30 abr. 2014

El del embarazo complicado

Una de las cosas que siempre me ha echado para atrás a la hora de volver a comenzar Friends fueron sus primeras temporadas. Vistas desde mi presente, en diferentes momentos de mi vida, me parecían taaaaan antiguas y taaaaan horteras que se me hacían bastante pesadas. Bueno, siempre he dicho que los Friends que a mí me gustan son los de "la primera vez que se enrollan Chandler y Monica" palante, pero hay momentos muy entrañables también en capítulos anteriores a ese ¡boom! de la serie.

Sin embargo, en este nuevo visionado, en el año 2014, veinte años después de su estreno en televisión, lo que más me ha chocado es que los looks de las chicas ya no me parecen tan horteras. Os juro que allá por el 2008 la Rachel, y por qué no, la Monica de las primeras temporadas me parecían las tías más cutres el universo. Y fijaros lo que es la vida, o, lo que es la moda que nos manipula sin que nos demos cuenta, que esta vez no me está chocando nada e incluso estoy viéndoles modelazos que se podrían ver hoy en día por la calle. 

Eso sí, lo de los chicos no tiene nombre. Las camisas de Chandler siguen siendo terribles en 2014.





Bueno, y quizás el rollo de Ross de llevar camiseta interior + camisa vaquera + corbata también sea too much. Y especialmente ESA corbata.



2 comentarios:

  1. Te puedes creer que no me gustaba Friends y aún así por compañeras de piso, hermana y demás gente me he tragado todos o casi todos los capítulos?¿ Creo que le tenía odio a la fama o el que fueran tan queridos o nombrados...no era los actores o la serie en sí...pero aún así, hoy día les sigo teniendo manía.

    Kiss

    ResponderEliminar
  2. Eso que te pasa con la ropa, es porque ahora hemos vivido un renacimiento del estilo noventero en todos esos estilos que llevaban ellas, el primero fue el de Phoebe con el hippie chic y ahora más recientemente los de Mónica y Rachel. Afortunadamente la moda masculina va por otros derroteros. Yo no quiero llevar esas sisas amplísimas donde podrías colar a un inmigrante ante los ojos de Rajoy.

    Besis

    ResponderEliminar