27 jul. 2011

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte II

Ansia es lo que me producían las ganas que tenía de ver, por fin, el esperadísimo final de la saga Potter. Después de cómo nos la metieron doblada dividiendo el final en dos partes para recaudar el doble de dineros (cosa que les ha salido de lujo) y de hacernos esperar unos meses más a los pobres (también en el sentido económico) fans, por fin, el 15 de Julio, llegaba el último capítulo a la gran pantalla.

La verdad es que ha sido una última parte bastante bien acogida por los fans, y bueno, ni qué decir tiene el grandísimo éxito que ha alcanzado en taquilla. Mi valoración personal es que la película me ha dejado satisfecha, pero me podía haber dado mucho más. Aunque, en general, me ha gustado, al final me dejó un regustillo como a chocolate Hacendado, de esto que dices: joder, está mu rico, pero es que no es Lindt.

Supongo que sobra comentar de qué va esta película. Si no sabéis de qué va, no sé qué hacéis leyendo esto, pero bueno, por si acaso, esta última parte narra la última gran batalla de magos buenos contra magos malos. Por fin Harry Potter se enfrentará cara a cara con Voldemort sabiendo que solo uno de los dos puede salir vivo. Para poder acabar con Voldemort, Harry tendrá que destruir su alma, que ha sido dividida en siete partes, y... ya está.

Mucha batallita, mucha escena de acción, muchas prisas y muchos fuegos artificiales pero poca chicha. SPOILER Aunque hay escenas memorables, como la muerte de Snape, que a mí consiguió ponerme los pelos de punta. Terminada ya la saga, he de decir que la muerte más dramática en la gran pantalla ha sido la suya, sin duda alguna. FIN DEL SPOILER. La verdad es que comprendo a toda esa gente que dice que Snape es su personaje favorito, porque es el más complejo, el más misterioso y encima el que mejor final tiene, pero yo me quedo con Sirius Black.

Nuevamente, y como siempre, desde que Yates se encarga de las películas de Harry Potter, me ha gustado el ambiente tan oscuro, las escenas de acción están muy bien rodadas, los efectos especiales son magníficos y bla bla bla, pero chicha, poquita, y el guión, regulero... Por otra parte, manda narices que después de ocho películas Daniel Radcliffe no haya aprendido a actuar. Sin duda alguna todo el encanto se lo llevan Ron y Hermione, que tampoco es que tengan a dos actorazos detrás, pero es que lo de Daniel es muy fuerte. Aunque bueno, al fin y al cabo ha hecho de Harry Potter un referente, y eso no podremos olvidarlo nunca. Entrará en la lista de alcohólicos que nos dieron personajes guays, como David Hasselhoff o Liza Minelli. Por cierto, y sin que tenga que ver, qué vieja está ya Maggie Smith... poca vida le doy.

SPOILER La película consigue un tono bastante decente y lo sabe mantener durante todo su metraje HASTA que llega el final. Ese epílogo de 19 años después... no no no. Por lo que veo, tiene tantos detractores como defensores, pero a mí me pareció bastante ridículo. La idea en sí mismo no, la verdad, eso me parece precioso y muy emotivo. Volvemos al principio de la saga de la mano de Harry, recordando todos aquellos buenos momentos y aquellos tiempos tan felices en los que lo peor que te podía pasar era jugar una partida de ajedrez con piezas que podían matarte. Pero eso de que fueran los mismos actores (reguleramente caracterizados) los mismos que hacen de ellos de mayores me dejó muerta. Harry da bastante repeluco, las cosas como son, aunque su hijo es una monada. FIN DEL SPOILER

Y ya está, se acabó. Parece mentira, pero así ha sido. Ya han pasado diez añazos desde la primera película, diez desde que yo me enganché a la saga, y ese cutrefinal también ha sido el cutrefinal de una etapa de mi vida. Algún día yo también le contaré a mi hijo quién fue Harry Potter y cuáles fueron sus proezas, y mi hijo me mandará a hacer puñetas porque en su generación lo que lo peta es... ¡vete tú a saber! En la generación de mi madre lo petó Los cinco. Me acuerdo cuando me regaló sus libros de cuando era joven y yo la mandé a zurrir mierdas porque no me gustaron nada. Pues a mí me tocará parecido. Uy! Que me iba a despedir sin ponerle nota a la película. Le doy un copón de película subjetivo, que quiere decir que igual se merecía un poquito menos, pero como he dejado hablar al corazón, le he tenido que dar esa nota.

1 comentario:

  1. mmm...como empesar la critica resumida, de una pelicula demaciado resumida, no se puede negar que fue la enterga mas emocionante de Harry Potter, el gran final contra Lord Voldemort, una de las cosas que me han molestado, es lo resumida que estan las tanto la 1ra como la 2da parte, entiendo que sin resumirlo duraria el triple, pero bueno, otra cosa que ha molestado es un poco el doblaje, no es lo mejor, pero la parte buena ha dado puntos suficientes para verla por 2da vez, los efectos son realmente exelentes, y las muertes inesperadas, la historia contada con detalles es algo fundamental para entender toda la pelicula.

    Exelente en resumen, genial y para verla por 2da vez.

    PD. estoy deacuerdo, en lo misterioso de Severus Snape y su forma de morir, ademas de su historia, pero Sirius Black es un personaje florido y con una muerte que no se esperaba, con una asesina menos esperada Bellatrix Black Lestrange

    ResponderEliminar