31 dic. 2014

Resumen del 2014

El último día del año me gusta hacer un repasito de lo que ha sido el año para mí, desde un punto de vista muy audiovisual. Aunque es más una tradición que sirve para hinchar mi ego cinéfilo que para dar a conocer algo al mundo, me encanta esperar al último día del año para hacer recuento de cuántas películas he visto, cuántas veces he ido al cine, qué es lo que más me ha gustado, lo que menos... Y como siempre, me gusta compartirlo por si mis gustos pueden servir de inspiración a otros cinéfilos locos como una servidora.

Si sumo películas vistas, más series vistas, más cortometrajes vistos, me salen un total de 246 nuevos votos en Filmaffinity, mi web de referencia para llevar mis cuentas y organizarme en eso de mi amor por el cine. Y si hago un recuento de las veces que he ido al cine durante el 2014, veo con alegría que he superado con creces el reto que me propuse el último día del pasado año, ya que durante este año he visto 61 películas en pantalla grande. Que ver películas en tu casa está muy bien, pero para mí no hay nada como ver una película en el cine, aunque nos tengamos que dejar los dineros.

Como suele ser tradición ya en mi vida, me gusta empezar el año viendo un peliculón, y el peliculón que inauguró este 2014 fue El crepúsculo de los Dioses. Quizás fuera algo premonitorio, pues, en general, este 2014 me ha parecido un año de bajona total en Hollywood. Ha sido uno de los años en los que más notas bajas he dado a nuevas películas, y es que me he tenido que tragar cosas como El heredero del Diablo, Yo, Frankenstein, Godzilla, Monuments Men o incluso Maléfica.

No obstante, la gala de los Oscars de este año fue lo más, ya que en los últimos meses del pasado año y primeros de este se nos acumularon un montón de buenas películas entre la que estaba mi favorita del año, El lobo de Wall Street, una película que ha pasado a formar parte indiscutiblemente de mi "lo mejor de lo mejor". 

Pero pasada la época de premios, el 2014 se me ha hecho un poco monótono y con muy pocas emociones cinematográficas. Menos mal al cine español, que ya sabéis que tanto me gusta, para salvar el año y traernos peliculones como La Isla Mínima o Magical Girl

En cuanto a series, este ha sido el año en el que he terminado Las Chicas Gilmore, una serie que nunca me llegó a encantar pero que ha sido muy agradable de ver. Ha estado conmigo durante toda mi etapa de emigrante, tanto en Nueva York como en Londres, y aunque nunca estará entre mis series favoritas, estoy segura de que la recordaré con cariño. El 2014, también, ha sido el año en el que me propuse por fin ver Twin Peaks, aunque acabé abandonándola. David Lynch no es lo mío, tengo que aceptarlo. Y ya que hablamos de abandonar series, este año me vi obligada a tener que dejar AHS: Coven porque se me estaba atragantando tanto que me iba a matar de aburrimiento, así que decidí que se acabó lo que se daba, y sin saber cómo terminó la temporada me quedé. 

Este año también he visto cómo se acababa, sin mucha pena, la verdad, Cómo conocí a vuestra madre, una serie que empecé a ver por yo qué sé qué y que nunca me ha gustado especialmente, pero me la he tragado de principio a fin. ¿Que qué me pareció el final? Pues regular, pero vamos, como toda la serie en general. 

Parece que solo me he tragado mierdas como pianos, pero nada que ver. Ya que estamos hablando de series, os contaré que este año he visto un par de ellas que me han encantado y que os recomiendo: Dates, una serie sobre personas que se han conocido por internet y se dan cita en persona por primera vez, Don't Trust the B--- in Aparment 23, una serie que me ha encantado y con la que me he reído muchísimo, y My mad Fat Diary, que ha sido para mí la serie del año. No os voy a contar nada de ella, simplemente vedla. 

En cuanto al mejor cine que he visto este año, si queréis ver mi lista de lo mejor del 2014, visitad este enlace, porque de lo que os voy a hablar hoy es de las diez mejores películas que he visto por primera vez este año pero que no se han estrenado este año. No están ordenadas de mejor a peor ni de peor a mejor, simplemente son diez peliculones que merece la pena mencionar y recomendaros:
  • Atraco a las 3 - José María Forqué
  • Como todas las mañanas - Toni Nievas
  • Rebeldes - Francis Ford Coppola
  • Colegas - Eloy de la Iglesia
  • Damiselas en apuros - Whit Stillman
  • Paris is burning - Jennie Livingston
  • La escopeta nacional - Luis García Berlanga
  • La estanquera de Vallecas - Eloy de la Iglesia
  • Fresa y Chocolate - Tomás G. Alea, Juan Carlos Tabío
  • El Pisito - Marco Ferreri, Isidoro M. Ferry
Mucho cine español, sí, pero ya sabéis que es mi debilidad. Y por último, ya que también he visto muchos cortos, quería dejaros un par de ellos que, si no han sido los mejores, sí que me parecen muy curiosos y creo que merece la pena verlos, así que, con ellos os dejo. ¡Feliz 2015 y mucho cine para el año que viene!



Y si pulsáis aquí podréis ver otro más que no he sabido insertar en el blog. 

1 comentario:

  1. Nunca es mucho cine español. Que buena selección.

    Saludos.

    ResponderEliminar