29 nov. 2014

Fresa y chocolate

Que las cosas latinoamericanas me han interesado más bien poco durante toda mi vida no es ningún secreto. Dentro de esas cosas, para mi desgracia, seguramente, se incluye también el cine. Y es que tengo que reconocer que mis prejuicios a la hora de verme una película de algún país hispanohablante de América que no sea Argentina son muy variados y extensos.

Por eso me quiero empezar a "obligar" a ver las grandes obras cinematográficas de estos países. Por eso, y porque ahora que he vuelto a estudiar la literatura hispanoamericana (aunque muy por encima) me han entrado las ganas de ver lo que he escuchado en las clases y leído en los textos.

Así, se me presentó la oportunidad de ver la película Fresa y chocolate, película cubana del año 1993, basada en el cuento de Senel Paz "El lobo, el bosque, y el hombre nuevo". La película es ligeramente diferente al cuento pero no por eso peor ni mejor. Este es uno de esos casos que merece tanto la pena leer el cuento como ver la película porque ambas experiencias te aportan sensaciones diferentes. Aunque sobre ambas pese el tema central: la vida en Cuba después de la revolución y la represión homosexual en el régimen cubano. 


Aunque toda la atmósfera de la película me ha fascinado: las ruinas, la decadencia, el trapicheo... la plasmación de la vida diaria en La Habana no es lo mejor de esta película, aunque quizás sí lo más intesante. Lo mejor, en mi opinión, son los actores protagonistas, que llevan el peso de una trama muy atractiva con maestría, a destacar la interpretación de Jorge Perugorría, actor cubano que ganó su fama gracias a esta película y ha trabajado en el cine desde entonces.

Ya no solo me ha parecido una buena película, y por eso le doy el copón de película, es que creo que es una película realmente interesante para ver y para reflexionar sobre Cuba y el régimen cubano, por eso la recomiendo sin ninguna duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario