24 feb. 2012

Promoción Fantasma

Cuánto me gustan a mí las películas chorra españolas. Yo debo de ser, de hecho, de las pocas personas a las que le gusta muchísimo y tiene en DVD Spanish Movie, así que imaginaos en qué terreno me muevo. Por otra parte, ya os habré dicho una y mil veces, y no me he cansado todavía de repetirlo, que RAÚL ARÉVALO es el mejor actor que tenemos ahora mismo en España. Personalmente, a mí me encanta, en cualquier papel. Siempre está PERFECTO. Así que también procuro no perderme ninguna de sus pelis, porque realmente disfruto con sus personajes.

Ya tenía yo ganas de ver Promoción Fantasma desde que vi trailers y empecé a saber de ella, y en cuanto se estrenó (y pasó el fin de semana del estreno, que a mí no me gustan las aglomeraciones masivas en el cine) me fui a verla. Además, fíjate lo que es la vida, ese día estaba yo especialmente jodida, porque, si no lo sabéis, estoy preparando oposiciones y bueno... tenemos el panorama regulero. No podía hacer nada mejor que ir al cine a echarme unas risas. Y oye, mano de santo, salí viendo la vida de otra manera. Y eso siempre es de agradecer.

En cuanto al tema que nos ocupa, Promoción Fantasma es una película sobre un profesor de instituto que ve fantasmas. Genial. A mí ya no hacía falta más. ¿Por qué? Porque me encantan las historias de adolescentes, porque me encantan las historias con profesores (excepto El Club de los Poetas Muertos, buuuh! coñazo!) y porque me encantan las historias de fantasmas. Esta película me ofrecía ya desde el principio todo lo que me gustaba y más, porque además de Raúl Arévalo trabajaban en ella Carlos Areces, que nunca jamás ha hecho un papel malo, y Joaquín Reyes. Luego os cuento de Joaquín Reyes.


Y resulta que el profesor este que ve fantasmas, pues claro, ha sido despedido ya de muchos centros porque la gente no le cree y le toma por loco. Tanto que hasta va a terapia para ver qué coño le pasa. Y luego por otro lado tenemos un colegio que está teniendo muchos problemas y es que resulta que tiene fantasmas, y por supuesto, el protagonista irá a parar allí, y, al ver a dichos fantasmas, se ofrecerá para solucionar el problema.

Bueno, está claro que, aunque quizás sí la originalidad del argumento (entre comillas), la imprevisibilidad y la sorpresa no forman parte de la película. Pero eso qué más da. Lo que sí es cierto es que mientras transcurre la historia el espectador disfruta, y aunque tiene algunos momentos un poco reguleros tiene otros realmente míticos, a destacar algunos protagonizados por Carlos Areces y Silvia Abril. En cuanto a Joaquín Reyes, no me ha gustado nada. Un disgustazo, porque yo a este hombre lo admiro muchísimo, pero creo que él solo sabe hacer de "su personaje" y no de "otros personajes". Como mucho de fauno. Y en esta película, que hace de psicólogo, pues mira, que no. Que no y que no.

Yo os la voy a recomendar, a sabiendas de que la mayoría de la gente que lleva el calificativo de "cinéfila" la aborrecería. Pero qué queréis que os diga, es una película divertida, buenrollera y de esas que de vez en cuando viene bien ver para descansar de tanta historia del arte en el cine. Además, "sale" Iker Jiménez, y ya sabéis que eso a mí me pierde. Le doy un copón de película.

5 comentarios:

  1. A mí también me gusto mucho, y eso que iba con miedo porque sabía que se trataba del mismo director de Spanish Movie (mierdón enorme y sin gracia, bajo mi punto de vista), pero me llevé una grata sorpresa, y eso que, al contrario que a ti, detesto las películas de adolescentes e institutos.

    Raul Arévalo es verdad que es un gran actor. Un tío con carisma y bastante gracia; no hay más que verlo en Primos.
    El resto del reparto, quitando a los fantasmas (que todos me parecieron malos actores), muy correctos, especialmente Areces y Joaquín Reyes. Es que Joaquín Reyes puede conmigo... es verle la cara, y empiezo a reírme.

    Y otro de los puntos fuertes de la película es la banda sonora, llena de temazos retro.

    PD: los cinéfilos refinados, castos y puros dan asco.

    ResponderEliminar
  2. El que hacía de fantasma borracho a mí sí me gustó, y la de las gaficas también. Ahora, el malote... ¡ole ole! madre mía!

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi también me gusto mucho y eso que la comedia española no es un terreno por el que yo me mueva muy a menudo y las pocas veces que lo he intentado los resultados han sido nefastos…

    La calificación perfecta para Promoción Fantasma la has dicho tu “buenrollera” y además con las actuaciones de Areces y Reyes, que son dos auténticos fenómenos.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Esta es de esas películas que se que no voy a ver nunca. Me dan repelús todas estas producciones.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo, llevaba queriendo verla desde que ví el primer trailer. Comedia sobrenatural de adolescentes y profesores, llena de tópicos pero que se disfruta mucho y no aburre.

    Y para los que no se deciden: Todos (incluída yo) nos tragamos bodrios de peor calidad que nos traen de estados unidos y nunca nos quejamos; claro, como es de USA es bueno, ¿no? ¡Pues no! Poco a poco vamos aprendiendo a hacer cine de entretenimiento sin moralejas y sin crítica social, y eso hay que premiarlo para que siga así.

    ResponderEliminar