12 oct. 2012

Frankenweenie

No veáis qué ilusión me ha hecho ver esta película en los Estados Unidos. De hecho, esta es la primera película que he visto en un cine de aquí, y aunque había muchos niños gritones y llorones en la sala, la verdad es que pasé un rato realmente divertido.

Esperaba con muchas ganas y desde hace mucho tiempo la llegada a los cines de esta película. Si me leéis habitualmente sabréis que uno de mis directores favoritos es Tim Buron, pero la verdad es que en sus últimos trabajos me había decepcionado un poco, y esta película está basada en uno de sus cortos (uno de los que más me gustaba, por cierto) y tenía un poco de miedo de que al final fuera una mierda enorme y ya no me volviera a gustar Frankenweenie nunca más, pero afortunadamente no ha sido así.

Tim recupera su estilo tan personal y tan reconocible para contar la historia de amor y amistad entre un niño un tanto solitario, y muy inteligente, por cierto, y su mascota, su perro Sparky. Un trágico día Sparky es atropellado y resulta muerto, y Victor, el niño de esta historia y mejor amigo de Sparky, se ve incapaz de superar esa pérdida. Por este motivo, tiene que hacer algo al respecto, así que decide devolver a la vida a su perro.


Esta hermosa historia no es más que un precioso pretexto para que Tim Burton nos entretenga a los más mayores haciéndonos recordar todas las historias clásicas de monstruos. Para empezar, no es difícil encontrar el homenaje al terror en el título de la propia película, pero son muchos más los detalles que nos recuerdan a otras películas de la época dorada del terror y cine de monstruos.

De esta manera Tim Burton también vuelve a la vida y al pasado, ya que Frankenweenie recuerda también a su forma de trabajar e imaginar en sus primeros trabajos, con una animación sencilla pero suficiente para transmitir toda la serie de emociones que despierta el dulce perrito en los espectadores.

Creo que todos los fans de Burton volvemos a estar contentos: de nuevo un cuento siniestro pero hecho con mucho corazón, capaz de transmitirte tanta felicidad como pena, y no le falta su puntito de humor, tan característico de las películas de este director. Yo, tan contenta. Tan contenta por haber ido al cine en EEUU, por haber entendido la película prácticamente a la perfección (al profesor de ciencias me costaba un poco entenderlo, pero bueno, ya sabes, por el contexto...) y tan contenta por haber disfrutado tanto con esta película. Por eso le doy un recopetín de película.

2 comentarios:

  1. Yo iré a verla esta tarde, aunque con un poco de miedo. De Tim Burtom ya no me fío un pelo

    ResponderEliminar
  2. En cuanto vi el tráiler supe que Tim iba a recuperar a todos los fans que estaba perdiendo. Pero ya sabes cómo soy, jamás en la vida veo nada doblado y en Donosti no me la ponen en V.O.S., así que tendré que esperar un mes para verla en Barna, al igual que "Cosmópolis" de Cronenberg...

    ResponderEliminar