1 jun. 2011

Thor

Consternada estoy. No hay cosa que más me fastidie en la vida que pasarme una película entera preguntándome ¿pero esta, de qué me suena? O este, que con los hombres también me pasa. La cosa es que hoy fui a ver Thor, porque aunque había oído que era regulera, yo quería verla, y punto. Y aunque muchos se empeñaron en convencerme de que no lo hiciera, yo nunca digo no a un trabajo de Kenneth Branagh, que es uno de mis directores/actores de referencia. Pues bien, resulta que llego a casa, busco Thor en IMDB y empiezo a ver quienes son los actores, para quitarme la duda que durante más de dos horas me ha comido por dentro. ¡¡Y resulta que una de ellas, la chica guerrera con berruga, es la Jessi de KYLE XY, a la que yo tanto odié, pero es que el otro, y esto sí que es para vomitar y no echar bilis, es Tito Pulo!! Y el que no haya visto Roma ahora estará perdidísimo, no sólo en este artículo, sino también en la vida, porque Roma es una serie maravillosa.

Y después de todo esto, pues venga, hablemos de Thor. No podía yo creerme cómo alguien como Branagh había acabado adaptando un comic al cine. Sentía mucha curiosidad por saber qué podía haberle llevado a encargarse de un proyecto así (además de la millonada, claro) y me gustaría pensar que es porque Thor es un clasicazo. No he leído los comics (no he leído comics, así, en general) y no sé si la adaptación es fiel, si es infiel o si es polígama, pero vamos, lo que sí está claro es que el guión de Thor no podía ser más clásico. Y por lo tanto, claro está, predecible. Esa es la única pena que me ha entrado en el alma mientras veía Thor, que en cuanto me di cuenta de lo que allí pasaba, me di cuenta de que ya me sabía la película. Pero punto por punto. Cosa que me jode, pero bueno, intenté disfrutarla de otro modo.

Lo malo es que tampoco lo conseguí del todo, porque la película tampoco es la joya del cine. Tampoco esperaba encontrarme un peliculón, pero no sé, Branagh siempre me agrada, y aquí me ha dejado ahí... que si sí que si no. No he visto que esta película destaque por nada en concreto, aunque la banda sonora me ha gustado mucho y creo que está muy bien utilizada, pero que no me ha acabado de convencer.

Y luego está la trama, que menuda trama... la verdad es que lo poco que yo sabía de la mitología nórdica es gracias a la película Aladdín y el rey de los ladrones, en una escena en la que el Genio entrevista a los invitados a la boda de Aladdín y aparece Thor y le dice: ¿Y tú quién eres? Y Thor le contesta: Thor. Y el genio le pregunta: ¿Thor, qué? Y Thor le responde: Thor que sí. Chiste que a mí me ha hecho muchísima gracia de toda la vida. Y luego también sé cosas de la mitología nórdica por la película de La Máscara, en la que se vincula a la máscara con Loki. Entonces, podían sorprenderme por cualquier lado, pero nada, tampoco. Resulta que Thor es una película que en España se puede entender muy bien, porque, en su mínima expresión, viene a ser una película sobre las riñas entre hermanicos por la herencia, que eso aquí se estila mucho. Solo que como son hermanicos dioses, pues en vez de por lindes discuten por otras cosas más amplias.

Eso sí, me quedo con la moraleja de la película: no adoptes nunca, y menos si el bebé es de otra raza. Ya sabéis: nada de chinos, que nos comen los chinos. Y bueno, ahora en serio, que Thor no tiene nada de especial, al menos desde el punto de vista de una persona que no idolatra al personaje de los cómics. Yo le he puesto un ojete de monico porque bueno, he pasado un rato entretenido, pero nada más.

10 comentarios:

  1. Nada que decir sobre los planos "tan rectos" con los que ha rodado el Branagh la peli?

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajajajajaja es verdad!!!! Un par de veces lo pensé, pero quise pensar que era fruto de mi imaginación xDDDDDD

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco reconocí a Ray Stevenson, y eso que está inmenso (literalmente) en Punisher: War Zone y Roma. Creo que fue por la barba.

    Yo sí que disfruté de Thor, a pesar de tener un argumento clásico, porque sabía que se trataba simplemente de una introducción a su personaje para el gran proyecto que será Los Vengadores (tal como explicaba en el post que hice sobre la película en mi blog, donde toda información inútil es bienvenida) cosa que queda especialmente clara en la secuencia tras los títulos de crédito donde se averigua que ha sido de Loki.

    Se ha de tener en cuenta que Iron Man, Iron Man 2, El increíble Hulk, Thor y la futura película sobre el Capitán América forman todas parte de un gran tapiz y se han de ver como capítulos de una misma historia. De ahí las escenas post-créditos en todas ellas y otras referencias que se hacen de película a película. Todo se entenderá con el estreno de Los Vengadores dirigida por Joss Whedon.

    ResponderEliminar
  4. "Punto por puto"??? Mmhh... interesante lapsus...

    ResponderEliminar
  5. Eres el único que se ha dado cuenta. Eres la única mente limpia aquí.

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo ya asumido que ver pelis basadas en cómics es lo más bajo que se puede caer dentro de la cinefilia. Pero ya digo, lo tengo asumido, las veo, intento disfrutarlas y las olvido a los cinco minutos...

    ResponderEliminar
  7. ¿Y eso por qué? ¿Habrá de todo, no? Por ejemplo, a mí V de Vendetta me gustó, y Sin City, y alguna más habrá!

    ResponderEliminar
  8. Yo desde el Superman de Donner no he vuelto a ver pelis comiqueras realmente...como decirlo? trascendentes? Bueno, Ghostworld con Thora Birch y Scarlett Johansson...?

    ResponderEliminar
  9. Si sale Natalia en ella no debe ser mala!! es que yo la adoro!!

    ResponderEliminar
  10. A mí me pasa lo mismo, cuando me quedo pensando que conozco a alguien y no me sale no ya el nombre, sino dónde lo he visto. Y me cabrea. Y la gente que está conmigo me empieza a mirar raro cuando ve que me cabreo de verdad y que insisto en ello y me paso la peli diciendo "qué rabia... ¿dónde salía este/a?". Incomprensión.

    ResponderEliminar