19 jun. 2010

La herencia Valdemar

Cuando se estrenó esta película en el cine, causó cierta polémica, aunque poca, porque pasó más bien desapercibida. La poca polémica que causó giraba en torno a si esta película era o no caca de la vaca. Y yo, que siempre pico, quise tener mi propia opinión, y para eso tenía que verla. Lo que pasa es que por lo que fuera no fui a verla en su momento al cine, y he tenido que esperar hasta ahora para poder forjar mi opinión.

Ahora, una vez vista, la verdad es que no sé muy bien qué decir. Bueno, intentaré empezar por el principio. Lo primero que me gustaría decir es que no me ha parecido una mierda en absoluta. Es raruna, tiene un cierto tufillo a algo raro y rancio, pero... creo que se defiende más o menos ella solita. Lo malo que tiene, que no es poco, es que es más caótica que una morería. Arranca de una manera, además bastante inquietante, crea muchas dudas, y de repente se va a una historia totalmente diferente para terminar dejando sin acabar nada de lo que ha empezado.

Es que no sé si sabeis, pero esta película es solo la mitad de una película. Es decir, acaba sin solucionar muchas cosas dejándote ahí con la cosica de "ay madre, qué pasará ahora". Y lo que pasa es que se acaba. Eso es una putada, porque si quiero ver una peli en dos capítulos, me veo una miniserie o una TVmovie. Porque no es que sea una primera parte de una saga, no, es que la película no cierra las tramas que abre, se necesita la otra mitad.

Eso es lo que menos me ha gustado, eso de dejarle a uno con las ganas. Pero por otro lado, hay otras cosas que, aunque no me parecen gloria pura, me ha apetecido verlas. La primera, por supuesto, es volver a ver a Paul Naschy, que aunque el pobre está viejunísimo, pues siempre da gustico ver. La segunda es ese halo de misterio decimonónico, de terror asociado a lo paranormal que a mí tanto me gusta. Parece que las historias clásicas de fantasmas, de ouijas y demás ya estaban pasadas de moda, que los vampiros ya no son lo que eran y que ahora nos asustan otras cosas, y la verdad es que me apetecía la vuelta a este tipo de terror tan intrigante y tan inquietante.

De aquí no salgo vivo, dijo Paul Naschy.

Pero no me puedo quedar con esta parte de la peli, porque otras muchas cosas malas pesan. Pero bueno, ya puedo decir que he visto La Herencia Valdemar, y ya puedo dar mi opinión sobre ella, y mi opinión es que es una película que vale para bien poco, para un rato entretenido y ni eso, porque al final te deja con el gusanillo. Tiene cosas buenas, pero yo creo que resaltan más las malas, aunque aún así, se deja ver. Finalmente he decidido dejarla con un ajustadísimo ojete de monico.

2 comentarios:

  1. Me alegro de que no te haya horrorizado!! yo tengo muchas esperanzas puestas en la continuación...!! xD

    ResponderEliminar
  2. hey, que pasa!, soy /therockcat del fotolog y escribo para decirte que eres la mejor y que son fan de este blog, demencial lo de "cómo se puntua en esta casa", ánimo!!!!

    ResponderEliminar