19 oct. 2012

Cuando Harry encontró a Sally

Hay películas que conoces de sobra sin necesidad de haberlas visto por la de veces que has oído o leído algo sobre ellas y por la de veces que has visto alguna de sus escenas. Eso me pasaba a mí con esta película: sabía de qué iba y sabía lo que pasaba, por lo tanto, nunca me había apetecido verla porque no creía que me fuera a sorprender. Pero con esto de cambiarme de país y venirme a Nueva York he empezado a reunir una lista de películas en las que sale esta ciudad y, por supuesto, esta era una de ellas, así que a los pocos días de estar ya instalada en mi nueva casa de Nueva Jersey decidí pasar una noche de desconexión viendo esta película.

Aunque es una comedia y lo que más gracia me debería haber hecho son los diálogos de la película, la verdad es que lo que más me divirtió fue su aire total ochentero. ¡Vaya pintas me gastaban todos! Y qué guapa era Meg Ryan, la verdad. Pero lo que más me gustó de la película es que, aun creyendo que ya sabía de qué iba y cómo terminaba, la película logró sorprenderme.

Cuando Harry encontró a Sally consiguió atraparme desde los primeros minutos, gracias sobre todo al carisma del personaje de Harry. Enseguida entré yo también en la extraña relación que se va formando entre los dos protagonistas y eso hizo que la disfrutara un montón.


Esta película me ha vuelto a demostrar que me puede llegar a gustar, y a enganchar, una comedia romántica. El cine de hoy en día me ha malacostumbrado a que la gran mayoría de las comedias románticas americanas que se estrenan a lo largo del suelan ser caca de la vaca, y este subgénero de la comedia lo suelo descartar siempre a la hora de elegir qué ver, pero afortunadamente el guión de esta película es algo más que comedia y algo más que romance.

Toda la película gira en torno a la idea de Harry de que un hombre y una mujer no pueden mantener una relación de amistad, porque siempre hay uno que desea sexualmente a la otra persona. Sally no está de acuerdo, y será el tiempo, o el destino, quien acabe dando la razón a uno de los personajes.

No suelo ser mucho de recomendar películas porque creo que hay que conocer a la persona para poder hacer una buena recomendación, pero hay algunas películas que, más o menos, gustan a todo el mundo, porque tienen la calidad suficiente y tratan un tema demasiado universal como para que cualquiera pueda sentirse identificado y a la vez disfrutar, por eso creo que, si alguien aún no ha visto esta película, tal vez puede ser un buen plan echarle un vistazo. Yo le doy un copón de película.

2 comentarios:

  1. Yo la disfruté enormemente la primera vez que la vi bastante tiempo y la he disfrutado cada vez que la he visto, hasta me ha sido útil en la vida diaria esta película, en situaciones como las que comento en el post que hice sobre este film, todo un clásico de la comedia.

    (Por cierto, las entrevistas están interpretadas por actores pero las historias son auténticas).

    ResponderEliminar