17 dic. 2012

El robobo de la jojoya

Hay películas cuyo título basta para describir las emociones que pueden despertarse al verlas, y esta es una de ellas. Poco se puede decir de una película de principios de los noventa cuyos protagonistas son el famoso dúo cómico Martes y 13. Que conste que me animé a verla porque soy ultrafan de estos dos personajillos, pero claro, a la película le han pasado ya muchos años por encima.


Es mala, mala, mala. Pero te ríes. Y yo creo que eso es lo que cuenta. Así que ojete de dromedario.

1 comentario:

  1. Es muy mala pero te ríes, ese es el diagnóstico más adecuado que puede hacerse de esta película. Yo recuerdo ir a verla de pequeño al cine cuando se estrenó, hace como 20 años.

    Hay un montón de momentos surrealistas memorables, como cuando están en el centro comercial y salen en las pantallas con la apariencia que tienen en ese momento. Y como olvidarse de Esther de Prado como Puri, que bien estaba su momento ante el televisor, jajaja. Una película que cada vez que la veo me parto de risa

    ResponderEliminar