1 sept. 2013

Antes de amanecer

La trilogía de moda, señora. Y yo, que aunque había oído hablar mucho y muy bien de estas películas había pasado totalmente por aquello de que a mí las historias de amor no me emocionan especialmente, al final caí y dije: como lo hace todo el mundo lo voy a hacer también yo. Y me propuse verme las tres películas, pero! Resulta que vi la primera y que oye, que ni fú ni fá. Y ya claro, se me quitaron las ganas de ver el resto.

Supongo que es por todos conocido que esta es la historia de un amor muy espontáneo, muy bonito y muy realista de dos jovenzuelos que se conocen en un tren en Europa. Eran aquellos años en los que hacer el interrail era lo más romántico que podías hacer en tu vida y esta película parte de ahí para contarnos cómo un aventurero americano al que acaba de dejar su novia española conoce en un tren a una francesa a la que invita a pasar con él su última noche en Europa. 

Todos hemos sido jóvenes (afortunadamente algunas todavía lo somos) y todos hemos hecho locuras. Y todos nos hemos enamorado perdidamente una noche de una persona de la que no volvimos a saber nunca nada más. Y yastá. No hay más. Eso es, básicamente, Antes de amanecer. Estos dos pipiolos se pasan tooooda la película venga a hablar venga a hablar de todo un poco y se prometen volver a encontrarse pasado un tiempo, pues ambos han sentido la chispa del amor en sus corazones.


¿Interesante? Sí. ¿Maravillosa y reveladora? Pues mira no. A lo mejor es que yo no sé de la vida pero a mí estas cosas como que no me impresionan ni me emocionan: chico conoce a chica, al chico le gusta la chica, chico embauca a chica y chicos pasan una noche juntos. Vale, me parece muy bien, pero no esperéis que a mí esto me llegue al corazón, aunque ya advertí al principio que yo para las historias de amor en el cine soy muy rancia. 

Os seré sincera: me aburrí bastante viéndola. Llegó un momento que era como "voy a terminarla por terminarla", pero es el riesgo que corren estas películas cuya trama avanza a golpe de diálogo y de ir conociendo cada vez más a los personajes, que si desde el principio no conectas con ellos, la película se te va a hacer soporífera. 

No tendría el día para el amor o es que a estas películas se las ha puesto más por las nubes de lo que realmente merecen, la cosa es que yo me esperaba el ensayo sobre el amor verdadero definitivo y me he encontrado con la historia de amor que todos hemos vivido a los veinte años. Sinceramente, no me apetece mucho continuar con las otras dos películas, aunque han sido muchos los fanses de la trilogía que me han dicho que la segunda es la buena. Yo a esta la dejo con un ojete de monico y el resto ya se verá. Por cierto, que hace poco tuve el placer de ver una película que para mí sí muestra el amor de verdad, o al menos como yo lo veo. Por si queréis echarle un vistazo, aquí está The Broken Circle Breakdown.

5 comentarios:

  1. Ains, siento que no te haya molado. A mi me encanta la saga, y yo tampoco soy muy de pelis de amor, jeje. Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Anda! Igual no era tu día... y oye, si no te entra desde un principio, pues no te entra! Pero mira que a mí, que soy menos romántico que una tabla llena de clavos oxidados, ¡me encantó! Será que me hago blandengue. Y sí, a mí me gustó aún más la segunda. Tiene un toque más realista. Pero si no te entró la primera... no sé.

    ResponderEliminar
  3. igual también es una peli de las que responden mejor depende del estado de ánimo y en que momento de la vida te encuentres. La vi en su momento con 18 años y reconozco que me gustó mucho, es más, fui a ver la segunda años después con la misma chica con la que vi la primera. Anda, dale una oportunidad que la segunda igual tiene algo más de chicha, sobre todo por las conclusiones que sacan del paso del tiempo. Además (ojo spoiler!!!), ¿no tienes curiosidad por saber si aparecieron en la estación?

    ResponderEliminar
  4. La vi el otro día con mi chica y nos pareció una de los mayores timos cinematográficos que hemos visto (probablemente sea problema del hype que hay alrededor de las pelis). Pero vamos, diálogos vacíos y pretenciosos a más no poder y los personajes un poco insufribles.

    ResponderEliminar