13 jul. 2010

Wall-E

Recuerdo que la primera vez que vi esta película, en el cine, salí absolutamente maravillada. Me habían dado algo que yo no había pedido. Yo iba dispuesta a ver una película de Disney, infantil, con muchos toques graciosos, y me dieron una obra maestra que no me esperaba.

Ya me parecía a mí que en Buscando a Nemo se empezaba a ver algo diferente en las películas de Disney Pixar, pero con Wall-E me quedó completamente claro y con Up me reafirmé, por si todavía me quedaba alguna duda. Parece que Disney ya no es una fábrica de sueños, ahora es una fábrica de cine de calidad y de películas inolvidables.

Muchos son los que han hablado de los primeros minutos de la película, en los que apenas hay diálogo, y que ya forman parte de la historia del cine. Yo voy más allá y voy a hablaros de la película entera. Wall-E es la historia de un pequeño robot que lleva un montón de tiempo limpiando el planeta porque los humanos lo dejaron tan lleno de basura que tuvieron que abandonar La Tierra. Un día conoce a Eva, una robota que viene a buscar signos de nueva vida terrestre y Wall-E, que es un robot superguay, decide enseñarle cómo es su mundo, qué cosas le gustan y cómo vive por aquí.


Así arranca la historia de amor... bueno, quizá exagero si digo más maravillosa que nos ha mostrado el cine, pero no exageraría si dijera que está entre las más bonitas. Para muchos Wall-E es un canto a la ecología (por cierto, con el DVD edición especial regalan unas semillas para que plantes un árbol), un ultimatum a la humanidad, una crítica a la sociedad actual, una metáfora sobre la política, una peli que homenajea el cine... para mí Wall-E es una tremenda historia de amor, y con eso me quedo, porque sólo con eso ya consigue emocionarme como ninguna otra película lo había hecho desde hace bastante tiempo. No obstante, esta película tiene una infinidad de capas e interpretaciones, no es sólo una historia de amor, sólo digo que yo me quedo con esa parte.

Wall-E se ha ganado un lugar en mi corazoncito, en el hueco dedicado a los personajes más entrañables de la historia del cine. Con apenas unos sonidos y un sinfín de expersiones faciales y corporales tan divertidas como conmovedoras Wall-E logra darse a entender y transmitirnos toda la bondad y el amor que es capaz de sentir, siendo tan solo un robot de limpieza, recordándonos, a los que nos describimos como apenas románticos, que no hay nada mejor que darlo todo por amor.

Con un guión excelente, con escenas que jamás olvidaré y un montón de guiños a otras grandes películas, un gran trabajo en la construcción de personajes y, sobre todo, una animación alucinante, Wall-E se coloca en un puesto más que digno y consigue el recopetín de película.

4 comentarios:

  1. Yo también me quedo con eso. Sí, tiene mil cosas más, pero yo creo que la historia de amor es lo mejor. Ver a Wall-e deseando tener a alguien a quien coger de la mano, y encontrarla...

    Solo la he visto una vez, no sé por qué. Aunque hace tiempo vi un trozo por la tele, y solo con ver a Wall-e ya me emociono. Es superior a mí esta película, la verdad. La segunda vez que la veo creo que me la voy a pasar entera llorando.

    ResponderEliminar
  2. pues a mí me aburrió infinitameeeente

    ResponderEliminar
  3. Yo no tenía ninguna gana de verla y la vi al año de su estreno un día aburrido y cuando terminé lo único que pude decir fue: '¿PORQUÉ NO LA HE VISTO ANTEEES?

    Preciosa, absolutamente conmovedora :)

    Felicidades por el blog!

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo que cuando vi los increibles y buscando a nemo pixar habian avanzado, pero luego llego Cars, nunca me he atrevido a verla y despues de eso no me volvi a atrever a ver una de pixar hasta que llego Wall-e y recupere tiempo perdido y cada vez se superan mas. Ahora a la espera de Toy Story 3. Que poe he oido la 3º es a la saga lo que el capitulo final de Lost a la serie (me rrefiero en lo emocional)

    ResponderEliminar