6 sept. 2013

Habitación 237

Que El Resplandor es un peliculón es algo indiscutible. Yo, que encima soy superamante del cine de terror, pues qué os voy a decir, que no solo es El Resplandor una película que me encanta, es que es una obra maestra de verdad, de las de exponer en un museo fotograma a fotograma. Qué maravilla. Pero hoy no vengo a hablar de la famosa película de Kubrick sino de un documental muy interesante y muy peculiar que se llama Habitación 237, aludiendo a la misteriosa habitación del hotel protagonista de El Resplandor, que es un compendio de teorías sobre qué se esconde realmente detrás de esta película.

El Resplandor es cine. Aunque sea una adaptación de una novela, novela que ya de por sí es buena y terrorífica, consigue superarla por completo y ofrecer otra experiencia radicalmente diferente gracias a la fuerza de sus imágenes. Y es que la puesta en escena por parte del genial realizador Stanley Kubrick se puede calificar con numerosos adjetivos, pero yo me voy a quedar con el más simplón y quizás peor de todos y voy a decir, por resumir muy mal, que esta adaptación es rara. Es inquientante. Ver esta película te hace sentir una constante sensación de intranquilidad y de... cosas muy grotescas, sensación que no te transmite el libro. Y todo eso es debido a la mano, o la mente, de su director.


El Resplandor es una película abierta a numerosas interpretaciones. Al final nada queda claro, todo queda cubierto por un halo de extraña magia que nos hace replantearnos lo que hemos visto y, por más que lo veamos, no podemos explicar qué está pasando en ese hotel. Al menos mi experiencia con esta película es que en cada revisionado encuentro un detalle diferente o me da por pensar en algo que vuelve a cambiarla por completo. Por eso, de alguna manera, este documental es interesante. Porque aquí se van a explicar las teorías más increíbles, que ni te las podías plantear cuando ves la película.

En mi opinión, da igual si estas teorías son verdaderas o falsas, lo importante es que son muy interesantes y te dan otro punto de vista completamente diferente de esta película. Te ayudan a fijarte en detalles que probablemente hayas pasado por alto y te intentan explicar todo aquello que la película te obliga a preguntarte. Sin quedarme con ninguna teoría pienso que lo mejor de haber visto este documental es que luego cada uno puede sacar la suya. 

Copón de documental. Aunque seguramente no haya sacado nada en claro de este documental, la verdad es que viéndolo me lo pasé como una enana. Recomendadísimo para fanses de la adaptación de Kubrick de El Resplandor. 

5 comentarios:

  1. El documental me parece una ida de olla monumental.

    A excepción de algun detalle, no merecería la pena de verlo.

    ResponderEliminar
  2. Lo primero que pensé nada más verlo es que pasa lo mismo que viendo la película, que no sabes qué coño acabas de ver.

    Lo segundo (y estoy convencido) es que entre todas las teorías (a cual más arriesgada) que cuenta, habrá un porcentaje de cosas que sean ciertas. Mola jugar a adivinar cuales, aún sin saber nunca la respuesta.

    Lo tercero, que Kubriok como más disfruta(ba) es poniendo al espectador precisamente en nuestra situación. Han pasado miles de años y aquí seguimos hablando de esta película. Lo mismo con Odisea o Eyes Wide Shut, La naranja, etc. Y eso es algo digno DE UN GENIO.

    Sin duda, mi cineasta (decir director sería quedarse corto) favorito de la historia.

    Y chimpón.

    ResponderEliminar
  3. Bueno la verdad que si hubiera de fiarme de este documental para ver la peli, jamás lo hubiera hecho. Menos mal que ya conocía esta increible pelicula para darme cuenta de que los que han hecho este documental se pincharon o fumaron algo. Divagar sobre porque el maestro Kubrick hizo esto y aquello porque queria decir no se; que si el 237 significaba no se cuanto (en un blog han demostrado que no es del todo cierto lo que afirma)

    Si estuvo curioso descubrir algunos aspectos técnicos de como se realizo el film. Por lo demas, palabrerías de snobs para snobs. Supociones y fantasias por un tubo....cada uno cuenta la paranoia que le parece que es y punto. Se me hizo eterno y casi insoportable ver todo el documental

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. A mí también me parece un peliculón, creo que es las mejores de terror que haya visto, es de esas que te asustan todo el tiempo, la vi hace poco en hbogo y me encantó, creo que lo que más me da miedo es cuando Danny va con su triciclo por el hotel jiji.

    ResponderEliminar