3 sept. 2013

Take This Waltz

En la entrada anterior decía cosas que harían llevarse a algunos las manos a la cabeza y llamarme loca por pensar que Antes de amanecer, película de amor por excelencia, era un coñazo. Y aunque las comparaciones sean odiosas, el mismo día que vi Antes de amanecer vi Take This Waltz y tuve, sin querer, que comparar, y, queridos míos, ¡qué diferencia! 

Vale que aunque ambas películas hablen del amor y de las relaciones, son totalmente diferentes y se centran en momentos diferentes de una relación, pero hija, a mí dame cine como este y llámame tonta. Reconozco que quizás el guión de Antes de amanecer sea más sólido y su ritmo y diálogos estén mejor medidos, pero aunque esta película cojea en algún momento que otro, a mí me ha emocionado muchísimo más que la de la sosa la Deply (uy lo que ha dicho).

Lo que más me ha gustado de esta película es el punto de vista: una mujer protagonista que lleva a acabo la acción, cosa que es difícil de ver en las películas más famosas que tratan el tema del amor, que suelen ser siempre de chico conoce a chica, o chico deja a chica, o chico maltrata a chica, o chico engaña a chica o lo que queráis, pero siempre con el chico delante. Aquí la chica vive felizmente con un chico maravilloso que a mi me enamoró desde le primer momento sobre todo porque lo interpreta Seth Rogen y yo estoy muy enamorada de Seth y no puedo apartar mis sentimientos al ver una película suya, pero que es un chico maravilloso de verdad porque hace el desayuno, y nada, pues que la chica conoce casualmente también y durante un viaje a otro chico que le llama la atención desde el primer momento, lo que pasa que ella se tiene que reprimir un poquito porque es una señora casada.

Vente conmigo que yo sí que te voy a querer como te mereces

Pero, sorpresa sorpresa (gran programa, mejores presentadoras), este chico que ella conoce en su viajecito de vuelta a casa es su vecino, así que va a tener que reprimirse no un día, sino el resto de días de su vida feliz con su marido maravilloso con el que yo me casaría ahora mismo sin dudarlo. Y oye, que la tentación aprieta y ahoga y una no se levanta todos los días con las mismas ganas de serle fiel a su marido.

Cierto es que la película arranca un poco que dices ¿pero esto es una película de Jennifer Aniston o qué?, pero solo son esos primeros minutos, luego te lleva a lugares que algunos críticos han denominado comunes que no pensabas que fueras a visitar en esta película, y hasta te invita al vals que prometía en el título.

Vale, quizás un triángulo amoroso no sea la historia más original, pero me ha gustado ver cómo se comporta una mujer (esta mujer, en concreto) ante una sitaución como esta. Además, su gran punto a favor es que puedes sentir las emociones que transmite, que es lo que yo le pido a una película que habla del amor. Por eso yo le exijo a las películas de amor que me emocionen, y si no lo hacen, son basura. Por eso no me gustó Antes de amanecer y por eso me ha gustado mucho esta otra, que si bien no es el peliculón definitivo y tal vez incluso llegue a olvidarla, al menos me invitó a reflexionar. También decir que es una película muy sexy, las cosas como son, muy de sugerir y muy de qué erótico es todo. Y eso también se agradece. 

Copón de película para una película con nombre de canción de Leonard Cohen. Ahí es nada.  Por cierto que Take This Waltz tiene un airecillo de moderna de mierda que tira para atrás, pero es un airecillo agradable de los que no atufan, no como otras que dan todo el asco de lo modernas de mierda de mierda que son. 

2 comentarios:

  1. Meeeeeeh, deja de meterte con la trilogía de Antes de. A este ritmo van a parecer muchos Ojetehaters. Y sé, señorita Cepeda que no quieres que esas cosas te ocurran.


    Besitos de tu hostmum.

    ResponderEliminar