8 jul. 2012

Community (1º Temporada)

Las mejores series y las mejores películas son aquellas que te pones a ver casi por casualidad pero terminan sorprendiéndote. Yo empecé a ver Community solamente porque me acaba de abrir una cuenta en Series.ly y si quería aprovecharla debía empezar a ver una serie que no tuviera descargada y decidí ver el episodio piloto simplemente porque la serie aparecía en la página de portada.

Hombre, ya había oído hablar de Community, y sabía que era una buena comedia, tenía mis referencias. Pero os diré que a mí lo de empezar a ver una serie desde cero me cuesta, aunque sepa de antemano que es buena, porque generalmente, más aún en las series de comedia, le cojo tanto cariño a los personajes que prefiero seguir viendo otras, aunque sean peores, que empezar con algo bueno.

Por otro lado, mis comienzos con Community no fueron buenos. El primer capítulo no me dejó prendada, pero tampoco lo hicieron los siguientes. Es verdad que la serie recoge un plantel de personajes bastante interesantes, pero como me pasa siempre, hasta que no consigo tener un favorito no consigo engancharme a una serie.


En esta serie tenemos a Jeff, el protagonista, que desde el primer momento me pareció de más de guay para mí. A Brita, la tía buena que no está buena en absoluto, a la negra, cuyos ojos me daban algo de miedo, al negro, que… bueno, la verdad es que el negro y el moro desde el principio me cayeron en gracia, pero tampoco me parecía que salvasen la serie. Luego estaba el señor mayor, al que me costaba bastante entender, y por último, la niña inocente con la que, aunque parezca mentira, conseguí conectar en un primer momento.

Afortunadamente, según pasaban los capítulos, comencé a comprender a Jeff y en el momento justo en el que me cayó bien la serie cambió por completo. Community me empezaba a gustar e incluso me resultaba bastante graciosa. Eso fue como por el capítulo octavo o noveno. Mi punto de vista sobre todos los personajes cambió y empecé a disfrutar de una “nueva” (para mí lo era) serie en la que, aunque en principio todo parecía bastante normalito, pude descubrir que escondía un increíble entramado de frikadas estupendas.

El hecho de que Abed, el moro, sea un friki de las series ha hecho que en esta primera temporada de Community tengamos capítulos absolutamente asombrosos y deliciosos que recuerdan a algunas de mis películas favoritas. Sobre todo al final de la serie, el espíritu sobrefreak se ha ido apoderando capítulo a capítulo de los personajes hasta culminar en unos cuatro episodios finales increíbles.

Por supuesto que seguiré con ella y me alegro un montón de haber encontrado otra serie de calidad que se ajusta a mis gustos, que últimamente en el terreno de las series estaban algo perdidos. Copón de serie para Jeff y sus amigos.

4 comentarios:

  1. es brutal ... yo no pude parar hasta que la acabé y ahora siento un vacío :(

    ResponderEliminar
  2. Genial, la empecé hace 3 semanas y me ha parecido impresionante. la 2ª temporada sigue el ritmo igual, y la corta duración se agradece a veces. ¡Larga vida!

    P.D: Odio al Chang. No puedo con él. ¿Se irá algún día?

    ResponderEliminar
  3. Adoro esta serie. No me topaba (también casi por casualidad) con una comedia tan buena desde The Office. Me encantan todos y cada uno de los personajes, cada uno por lo suyo. Aunque siento debilidad por Pierce y ultimamente por el decano. Ah y Brita ¿no está buena? Pues para mí es un cañón.

    Saludos.

    ResponderEliminar