27 nov. 2014

Gente en sitios

Calentando motores para el mes que me espera decidí ver Gente en sitios porque así me la quitaba de la lista de diciembre (eso no es trampa) y así me iba reacostumbrando a eso de verme una peli en casa de un tirón, afición que había ido dejando bastante de lado desde que volví a la universidad. También ha sido esta una de las películas escogidas para el calentamiento porque llevaba mucho tiempo con ganas de verla, o más que ganas, curiosidad, ya que había oído y leído de todo sobre esta película, y cuando una obra es tan polémica me gusta tener mi propia opinión. 


Bueno, pues película vista, mi opinión no va a ayudar a resolver ninguna pelea sobre el valor de Gente en sitios, porque, mientras que me ha resultado bastante simpática y original, no puedo decir que haya visto en ella la comedia brillante que muchos tuvieron el placer de disfrutar.

Comedia absurda interesante, que da pie a ciertas reflexiones, si se quiere, pero vamos, carcajadas, a mí, no se me escapó ninguna. Aunque me alegro de, finalmente, haberla visto porque solo por su originalidad en la propuesta merece la pena dedicarle los ochenta minutos que dura. Ojete de monico para esta película que da exactamente lo que ofrece en su título: pequeños relatos de gente en sitios, concretamente en sitios, físicos o mentales, que más o menos todos hemos conocido. 

2 comentarios:

  1. A mí este sketch sí que me hizo reírme en voz alta: http://31.media.tumblr.com/cdb71b886d3584f182301c6bf02e6ef3/tumblr_naggn9uLU81s39hlao1_500.gif

    ResponderEliminar