31 may. 2011

Ahora los padres son ellos

He de reconocer que cuando salió en el cine Los padres de ella me pareció una comedia muy interesante, y que la vi varias veces porque me pareció muy divertida. Cuando salió Los padres de él ya no era lo mismo, pero también tenía su gracia. Y ahora que había salido esta tercera parte no podía renunciar a verla, aunque ya me esperaba lo peor.

Y no estaba equivocada, porque la película es de lo más regulera. Ahora los Fockers ya son una familia, con sus dos niños perfectos y adorables... y ya está. Porque con la película no aprendes mucho más. Como los personajes ya son de sobra conocidos, pues han aprovechado para hacer un par de chascarrillos sin importancia haciendo que la película no nos cuente nada nuevo o nada que no podríamos esperar.

Realmente creo que Ben Stiller es un buen cómico, me gusta como actor, me parece un actor muy contenido y natural, pero capaz de sorprenderte con grandes locuras. Y bueno, si hablamos de grandes actores... ¡joder, tenemos ahí a Robert de Niro, desaprovechadísimo en esta tercera parte, por cierto! Ninguno de los personajes consigue destacar en esta tercera película, ni los nuevos, y eso que aparece el cuerpazo de Jessica Alba, pero hace un papel tan sumamente tonto que ni siquiera sobresale, la pobrecica.

Casarte con el hombre de tu vida y que cuando pasen los años empiece a usar este tipo de jerseys

Una trama muy simple, que arranca con muy poca fuerza lo que hace que no se mantenga a lo largo de la película, con un final bastante chapucero y con una sucesión de enredos bastante penosa. Lo peor de todo es que se mancille de la manera que lo hacen una referencia como El Padrino. Esa fue la razón más grande para llevar esta película directa al suspenso.

Así que como me ha parecido aburrida, tonta, innecesaria y encima una blasfemia para los amantes del cine, la película se queda con un ojete de dromedario de mi parte. ¡Y voy más allá! Puedo prometer y prometo que, si tenemos más secuelas de las aventuras de Los Fockers (Ahora los padres van de comunión, Ahora la niña se preña con 12 años y es ella la madre, Ahora el padre es el gato de Robert de Niro) yo no pienso darles más oportunidades. Me quedo con el buen recurdo de Los padres de ella.

4 comentarios:

  1. A mí también me divirtió bastante Los padres de ella, pero las secuelas no había por donde cogerlas. Este es un defecto habitual en Hollywood: coger una idea con gracia o exitosa y explotarla y estirarla hasta que pierde frescura, gracia o lo que fuera que hizo que funcionara.

    ResponderEliminar
  2. La primera y la segunda me parecieron dos comedias bastante dignas, pero esta tercera parte no tiene nada bueno... y mucho menos, gracia.

    ResponderEliminar
  3. La primera yo también la vi en su día y me pareció entretenida y divertida, la segunda ya no me gustó nada y de esta tercera he pasado olímpicamente (a pesar, como bien dices, del cuerpazo de Jessica Alba). La mejor manera de que dejen de hacer estas pelis es no ir a verlas, que al fin y al cabo se siguen haciendo porque dan pasta

    ResponderEliminar