13 dic. 2012

Poli de Guardería

Hoy vamos a hablar de uno de los grandes clásicos del cine americano, del cine americano de Antena 3, concretamente: Poli de Guardería. No había vuelto a ver esta película desde hacía bastantes años, por aquello de que esta es una de esas películas que te podría entretener cuando hacías zapping en la televisión y de repente te la encontrabas, pero ya hace muchos años que yo dejé de hacer zapping y nunca me había salido del cuerpo volver a verla. Lo bueno de vivir en una casa con cuatro niños es que estoy empezando a ver películas de este tipo otra vez, y a veces me tengo que tragar mierdas como Alvin y las ardillas 3, pero otras veces los niños eligen películas como esta, y pasamos un buen rato juntos.

Mis niños aman esta película por una sola cosa, que casualmente es la misma cosa que a mí me hacía muchísima gracia cuando era pequeña y veía esta película: hay un niño que dice pene y vagina. No obstante esta no es una película tan de niños como parece, o como nos la han querido vender. 


Por si hay alguna persona en este mundo que todavía no sabe qué coño es Poli de Guardería (mal por vosotros) os diré que el título no deja mucho a la imaginación. El protagonista de esta peli, Arnold Chuacheneger ni más ni menos, es un policía superduro que está persiguiendo un lío gordo de drogas y es enviado de incógnito a una guardería para estar cerca de la exmujer del señor que mueve toda la mafia de la droga que quieren frenar. En la guardería tendrá que enfrentarse a una clase de niños, cada uno peculiar a su manera, y ganarse su cariño y respeto para poder seguir cumpliendo su verdadero propósito de seguirle la pista a la exmujer del señor malo.

Hoy en día, siempre según mi opinión, esta comedia se ha comido en una de esas que nunca pasa de moda, que no han perdido ni su gracia ni su esencia con el paso de los años, y que encima cuenta con Arnold Chuachenager, que para mí es un actorazo. No hay película mala de este señor.

Esta comedia abrió una nueva etapa para el cine, mezclando la acción y el tipo duro con escenas entrañables e historia de amor, para poder dar así entretenimiento a toda la familia. Y como toda película hecha para las masas es altamente predecible y con final feliz, pero eso no quiere decir que no se pueda disfrutar del recorrido. 

Chuacheneger consigue ablandarnos los corazones mostrando su lado más tierno, pero sin dejar de ser quien es, y solo por eso merece la pena esta película. Le doy un ojete de monico porque no puedo deciros sin ir contra la verdad que esta sea una película buenísima, aunque sin duda alguna es una película que merece la pena ver. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario