21 dic. 2012

Solo en casa 2: Perdido en Nueva York

Es Navidad y estoy en Nueva York. Así que una película como esta no podía pasarme desapercibida. Aunque de pequeña la había visto unas cuantas veces, hacía ya unos diez años, quizás, que no veía esta película, y me pareció este un buen momento para volver a verla.

Solo en casa 2 es la secuela de la exitosa comedia familiar Solo en Casa, película que contaba las aventuras que un niño tenía que vivir al haber sido olvidado por su familia durante las vacaciones de Navidad. En esta segunda parte la premisa es bastante parecida: llegan las vacaciones de Navidad, la familia se va a Florida, pero el pequeño Kevin se confunde de avión y aparece él solo en Nueva York.

Tanto Kevin como yo sabemos que estar solos en Nueva York es algo que mola bastante, así que el muchacho se las arregla para pasar unas vacaciones de lujo, aunque, tarde o temprano, como ya pasaba en la primera parte, terminará echando de menos a su familia, no sin antes tener que volvérselas a ver con los ladronzuelos que ya le dieron algún susto en la primera parte, y que ahora tendrán que volver a enfrentarse al ingenioso Kevin por segunda vez.


La película no tiene mucho más: puro entretenimiento con trasfondo de Navidad para aprovechar y meter algún momento ñoño y recordarnos a todos lo bonito que es tener familia y personas que te deseen felices fiestas. Es más de lo mismo, así que al que le haya gustado la primera parte probablemente esta tampoco le disgustará, pero no es que ninguna de las dos sean peliculones.

Tampoco se puede decir que sea una mala película, simplemente cumple con su cometido. El reparto, que se repite nuevamente, está muy pero que muy bien escogido, tanto los padres, como los ladrones como el pequeño Macaulay Culkin tienen su gracia, aunque en el casting de esta nueva entrega destaca el personal del hotel Plaza ni más ni menos, donde se aloja Kevin en su estancia en Nueva York, cuyo recepcionista es mi querido Tim Curry.

Han pasado ya muchos años desde que se estrenó esta película y Macaulay se ha metido mucha droga desde entonces, pero es cierto que la película sigue siendo válida y divertida veinte años después, así que ese mérito no se lo vamos a quitar. No obstante, no pasa del ojete de monico.

2 comentarios:

  1. De ésta no me acuerdo casi nada, pero la primera es una de mis películas de cabecera.
    Uno de los mejores títulos antinavideños, junto con la genial Gremlins

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga. Eres de las pocas que habla de Solo en casa 2. Te cito en mi crítica de la película de mi blog Arqueocinema www.arqueocinema.com

    Te paso el link

    http://www.arqueocinema.com/2013/01/Solo-en-casa-2-ii-Perdido-en-Nueva-York-criticas-pelicula.html

    ResponderEliminar