha recordado mucho a la serie Friends... lo cual no deja de ser un punto a su favor, pero no sé si será una comparación demasiado atrevida. ¿Qué opináis?

7 dic. 2014

Día 7: Spanish Movie

Si hace un rato hablábamos de Carne de Neón como película española maravillosa muy poco valorada por los aficionados al cine, ahora os vengo a hablar de otra que le pasa un poco de lo mismo: Spanish Movie. Creada a partir de "la típica comedia americana que se llama Loquesea Movie", es decir, cogiendo trozos de películas (en este caso españolas) de éxito para mezclarlos todos en una historia que tenga más o menos sentido y que además sea de mucha risa, esta película es, en mi modesta opinión, una pequeña joya del cine español que los españoles nos merecíamos. 


A muy poca gente le gustó pero a mí me tiene loca. Me la habré visto ya unas cinco veces, y no me dejo de reír con algunas de mis escenas favoritas; y lo que más me gusta comprobar es que el tiempo pasa por ella pero no pierde la gracia, cosa que es muy de agradecer.

Por supuesto, para poder disfrutar de una película como esta hay que ser muy fan del cine español, pues la mayoría de los gags parten de los conocimientos previos del espectador, así que puedo entender que si sois unos malnacidos de esos que van diciendo que nuestro cine es una mierda, una película como esta no nos haga gracia ninguna. Pero si sois unas personas como Dios manda, estaréis de acuerdo conmigo en que Spanish Movie es un copón de película

Día 6: Carne de Neón

¡Qué os podría yo decir de Carne de Neón, mi película favorita de Paco Cabezas! Pues que es un peliculón, un recopetín de película, y que me parece fatal que el gran público no la tenga en tan alta consideración como yo la tengo porque creo que es una película maravillosa. 


Los actores están increíbles y Mario Casas para comérselo. La dirección es magnífica, el guión está atado y bien atado y la banda sonora es el acompañamiento perfecto. Todo esto hace de Carne de Neón una película muy divertida para sentarse y no parar de disfrutar desde el primer minuto. Y por favor, POR FAVOR. Si no la habéis visto todavía, hacedme el favor de verla YA.

6 dic. 2014

Día 5: Las chicas de la cruz roja

Hay días en la vida en la que una, directamente, no tiene cabeza para ver películas. Pero el reto es el reto y lo prometido es deuda, y aunque yo hoy haya hecho un examen que me ha dejado las neuronas totalmente exprimidas, aquí estoy a mi cita con Diciembre de cine. Eso sí, me he permitido ponerme una peli que tampoco me pudiera pedir demasiado, y entre mis títulos olvidados en la vieja carpeta de películas de mi ordenador viejuno me encontré, como una señal divina, con Las chicas de la cruz roja, y dije ¡claro que sí!

A esta película, principalmente, lo que le pasa, es que buena no es. Tampoco fue una película pensada para hacer historia, sino para hacer propaganda. Como bien sabéis, queridos lectores, en España tuvimos un "presidente del gobierno" todavía más pesado pero igual de incompetente que Mariano Rajoy, y ese fue don Francisco Franco. Pues bien, a este tal Franco le gustaban mucho los valores tradicionales y las cosas de toda la vida, y las chicas de la cruz roja era lo más por aquel entonces, porque ya sabéis que la caridad es un valor muy cristiano.


Puede que Las chicas de la cruz roja no tenga nada destacable dentro de la historia del cine, pero sí lo tiene desde un punto de vista sociológico y es que es la perfecta película publicitaria. Para empezar, y aún siendo estrenada en el año 1958, fue rodada a todo color y a propósito, porque en Hollywood ya se rodaba así y había que dar la impresión de que España ya no era lo que fue, y ya brillaba con sus colores propios. Además, las hermosas chicas de la cruz roja protagonistas de esta película (cuatro jovencitas preciosas entre las que se incluye Conchita Velasco) se van a pasear, por exigencias del guión, por los rincones más selectos de Madrid, para que quede bien claro en la gran pantalla que la capital del reino estaba tan bonita como las cuatro chicas. La gente acudió en masa a los cines, convirtiendo así a esta película en una de las más taquilleras del año, y, sin quererlo, también, en una de las películas populares más recordadas de nuestro cine español. 

Más de cincuenta años después de su estreno, merece la pena ver esta película solamente por saciar la curiosidad, porque no hay más chicha que sacarle, así que un ojete de dromedario para las postulantas. 

4 dic. 2014

Día 4: El Planeta Salvaje


¡Vaya! Primera decepción del Diciembre de cine. Más o menos intenté seleccionar películas que creyese que me iban a gustar pero con El Planeta Salvaje me he equivocado. Mientras que tiene un arranque bastante interesante mostrando un mundo en el que los seres humanos son tratados como animales (algunos de compañía, otros salvajes) luego la película, en mi opinión, se desarrolla sin mucho intríngulis.

Se me ha hecho larga y eso que dura setenta minutos... así que qué más queréis que os diga. Ojete de monico. Qué mal me he llevado yo toda la vida con el cine francés. 

3 dic. 2014

Día 3: Interstellar

¡¡Por fin!! Mira que hace días que se estrenó Interstellar en el cine... pues yo por unas cosas o por otras no la había ido a ver todavía, y aunque el debate de si al final esta película era buena o era mala ya está más o menos muerto, yo vengo dispuesta a revivirlo.

¿Por qué? Porque a mí me ha gustado Interstellar. Es verdad que con Nolan no soy 100% objetiva porque a mí este señor me gusta tanto que la mierda que haga para mí va a ser menos mierda, pero por favor, que nadie se atreva a calificar esta película de mierda, porque menudo loco sería. 

Puedo entender, y no pediré explicaciones, que a una persona (o a varias, o a todas) no le haya gustado, porque el gusto es así de caprichoso y ya saben ustedes que para gustos los colores. Hay cosas maravillosas que a unos gustan y a otros no y hay cosas bastante mediocres que a unos gustan y a otros no. La vida es así y yo no voy a luchar contra eso.


Pero queridos lectores, Interstellar no es una película mediocre. Ya se sale de la mediocridad con su planteamiento, que si bien la película en sí no es lo más original que nos ha podido pasar (nos recuerda a 2001, nos recuerda a Star Wars, nos recuerda a Señales, nos recuerda a Contact), toda la miga que tiene por detrás es lo más de lo más. Y no hace falta ni creérselo ni entenderlo. Que desde cuando se juzgan las obras de ficción por si se ajustan a la verdad o no, que entonces volveríamos a tener el mismo debate (de mierda) que tuvimos tras el éxito de El Código da Vinci. 

Si El Código da Vinci era una ficción que nos moríamos por creer pero muy mal realizada, Interstellar es más bien todo lo contrario. No nos apetece pensar que el mundo se vaya a acabar, pero vamos a jugar a imaginárnoslo. Y mejor todavía, porque a Nolan se le ha ocurrido que vamos a ser lo suficientemente inteligentes como para, al menos, intentar sobrevivir. 

Que llevábamos ya años y años de películas apocalípticas en las que no teníamos a dónde agarrarnos y el futuro era más incierto que la virginidad de una gitana. Que ya era hora de que alguien nos trajera, de nuevo, una nueva esperanza. Que es verdad que, para ser Nolan, el guión no es tan perfecto ni está tan bien cerrado como otras veces. Pero que qué más da, que yo he disfrutado muchísimo viéndola. Que copón de película, y punto. 


Nota al pie: Como habréis podido notar, no he hecho mención ninguna a la presencia de Matthew McCaramierda en esta película. Me reservo la opinión. 

2 dic. 2014

Día 2: Halloween H20

Creo que mi saga de terror favorita es Halloween. Y digo creo porque la verdad es que las sagas de asesinos en serie me molan bastante y me hago fan de casi cualquiera y casi enseguida, pero a Halloween le tengo un cariño especial que no le tengo a ninguna otra, y eso se debe a que Michael Myers me parece el mejor asesino de todos.

Halloween H20 fue la primera película de la saga que vi. La vi en el cine, así que era yo bastante jovencita y me cagué la pata abajo con mi querido Michael, porque no me negaréis que el tío es un hijoputa. Desde entonces es un personaje que me apasiona, y en algún momento incluso llegó a obsesionarme. Como dice el Dr. Loomis (el psiquiatra que trataba a Myers cuando estaba internado en el psiquiátrico), Michael es, simplemente, el mal. Y eso mola bastante. 


El pasado verano aproveché para ver las películas de Halloween dirigidas por Rob Zombie y me entró nostalgia al recordar lo mucho que me había gustado, la primera vez que la vi, esta película, y esta ha sido la razón de que al final la incluyese en Diciembre de cine.

Aunque recuerdo perfectamente que la primera vez que vi esta peli lo pasé regulín en el cine, hoy por hoy ya no me da nada de miedo. Estoy tan familiarizada con el asesino de la inquietante máscara blanca que ya he dejado de temerle. Bueno, eso no es del todo cierto. Creo que el hecho de que no me haya dado ya nada de miedo es que al fin y al cabo Halloween H20 como película de miedo, si la descontextualizamos totalmente, no es gran cosa. Tiene una primera parte muy larga y muy lenta en la que no pasa nada, solo se cuentan las cosas que ya han pasado, y cuando por fin Michael se pone en acción, tampoco es que monte ahí una carnicería.

Pero como revival de la saga y del mito me parece una película más que aceptable. Y también como final de la misma, aunque este final, finalmente, no fuera definitivo. Por todas estas razones combinadas no le puedo dar el copón pero sí el ojete de monico, puesto que no es, a mi parecer, una mala película. Simplemente no es lo mejor de lo mejor. (Consejo gratuito: si queréis lo mejor de lo mejor, ved las dos primeras películas de esta saga).

1 dic. 2014

Día 1: The Extraordinary Tale

He decidido inaugurar mi Diciembre de cine con The Extraordinary Tale porque seguramente sea, de todas las elegidas, la película que más ganas tenía de ver. Esta película llegó a mí de una manera bastante extraordinaria, también, y aunque en un principio no le seguí mucho el rollo, la verdad es que en las últimas semanas mis ganas de verla fueron creciendo y creciendo, así que pensé que, en vez de verla cuando quise, podría hacerme esperar un poquito para así cogerla con más ganas.

Con muchas ganas la he cogido y la he disfrutado muchísimo. Como deben de disfrutarse los cuentos, claro (ya que esta película se vende a sí misma ya desde su título como uno): con impaciencia, con emoción, con ganas de divertirse y de sufrir un poquitín y bueno, por qué no... con ganas de aprender una moraleja. 


Una de las mayores satisfacciones que me ha dado esta película es que la moraleja encaja perfectamente con mi modo de ver la vida, y creo que eso es fundamental para que te encante o simplemente te guste The Extraordinary Tale. Y es que este cuento es tan extraordinario que quizás a algunas personas les pueda parecer demasiado, pero todo buen cuento tiene que tener un poquito de exceso, ¿no? Si las princesas son excesivamente guapas, las brujas excesivamente malas y los príncipes excesivamente encantadores, The Extraordinary tale es extraordinariamente divertida.

Os podría contar muchas cosas más sobre esta película pero no lo voy a hacer. Os dejo con las ganas para que vosotros también queráis verla, y es que se me ocurren un montón de razones por las que ver esta película. La primera, porque es un copón de película, y saltándome todas las del medio, la última: porque es española. Y ya sabéis que en esta casa se fomenta el cine español. 

29 nov. 2014

Fresa y chocolate

Que las cosas latinoamericanas me han interesado más bien poco durante toda mi vida no es ningún secreto. Dentro de esas cosas, para mi desgracia, seguramente, se incluye también el cine. Y es que tengo que reconocer que mis prejuicios a la hora de verme una película de algún país hispanohablante de América que no sea Argentina son muy variados y extensos.

Por eso me quiero empezar a "obligar" a ver las grandes obras cinematográficas de estos países. Por eso, y porque ahora que he vuelto a estudiar la literatura hispanoamericana (aunque muy por encima) me han entrado las ganas de ver lo que he escuchado en las clases y leído en los textos.

Así, se me presentó la oportunidad de ver la película Fresa y chocolate, película cubana del año 1993, basada en el cuento de Senel Paz "El lobo, el bosque, y el hombre nuevo". La película es ligeramente diferente al cuento pero no por eso peor ni mejor. Este es uno de esos casos que merece tanto la pena leer el cuento como ver la película porque ambas experiencias te aportan sensaciones diferentes. Aunque sobre ambas pese el tema central: la vida en Cuba después de la revolución y la represión homosexual en el régimen cubano. 


Aunque toda la atmósfera de la película me ha fascinado: las ruinas, la decadencia, el trapicheo... la plasmación de la vida diaria en La Habana no es lo mejor de esta película, aunque quizás sí lo más intesante. Lo mejor, en mi opinión, son los actores protagonistas, que llevan el peso de una trama muy atractiva con maestría, a destacar la interpretación de Jorge Perugorría, actor cubano que ganó su fama gracias a esta película y ha trabajado en el cine desde entonces.

Ya no solo me ha parecido una buena película, y por eso le doy el copón de película, es que creo que es una película realmente interesante para ver y para reflexionar sobre Cuba y el régimen cubano, por eso la recomiendo sin ninguna duda.

27 nov. 2014

Gente en sitios

Calentando motores para el mes que me espera decidí ver Gente en sitios porque así me la quitaba de la lista de diciembre (eso no es trampa) y así me iba reacostumbrando a eso de verme una peli en casa de un tirón, afición que había ido dejando bastante de lado desde que volví a la universidad. También ha sido esta una de las películas escogidas para el calentamiento porque llevaba mucho tiempo con ganas de verla, o más que ganas, curiosidad, ya que había oído y leído de todo sobre esta película, y cuando una obra es tan polémica me gusta tener mi propia opinión. 


Bueno, pues película vista, mi opinión no va a ayudar a resolver ninguna pelea sobre el valor de Gente en sitios, porque, mientras que me ha resultado bastante simpática y original, no puedo decir que haya visto en ella la comedia brillante que muchos tuvieron el placer de disfrutar.

Comedia absurda interesante, que da pie a ciertas reflexiones, si se quiere, pero vamos, carcajadas, a mí, no se me escapó ninguna. Aunque me alegro de, finalmente, haberla visto porque solo por su originalidad en la propuesta merece la pena dedicarle los ochenta minutos que dura. Ojete de monico para esta película que da exactamente lo que ofrece en su título: pequeños relatos de gente en sitios, concretamente en sitios, físicos o mentales, que más o menos todos hemos conocido. 

24 nov. 2014

31 películas que recomiendo

Nada me haría más feliz que animar a alguno de mis lectores a unirse a mi propósito de fin de año "Diciembre de cine". Es bien sencillo: consistirá en ver 31 películas durante el mes de diciembre, es decir, una película al día. Yo estoy elaborando mi propia lista con películas (en su mayoría) que no he visto y considero que no debería haber dejado pasar. Por si a alguien le ha picado el gusanillo y está pensando en acompañarte en este reto, aquí os voy a dejar 31 películas que me encantan y que quizás podríais añadir a vuestra propia lista.

10 razones para odiarte - La comedia romántica adolescente definitiva.

Across the Universe - ¡Un musical sobre las canciones de Los Beatles! ¡Y encima salió bien!

Al Interior - Una de las películas de terror más jevis que yo he visto. No apta para estómagos/personas demasiado sensibles.

Alabama Monroe - Preciosa. Una historia de amor preciosa y una banda sonora increíble. 

Belle Époque - Película española ganadora del Oscar a mejor película de habla no inglesa. Y además es cojonuda. 

Bienvenidos a la casa de muñecas - Ni te la imaginas.

Carne de Neón - Quizás no sea la mejor película del mundo, pero un buen rato sí te pasas. 

Chronicle - No os imagináis qué movidote. Es mejor no saber demasiado sobre esta película antes de verla. Así que, simplemente, vedla. 

El bosque animado - Una película riquiña.

El emperador y sus locuras - Obra menor de Disney que no se merece ser llamada así porque te partes el ojete. 

El espíritu de la colmena - Tan bella como extraña.

El mundo es nuestro - Una magnífica comedia española sobre España.

El reportero: la leyenda de Ron Burgundy - Los mejores actores cómicos estadounidenses juntos en una sola película. Bueno, en dos, que tiene segunda parte. Y es tan buena como la primera. 

Escuela de Rock - Me da igual, ¡me encanta! (Superimportante: hay que verla en versión original con subtítulos porque está doblada por Dani Martín).

Extraterrestre - Mi película favorita de Nacho Vigalondo

Función de noche - Un documental sobre Lola Herrera que pone la piel de gallina.

Funny Games - Película perturbadora para amantes de la verdadera violencia.

Hedwig and the angry inch - Un peliculón. Un personaje maravilloso. Unas canciones alucinantes. 

La Comunidad - La mejor película de Alex de la Iglesia.

Lo que el viento se llevó - Todos la conocemos pero no todos la habéis visto, y merece la pena verla, al menos una vez en la vida. 

Los hombres que miraban fijamente a las cabras - Para mear y no echar gota. 

Marquis - Inspirada en la vida y obra del Marqués de Sade. Es una movida bastante gorda. Uno de los personajes es un pene. 

Muerte de un ciclista - Brillante. Increíble. Viva el cine español.

Mujeres al borde de un ataque de nervios - Si no la has visto, tienes que verla. Si ya la has visto, hay que volver a verla. 

Rubber - A mi me gustó. Solo por su "original argumento" merece la pena verla.

Sexykiller - ¿La mejor asesina en serie de la historia del cine? Yo digo "sí".

Shortbus - Sexo en Nueva York

Soñadores - Película que atrapa. Quien la ve, desea estar dentro. 

The Rocky Horror Picture Show - todo un placer. Película de culto imprescindible. Cambia vidas.

Una casa de locos - Cualquiera que haya compartido piso en su juventud la disfrutará. 

Voces en Imágenes - Que si el doblaje es bueno que si el doblaje es malo. Un documental que da voz a los actores de doblaje españoles. 

22 nov. 2014

Solo pueden quedar 31

Como ya sabéis (y si no lo sabéis, os lo cuento aquí), mi último propósito del 2014 es conseguir ver 31 películas durante el mes de diciembre, es decir, una película al día. Desde que volví a la universidad mi tiempo para el cine se ha visto reducido drásticamente, y no es que me suponga un gran drama, pero ya que durante octubre y noviembre habré visto un total de doce o quince películas, quería aprovechar el último mes del año (que tiene su puente y sus vacaciones) para darle un último empujoncito al 2014. 

Pero necesito vuestra ayuda.

He ido configurando una lista de películas que voy a aprovechar para ver en diciembre. La lista no va a ser en ningún momento definitiva (puesto que también querré ir al cine, y no puedo prever qué películas me van a apetecer en un momento dado o cuáles tendré la oportunidad de ver), pero sí quiero que sea orientativa, para que en ningún momento me tenga que parar a pensar "¿qué peli veo hoy?".

Gracias a vuestros consejos, he reunido 37 películas que podría ver este diciembre. Como podréis notar, sobran seis, pero no tengo ni idea de por dónde recortar, así que os pido ayuda. Pinchad en este enlace para acceder a la lista y... ¡sugerirme todo lo que se os ocurra! 


8 nov. 2014

El 1 de diciembre vuelve Ojete Films



Hablar de cine es algo que siempre me ha gustado, pero no sabía yo que escribir sobre cine podría llegar a enganchar. Nunca he querido dejar morir el blog en el que empecé a escribir sobre cine y por eso he decidido reinaugurarlo para acabar el año con un "empacho" de cine.

La idea es aprovechar el mes de diciembre (con su puente y sus largas vacaciones) para darme un atracón de cine, comprometiéndome a ver una película al día desde el primer hasta el último día del mes. Y, por supuesto, volver a compartir con mis queridos lectores mis opiniones sobre las películas que iré viendo.

Mi lista de "Películas que quiero ver" en Filmaffinity está totalmente desbordada, pero acepto recomendaciones. No dudéis en pinchar aquí para ver qué películas componen esa lista, y si creéis que podéis recomendarme alguna película que no debería dejar pasar... ¡POR FAVOR! dejadme el título o enlace en los comentarios.


¡Nos vemos el 1 de diciembre!


24 may. 2014

El de cuando Nana muere dos veces

Una de las cosas que más me gustaba hacer cuando vivía en Nueva York era enseñarle a la gente el edificio de Friends. Se convirtió en una bonita costumbre, y creo que llegué a hacer esta pequeña ruta con cinco personas diferentes, y es que me encantaba compartir la ilusión de descubrir de repente el edificio donde supuestamente están los apartamentos de Mónica y Rachel y de Chandler y Joey mientras paseábamos por The Village. 


El edificio de Friens se encuentra en la esquina de la calle Grove con Bedford, en el curioso barrio de Greenwhich Village, al sur de Manhattan. En las primeras temporadas se enfoca el edificio por completo, pudiendo ver así que en los bajos se encuentra, realmente, un bar. Aunque claro, no es el Central Perk. No obstante, en las temporadas siguientes solo se muestra la parte superior del edificio.


Si tenéis la oportunidad de visitarlo, no dejéis de pasear por las tranquilas calles de este famoso barrio de Manhattan, y si da la casualidad de que también sois fans de la serie Sexo en Nueva York, sabed que la casa de Carrie Bradshaw está muy cerquita de este edificio, y la maravillosa pastelería Magnolia Bakery, muy cerquita de la casa de Carrie. 


14 may. 2014

El del apagón

Aunque este episodio me ha recordado muchos momentos de mi vida, creo que con el que más me he sentido identificada ha sido con lo que se podría llamar "ser consciente de que estás haciendo un ridículo enorme al ligar". 


Durante el apagón en Manhattan, Chandler se queda encerrado en un cajero automático junto a una supermodelo, y, abrumado por su belleza, empieza a comportarse de una manera algo extraña delante de esta chica. Bueno, ¿quién no ha pasado alguna vez por una situación parecida? A mí me ha pasado muchísimas veces, lo tengo que confesar. Esa sensación de sentirme totalmente gilipollas hablando con una persona por la que me siento atraída y de repente empezar a hacer y decir cosas de las que me arrepiento al segundo después... ¿Por qué nos pasará esto? 


Por otro lado, en este capítulo Ross decide invitar por fin a salir a Rachel. Otro de los momentos de "me quiero morir de la vergüenza" de la vida de cualquier ser humano llega cuando quieres confesarle tus sentimientos a una persona sin estar del todo seguro de que van a ser correspondidos. Aunque en España nosotros no tenemos esa tradición tan neoyorkina de "pedir una cita", los españoles tenemos que pasar igualmente por el trago de decidirse por fin a hablar con la persona que te gusta y hacer algún plan juntos. Recuerdo que cuando éramos más jóvenes siempre mandábamos a una amiga, y madre mía, yo no sé qué sería peor: si dar la cara o mandar a un emisario y quedarte con cara de idiota mirando pero no mirando a ver qué está pasando.

Ahora, lo peor de todo, sin duda, es tener que ver cómo la chica que te gusta se enrolla con otra persona en toda tu cara, como le pasa a Ross en este episodio... 

10 may. 2014

El del trasero

Una vez tuve una compañera de piso que era un poco como Mónica pero solo en el sentido malo, en el sentido obsesivo, sobre todo en su obsesión por el orden y la limpieza. Todavía hoy a veces pienso cómo pude aguantar tanto tiempo viviendo con ella, porque sin duda alguna ha sido la compañera de piso más pesada que he tenido en toda mi vida.

La verdad es que cuando me enseñó la casa la vi tan limpia que ni me paré a pensar en por qué estaría así de limpia. Los que habéis buscado habitaciones para compartir alguna vez supongo que ya sabéis que hay que ver mucha mierda antes de encontrar una habitación decente, y a mí eso de vivir en casas sucias siempre se me ha dado regular, así que me dejé atrapar por este pisito en Madrid que olía a recién fregao y me instalé a vivir con Maribel.

Maribel ya desde el primer día dejó las cosas claras en cuanto a cómo funcionaban las cosas en esa casa. Creo recordar que una cuchara fue el objeto de nuestra primera disputa, que llegué a casa tan cansada por la noche que me comí un yogur, dejé la cuchara en el fregadero, y me fui a la cama. Al día siguiente Maribel me explicó que antes de irnos a la cama todo lo que esté en el fregadero tiene que ser fregado, porque si no deja malos olores. Porque una cuchara de yogur puede apestar una casa entera.

No obstante el día grande fue cuando invité a unos amigos a comer a casa y comimos unos filetes de lomo con sus patatas y su buena ensalada, y, loca yo, nada más hacer los filetes nos sentamos a comer en vez de haber fregado la cocina antes. Ese día me llamó guarra. Y yo me reí. Y creo que eso la volvió del todo loca ya. Loca hacia mí, que en la vida ya lo estaba.


7 may. 2014

El del detergente germano-oriental

¡Este es el primer episodio en el que sale Janice! Sin duda alguna todos adoramos Friends por sus seis protagonistas, pero está claro que sus guionistas no solo fueron capaces de hacer un grupo de amigos adorables, también le añadieron a la serie unos cuantos secundarios recurrentes que nos gustaban tanto o más que los mismos protagonistas.


He estado haciendo un poco de memoria y la verdad es que yo creo que no tengo ningún "Janice" en mi vida. Nunca he tenido un chico con el que he recaído y recaído "sin querer", y, al menos hasta ahora, tampoco he tenido la suerte o la desgracia de tener un amigo algo cargante que se ha convertido en una constante entre divertida y molesta en mi vida. Pero... ¿quién sabe? Igual todavía estoy a tiempo... ¡soy joven! 

La que ya no es tan joven es la actriz que daba vida a Janice, Maggie Wheeler. Me ha dado por buscar cómo se conserva esta señora y... bueno... juzgad vosotros mismos.


6 may. 2014

El de la primera nómina

Estaba totalmente convencida de que el primer dinero que había ganado con mi trabajo había venido de algunas de mis clases particulares de verano, pero haciendo memoria acabo de recordar que mi primer trabajo pagado fue como cantante, en una de esas discotecas acabadísimas de mi ciudad, lo que es bastante vergonzoso, aunque sin duda quedará muy bonito en mi biografía.

Sería el año 2002 y el boom de Operación Triunfo lo había inundado todo. En Zamora se organizó una especie de Operación Triunfo casero al que se llamó Operación Sereno, y en el que yo, por supuesto, participé. La verdad es que fueron unos meses bastante divertidos y de todo aquello salió un grupo de cuatro amigos que queríamos cantar a toda costa y... dos de ellos, otra chica y yo, acabamos haciéndolo en la discoteca Xanadú, ante un público compuesto por madres, amigas y borrachos. 


2 may. 2014

El del tabaco y el dinero

Hace muchos años me pasó algo parecido a lo que le ocurre a Phoebe en este episodio. Había ganado un segundo premio por un relato corto y un primer premio por unas fotografías en un concurso del Ayuntamiento de Zamora sobre la igualdad de derechos de la mujer y esas cosas que les encantan a los ayuntamientos y fundaciones, y se ve que se hicieron un poco de lío con eso de que tenían que ingresar dos premios a la misma persona y un día fui a mirar mi cuenta en el banco y ¡ups! había 600 € de más. 

Y como yo no soy Phoebe ni tengo esa naturaleza buena como ella tiene, ¿qué hice? pues callarme. No dije absolutamente nada, ni al banco ni al ayuntamiento, y si colaba, pues tan ricamente. Desafortunadamente a la semana se dieron cuenta del error y me quitaron los 600€ de la cuenta. Hubiera sido bonito... mis zapatos nuevos no me hubieran gritado "no somos tuyos" al caminar. 


30 abr. 2014

El del embarazo complicado

Una de las cosas que siempre me ha echado para atrás a la hora de volver a comenzar Friends fueron sus primeras temporadas. Vistas desde mi presente, en diferentes momentos de mi vida, me parecían taaaaan antiguas y taaaaan horteras que se me hacían bastante pesadas. Bueno, siempre he dicho que los Friends que a mí me gustan son los de "la primera vez que se enrollan Chandler y Monica" palante, pero hay momentos muy entrañables también en capítulos anteriores a ese ¡boom! de la serie.

Sin embargo, en este nuevo visionado, en el año 2014, veinte años después de su estreno en televisión, lo que más me ha chocado es que los looks de las chicas ya no me parecen tan horteras. Os juro que allá por el 2008 la Rachel, y por qué no, la Monica de las primeras temporadas me parecían las tías más cutres el universo. Y fijaros lo que es la vida, o, lo que es la moda que nos manipula sin que nos demos cuenta, que esta vez no me está chocando nada e incluso estoy viéndoles modelazos que se podrían ver hoy en día por la calle. 

Eso sí, lo de los chicos no tiene nombre. Las camisas de Chandler siguen siendo terribles en 2014.





Bueno, y quizás el rollo de Ross de llevar camiseta interior + camisa vaquera + corbata también sea too much. Y especialmente ESA corbata.



29 abr. 2014

Piloto

De repente me han entrado unas ganas locas de volver a verme enteeera Friends. Sin contar todos los episodios sueltos que te encuentras por la tele y no puedes evitar ver, ya he visto esta mítica serie cuatro veces. Y la verdad es que cuando la terminé por última vez quedé bastante satisfecha y decidí que podía dedicar tiempo a descubrir otras series que me divirtieran tanto como lo hizo Friends. 

Llegó Perdidos, por ejemplo, y cuando esta serie terminó me dejó el regustillo de haber conocido a los mejores personajes de mi vida. Pero el tiempo pasa, y la emoción que sientes al ver juntos a dos actores del reparto de Friends no la siento ya al ver reuniones del reparto de Perdidos. 

Llegó también The Office, y The Office es otro tema. En esa magnífica oficina de Scranton conocí, y a lo mejor puedo decir que me enamoré, del mejor personaje que he visto nunca. De hecho, creo que Michael Scott podría ser perfectamente uno de los Friends, tiene ese toque mágico, ese final feliz, ese carisma, esa locura o lo que quiera que sea que lo convierte en un "amigo" más.

Volver a Friends, o volver a ver a Michael Scott, es volver a casa. ¡Y qué narices! Ya que no me puedo permitir el sentirme como en casa de verdad, me voy a dar el capricho de volver a la casa de Chandler y Joey y de Mónica y Rachel. 

¡Empiezo Friends! 


25 abr. 2014

Jesucristo Superstar

Otra crítica copiada totalmente de la nueva web en la que colaboro El Club de los Cinéfagos Muertos. Aunque, recordad amigos: si os copiáis a vosotros mismos, no es copiar.


Soy una gran fan de Cristo y todo su legado en la ficción, bien en novelas, artículos, documentales de La 2, especiales de Cuarto Milenio o películas. Y la verdad, de todas las películas con Jesucristo que he visto, Jesucristo Superstar (Norman Jewison, 1973) es sin duda alguna mi favorita. Y que no se lleve nadie las manos a la cabeza ni me llame descerebrada: no olvidéis que La vida de Brian (Terry Jones, 1979) va sobre Brian, no sobre Jesucristo.

Jesus Christ Superstar nació como álbum conceptual al principio de los años 70. Un álbum conceptual, como su propio nombre nos indica, es una serie de composiciones musicales que giran en torno de un mismo concepto, tema o idea, en este caso Jesucristo y sus últimos días de vida. El gran mérito de la parte musical le corresponde a Andrew Lloyd Webber, una gran figura en el mundo del teatro musical, y el libreto de esta magnífica ópera rock a Tim Rice. Llegó a tener tanto éxito que tan solo un año después el musical ya estaba montado y listo para estrenar en Broadway.

Si el disco ya era de lo mejor, el musical revolucionó todo lo revolucionable. ¿Os acordáis del fenómeno Dan Brown allá por 2004, que consiguió requetevender y poner en boca de todo el mundo una novela regulera gracias a la publicidad que le había hecho el Vaticano al condenarla? Pues a este musical le pasó algo parecido. Y es que, aunque en mi muy humilde opinión los que idearon a este Jesucristo habían entendido bastante bien al Jesucristo que nos muestran los Evangelios, a los grupos religiosos no les hizo nada de gracia ver a su salvador convertido en un, por decir la palabra más suave que se me ocurre, hippie.

Hasta la fecha, el musical de Jesucristo Superstar se ha representado en más de 40 países a lo largo y ancho del mundo, pasando también por España en varias ocasiones y con distintos montajes, destacando el de 1975, que nos puso a Camilo Sesto en el papel de Jesucristo y que triunfó como nunca antes había triunfado un musical en este país, cosa que nadie se esperaba si tenemos en cuenta que España era (y es) un país muy católico y la crítica a la figura de Jesucristo en este musical es descarada. Sin ir más lejos, la película, estrenada solamente dos años antes de que el musical llegase a nuestro país, se la tuvo que ver muchas veces con la censura para poder llegar, finalmente, a ser proyectada.


Fue en el año 1973 cuando la Superstar llegó a las grandes pantallas. Es muy interesante ver cómo la película deja claro desde un principio su relación con la obra para teatro, pues en la primera escena enseguida vemos un autobús acercándose a lo que será el escenario, del que saldrán decenas de personas que irán descargando equipaje e irán transformándose en los personajes de las película, ocupando sus correspondientes lugares para que empiece la representación.

El primero en desmarcarse de este grupo de actores y bailarines será Carl Anderson, el actor que da vida a Judas y que tantos comentarios ha suscitado por el hecho de ser negro e interpretar a Judas.  Puede que en una primera lectura llame la atención que el papel del malo esté interpretado por una persona negra sin que la historia así lo exija, pero… ¿es realmente Judas el malo de esta película? Yo diría que no.

Para empezar, esta adaptación de la Pasión de Jesucristo está contada desde el punto de vista de Judas, su gran amigo, que critica la actitud de Jesús desde el arranque de la obra mediante la impresionante canción Heaven on their minds, que además de ser un temazo suelta perlas del nivel “Te estás empezando a creer lo que dices, y que ese rollo de la palabra de Dios es verdad” o “cuando todo esto empezó te llamábamos hombre, y no Dios”. Vamos, que es Judas el que piensa que Jesucristo se ha vuelto toda una superestrella y tiene miedo de que le vaya a pasar algo malo por tenérselo tan creído. Judas está intentando proteger a su amigo, a la persona que le cambió la vida y a la que ha acompañado durante mucho tiempo, pero Jesús ya está perdido, ya tiene una legión de fans y aspira a dar un buen campanazo en la capital: Jerusalén.


El gran tema de esta película es la fama y todo lo que se mueve a su alrededor: las legiones de fans que no son capaces de pensar por sí mismas e idolatran a una figura sin entender bien lo que ella representa, la estrella y sus excentricidades, los amigos de verdad que intentan avisar pero no son escuchados, la novia de la estrella, y sobre todo, los que quieren cargarse al famoso por envidia o simplemente para demostrar que son más poderosos.

Uno de los momentos más escalofriantes en cuanto a crítica brutal a la figura de Jesucristo o simplemente a la figura del famoso (o la Iglesia como institución en el siglo XX), sucede durante la canción Everything’s alright, interpretada por Yvonne Elliman en el papel de María Magdalena, que intenta calmar a Jesucristo y hacerlo descansar envuelto en caricias, perfumes y bienestar. Mientras ella le canta a Jesús, porque en esta película todos los diálogos están cantados, que no se preocupe, que todo saldrá bien, Judas, que sigue empeñado en hacerle ver a su compañero que se le ha ido de las manos su situación, le recrimina que deje de gastar dinero en placeres porque hay mucha gente necesitada a la que le está prometiendo cosas que, claramente, no le dará, y Jesús, ni corto ni perezoso le contesta “a ver si te crees que yo tengo recursos para salvar a los pobres. Pobres va a haber siempre, sufriendo patéticamente, así que déjalo estar y échale un vistazo a todas las cosas buenas que tenemos”. En ese preciso momento Judas entiende que su amigo no tiene cura, y empieza a pensar en “traicionarle”.

Y entrecomillo el “traicionarle” porque en esta película y según nos la cuentan, el primer traidor fue Jesucristo, que traicionó los ideales que en un principio predicaba. Estamos acostumbrados a que el cine haya creado unos personajes para Jesucristo que nada tienen que ver con lo que él debió ser, siempre que aceptemos que alguna vez haya sido: generalmente interpretados por chicos guapísimos, los Jesucristos del cine son, sobre todo, buenas personas, cercanas, amigos de sus amigos, humildes, entregados… pero el Jesús de Jesucristo Superstar es un personaje poco carismático con el que cuesta bastante empatizar. Se parece más a una estrella del rock de los 70, con su halo de misterio, su superioridad y su toque místico, que al Jesús tradicional, y eso, como mínimo, choca.


En el único momento en el que Jesús se hace con su película es cuando canta Gethsemane. Ya iba siendo hora de que después de media película vista Jesucristo tuviera su momento y su temazo, pero es que quiero volver a reiterar la idea de que Jesús aquí no es el auténtico protagonista. Esta canción se representa tras la Última Cena. El Jesús bíblico se retira a orar al Huerto de los Olivos (o Getsemaní, de donde coge el título esta canción) y por primera vez muestra su miedo ante Dios y le pide que por favor no se cumpla su palabra, aunque finalmente cede ante la voluntad de su Padre. Sin embargo, nuestro J.C. lo que le dice a Dios es que ya no está tan seguro de querer seguir adelante con su plan, aunque no deja de preguntarse si, al morir, se hará todavía más famoso, y termina su canción diciéndole a Dios “tómame ahora antes de que cambie de opinión”.

Después de que Jesús sea capturado, el Judas de esta película se arrepiente de lo que ha hecho, pues ha visto que los haters de Jesús van muy en serio y están hablando de matarlo. Judas solo quería darle un escarmiento y ahora a él también se le ha ido de las manos la situación, así que decide devolver el dinero que le dieron por la traición, pero ya es demasiado tarde: Jesucristo morirá, tal y como ya auguraba Caifás en su canción This Jesus must die. Después de treinta y nueve latigazos acompañados de la excelente música de Lloyd Webber, Jesús es condenado a la crucifixión.

J.C. se somete a la muerte como único camino posible para salir de una situación que ya no le compensa: se ha cansado de la fama, ya no puede hacer nada más ni mejor de lo que ha hecho, se ha corrompido, y cree que la muerte puede convertirle en un mártir y así poder ser recordado eternamente. Y es que hacer de tu muerte tu último gran espectáculo no lo inventó Kurt Cobain, eso ya se lo sabía nuestro Jesucristo.

Antes de ser crucificado, J.C. tendrá una visión de su ya muerto amigo Judas en la que este, vestido con sus mejores galas, le recuerda que se lo montó muy mal y eligió muy mal momento para transmitir su mensaje al mundo, que mejor haber venido en pleno siglo XX cuando ya había medios de comunicación globales. Acompañado de un coro de mujeres en paños menores pero todas bien fabulosas, Judas termina de meterle el dedo en la llaga a su amigo, que está a punto de morir, comparándole con otros hombres-dioses como Buda o Mahoma.

Jesús es finalmente crucificado ante la mofa de todos sus seguidores (a excepción de María Magdalena, quien realmente siente la pérdida). Y como remate a esta reinterpretación del texto bíblico, Jesús muere, pero no resucita. Todo el equipo vuelve al autobús que los trajo hasta allí y todos se van por donde han venido.

Queda claro entonces que esta no es la película que retrata paso a paso la versión de los Evangelios. Jesucristo Superstar es la interpretación de un texto, de una tradición, de un icono, ideada a principios de los años 70 del pasado siglo XX, una época llena de revoluciones, de cambio de roles, de movimientos en contra del racismo, de paz y esperanza, el momento de las primeras grandes estrellas del rock, y la explosión de las drogas. Puede que esta versión os pueda gustar más o menos, algunos incluso la consideran insoportable, pero lo que está claro es que es una película irrepetible.


Me quedó un poco larga.