14 may. 2014

El del apagón

Aunque este episodio me ha recordado muchos momentos de mi vida, creo que con el que más me he sentido identificada ha sido con lo que se podría llamar "ser consciente de que estás haciendo un ridículo enorme al ligar". 


Durante el apagón en Manhattan, Chandler se queda encerrado en un cajero automático junto a una supermodelo, y, abrumado por su belleza, empieza a comportarse de una manera algo extraña delante de esta chica. Bueno, ¿quién no ha pasado alguna vez por una situación parecida? A mí me ha pasado muchísimas veces, lo tengo que confesar. Esa sensación de sentirme totalmente gilipollas hablando con una persona por la que me siento atraída y de repente empezar a hacer y decir cosas de las que me arrepiento al segundo después... ¿Por qué nos pasará esto? 


Por otro lado, en este capítulo Ross decide invitar por fin a salir a Rachel. Otro de los momentos de "me quiero morir de la vergüenza" de la vida de cualquier ser humano llega cuando quieres confesarle tus sentimientos a una persona sin estar del todo seguro de que van a ser correspondidos. Aunque en España nosotros no tenemos esa tradición tan neoyorkina de "pedir una cita", los españoles tenemos que pasar igualmente por el trago de decidirse por fin a hablar con la persona que te gusta y hacer algún plan juntos. Recuerdo que cuando éramos más jóvenes siempre mandábamos a una amiga, y madre mía, yo no sé qué sería peor: si dar la cara o mandar a un emisario y quedarte con cara de idiota mirando pero no mirando a ver qué está pasando.

Ahora, lo peor de todo, sin duda, es tener que ver cómo la chica que te gusta se enrolla con otra persona en toda tu cara, como le pasa a Ross en este episodio... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario