2 jun. 2010

Habitación en Roma

A Médem siempre lo había considerado yo un gran director. Con sus primeras películas ya se podía ver que este director era diferente, especial, atrevido, pero es con Los Amantes del Círculo Polar cuando me conquista por completo. Pero claro, al parecer, una no se debe dejar conquistar tan fácilmente, porque luego se lleva unos disgustos que pa qué. Sí, queridos míos, si Caótica Ana ya daba un poco de cosica, Habitación en Roma es la gran mierda.

Nunca el sexo había sido tan aburrido, subtitularía yo esta película. Y yo que pensaba que me iba a resultar hasta incómoda, con tanta teta suelta, y yendo al cine con un hombre (que por cierto, es mi vecino, me enteré gracias al mundo de los blogs) y... ¡menos mal que fui acompañada! porque si voy yo sola seguro que me quedo dormider.

¡Qué santo coñazo! ¡Menuda historia de mis cojones! ¡Vaya mierda, Médem, coño ya! Yo no sé qué le pasaría a este hombre hace poquitos años, a lo mejor lo de la muerte de su hermana lo dejó catacroker, pero vamos, yo, al menos, puedo marcar un antes y un después en la trayectoria de este autor, y el después está siendo cada vez peor.

Ya se podía haber tirado alguna por ese balcón, para darle un poquito de vidilla a la película

Lo que menos me ha gustado pero más me ha sorprendido es que esta película... me suena. A ver si me explico. Bueno, para empezar, hasta el propio director reconoce haberse inspirado en la película En la Cama, aunque yo no la he visto, así que no me puede sonar a esa. Lo que me suena, y nunca mejor dicho, es la música. La misma puta canción repetida hasta la saciedad, como en Vicky Cristina Barcelona. No obstante, viendo el conjunto de la película, la banda sonora de Habitación en Roma, ni tan mal. Un poco cansina de más en algunos momentos, pero vamos, que a veces se agradece salirse de la historia un poco. Luego, aquí el señor Médem debió ir a ver Ágora, de Amenábar, y salió flipando del cine con esos planos de la tierra y dijo: "Yo más", y sí, el nos metió más planos de la Tierra así en plan satélite, que todo se ve muy bonico, pero que vamos... a mí me ha resultado cutre y todo. Y como le gustó mucho Ágora también, pues dijo, yo también quiero rememorar la figura de una mujer antigua interesante, y como Hipatia quedaría feo, que es copiar, pues él eligió a una tal Aspasia de Mileto, que yo no sé quién es, pero al parecer Médem tampoco, porque para meterla en la película tuvo que inventarse una especie de bicicleta con techo y ponerle el nombre de esa mujer. Pa cagarse. Como en Caótica Ana.

Y no quería hacer yo un comentario muy profundo, pero no puedo pasar sin hablaros del guión, que da dolor de corazón. Es verdad que la película la vimos doblada, y oye, a lo mejor las frases en inglés eran bonitas, pero en castellano han quedado algunos diálogos de levantarse en medio del cine y gritar "¡ole!" a la pantalla. Aunque no son los diálogos los culpables de que el guión sea basura, yo creo que la película falla ya desde la primera idea, antes de ser escrita. Gracias a ese guión la película resulta totalmente antinatural, barroca (que está mal que yo lo diga, porque a mí siempre me dicen que soy muy barroca escribiendo), absurda y boba. ¡Con lo bonito que es el amor y qué asco da en esta película!

Así que nada, una puta mierda. Aquí se acaba oficialmente mi relación con Médem, que menudos dos disgustos me ha dado, y además seguidos. Ya he perdido toda mi confianza en él. A su película le voy a dar un ojete de dromedario, que vergüenza me daría a mí, Julito, pero mira, es lo que hay. Y... si queréis escuchar una buena historia sobre el amor que solo dura una noche, yo os recomiendo mejor esto:

Joaquin Sabina – Y Si Amanece Por Fin

7 comentarios:

  1. Pero qué barroca eres, Bea Cepeda!!

    Yo ésta directamente ni me he planteado el verla, y por lo que veo, hago bien.





    De tiii depende y de miiiii que entre los dos siga sieeendo ayer nocheee hoy por la mañanaaaa

    ResponderEliminar
  2. Pues mira tu que disgustazo! a mi Caotica Ana me gustó.. pero la historia esta la verdad esq no me atrae nada.. y después de leerte no me apetece ni hacerme una tortilla francesa!!

    ResponderEliminar
  3. no puedo sino suscribir tus palabras y decir que, para mi, Julito perdió su oportunidad y eso que ayer el viento soplaba a su favor, porque la compañía era inmejorable. Pero ni por esas. Aunque nos reimos, pese a todo, de lo cutre y antinatural que era.
    Por cierto, la canción sí que es de Russian Red: Loving Strangers
    Un 3 es demasiada nota... jaja

    ResponderEliminar
  4. yo creo que con Lucía y el sexo ya se le fue un poco la pinza

    ais Sabina!

    ResponderEliminar
  5. Es que Medem siempre ha sido bastante pajillero la verdad. No he visto Caotica Ana, pero aún así la veré porque tengo ganas de comprobar con mis propios ojos si todo lo que dicen es cierto, ya lo sé esto resulta un poco masoca pero soy asín.

    En cuanto a esta última... pues para que engañar al personal, lo único que me sugiere es ver un poco de carne poco más xD Parece que hay opinioes encontradas en todos los blogs :/

    ResponderEliminar
  6. A mi la verdad me pareció una película par el consumo de onanistas cumpulsivos.

    ResponderEliminar