25 jun. 2011

Buffy Cazavampiros (1º Temporada)

Buffy Cazavampiros es una serie que he conocido de toda la vida. La han puesto mil veces por la tele y he tenido amigos que la han seguido, pero nunca me la tomé en serio hasta que, el año pasado, en el máster de guión que cursé, se habló de ella con buenos adjetivos. Yo pensaba que era una soberana estupidez, las cosas como son, pero desde hace como año y medio eran muchas las personas que me hablaban bien de ella, y como me apetecía coger una serie que me entretuviera y no me hiciera poner mucho de mi parte para disfrutarla, al final, me decidí a empezarla.

Ya me habían avisado, también, de que la primera temporada era bastante cutrecilla. Y hombre, la verdad es que tenían razón. Si me ha gustado esta primera temporada es por el aroma rancio y noventero que destila, más que por la originalidad de sus capítulos o por el hilo argumental. No obstante, ha cumplido su objetivo, y es que me ha servido para estar entretenida, así que, por ahora, voy a seguir con ella y pronto empezaré la segunda temporada.

Supongo que a estas alturas de la vida no habrá nadie por aquí que no sepa de qué serie estoy hablando, por eso no me he parado a resumir brevemente de qué va. No obstante, si alguno aún tiene la duda, el título de la serie es bastante descriptivo: Buffy es una adolescente que llega a una nueva ciudad y tiene que aprender a llevar su vida de chica de insti junto con su lado cazavampiros para librarnos a todos del mal, amén.

Por ahora, lo que es la base de esta serie, o sea, una joven que tiene que enfrentarse al mal con ayuda de sus amigos, todavía no ha conseguido volverme loca, pero tengo la esperanza de que en futuras temporadas conseguirá engancharme. Eso sí, también es cierto que ha habido capítulos en esta primera temporada que le quitan a una las ganas de vivir. Yo he intentando ver esta primera temporada con un poco de perspectiva, siendo consciente del año en que se hizo y de los miedos que está reflejando, pero aún así algunas cosas cantan más que Ortega Cano en una boda cuando respiraba sin ayuda de una máquina.

En cuanto a los personajes, que ya han quedado de sobra definidos en estos primeros capítulos, ya tengo un favorito. Llegué a la serie sin saber prácticamente nada de la misma, pero sabía que Alyson Hannigan trabajaba en ella (interpreta a Willow). Y a esta chica, no sé por qué, siempre le he tenido un cariño especial, así que desde el minuto uno se convirtió en mi favorita. Por otro lado, ansiosa estoy de que empiece a salir Seth Green, que es otro actor que desde pequeña he tenido mucha estima.

Total, que seguiré con la segunda temporada esperando que la cosa mejore un poco, porque por ahora, he de ser justa y coherente, y no puedo darle más de un ojete de monico.

3 comentarios:

  1. Bea, espero que la veas en VO porque los diálogos son soberbios, especialmente si te interesa la creación de buenos diálogos.

    Una de mis series favoritas. De hecho se convirtió en tal a partir de que Buffy llega a la universidad. Hay un capítulo memorable en la cuarta temporada, titulado Hush, que es realmente fantástico.

    Es una lástima que mucha gente no supiese ver más allá de la comedia de la serie y se perdiera todas las alegorías y metáforas de la vida que se van desarrollando a medida que la serie fue madurando y afianzándose.

    Actualmente, Norma editorial publica la 8ª temporada que Joss Whedon realizó en cómic.

    Para todo aquel que tenga curiosidad, hice un post de la película Buffy que luego se continuó en la serie:

    http://elcinefagodelalagunanegra.blogspot.com/2010/03/buffy-la-cazavampiros-buffy-vampire.html

    ResponderEliminar
  2. Pues la primera no la he visto en versión original, pero si cambia tanto, empezaré a verla en inglés!

    ResponderEliminar