22 feb. 2012

El bueno, el feo y el malo

Señoras, señores, Wert: he visto un western. ¿Qué os parece? Sin duda alguna y de toda la vida las películas del oeste han sido mi género cinematográfico más odiado, pero con el paso de los años he tenido que sucumbir a ciertos títulos que lograron romper la barrera (la barrera que les ponía yo) del género y convertirse en películas que hay que ver, y punto. Y también sin ninguna duda, El bueno, el feo y el malo es una de ellas. La recuerdo como de toda la vida, ya que es una de las favoritas de mi padre, y recuerdo escuchar su famosa banda sonora desde bien pequeña, pero han tenido que pasar muchos años para que al final me decidiera a verla.

La verdad es que me entraron las ganas de ver esta película después de que en mi banda el director nos entregase la partitura de Moment for Morricone, una especie de remix de la banda sonora de esta peli y la de Érase una vez en América. Después de estudiarla y tocarla un par de veces me di cuenta de que es una música increíble, la de las dos películas, y me gustaba tanto escucharla y tocarla que acabé teniendo ganas de ver la película para ver cómo se había utilizado esa famosa melodía a lo largo del film.

Y después de vista solo puedo decir que se ha utilizado mucho. Porque vamos, toda la puta película está sonando el famoso tiuíuíiiiii gua gua gua. Pero toda toda toda. Aunque la verdad, una no se cansa. Al menos yo no me cansé. Y eso me sorprende muchísimo, porque mira que me gustan a mí poco las películas demasiado largas, y esta, hombre, no puedo decir que se me pasase volando, pero se me hizo bastante entretenida, lo cual, ni de lejos, me esperaba.

Puedo decir y digo que El bueno, el feo y el malo es una película mucho mejor de lo que yo me esperaba, a todos los niveles, sobre todo en el guión pero también en lo  interpretativo,y es que a mí Clint Eastwood como actor no me ha gustado nunca, pero creo que este papel (y quizás otros que hizo con Leone que yo no he visto) le viene al dedo. Los tres protagonistas de la película son perfectos, tanto los personajes sobre el papel como la interpretación de los actores.


En cuanto al estilo de Leone como director, me ha sorprendido muchísimo. He sido capaz de reconocer algunas técnicas que aún se usan hoy en día y que parecen "de lo más moderno" (Hola, Tarantino, ¿qué tal?) y no me podía imaginar que pudieran ya aparecer en una película de los años 60. Los otros dos westerns que he visto son ambos de John Ford, y, claramente, ese señor tenía otro estilo, ni mejor ni peor, pero yo tiro también más al de Leone.

Al parecer esta película forma parte de una trilogía. Bueno, tampoco se me va a subir a la cabeza el género y no voy a prometer que me las vaya a ver, no sé si sería capaz de soportar más de una peli del oeste al año, pero la verdad es que vista esta, me apetece, en un futuro, no muy próximo, ver las otras dos películas que conforman esta famosa trilogía.

En general, creo realmente que esta es una de esas películas que hay que ver. Cine de verdad, de calidad y muy entretenido. He disfrutado mucho con ella. Si tuviera que quedarme con un momento, sin duda alguna me quedo con la llegada al cementerio y toda la peripecia final de "a ver quién gana". Estoy segura de que tarde o temprano acabaré volviendo a verla porque de verdad he disfrutado con ella, así que le doy el copón de película.

6 comentarios:

  1. Es una trilogía. La llamada trilogía del Dólar, pero no tiene continuidad ninguna. Las otras dos películas que forman esta trilogía son Por un puñado de dólares y La muerte tenía un precio, pero mi favorita es y será siempre El bueno, el feo y el malo. Porque sí, porque es una película llena de ritmo, acción, diálogos, personajes carismáticos, una banda sonora mítica hasta decir basta, y bueno, en general me parece una película sencillamente perfecta.

    Mis otros dos westerns favoritos de Leone son Hasta que llegó su hora (jodidamente perfecta también) y ¡Agáchate, maldito!, que no es tan conocida como el resto de la obra de Leone, pero no deja de ser una joya. Un western bastante peculiar.

    Sergio Leone siempre me pareció un ejemplo a seguir para cualquiera que desee ser director de cine, porque, además de tener carisma y estilo propio (algo de lo que pocos pueden presumir), el tío se adelantó a su tiempo y, prácticamente, revolucionó y cambió el cine.

    ResponderEliminar
  2. Puestos a ver westerns... de obligatorio visionado "Sin perdón", donde Eastwood demuestra todo lo aprendido con Leone y Siegel. Será que soy muy joven, pero para mi es el mejor western que he visto. Las otras 2 de la trilogía del dolar también son geniales, pero creo que has tenido la mala suerte de empezar por la mejor de las 3 :p

    ResponderEliminar
  3. Bueno bueno, y qué me dices de que está rodada en Almería? eh? eh?

    Yo he estado donde se rodó incluso, y no es que sea la más fan de el género western, pero mola el poblado y está muy bien conservado.

    Ala, ya dejo de hacer publicidad, xdd

    ResponderEliminar
  4. Bea, ¿qué versión has visto? Porque la buena de verdad es la restaurada de tres horas, ya que fuera de Italia los distribuidores cortaron y pegaron a su gusto la peli.

    Sigo sin entender lo de tenerle manía a un género, me temo que nunca lo haré.

    ResponderEliminar
  5. Pues no sé si duraba tres horas, pero dos largas sí. Es que la vi de dos veces, así que no te puedo decir muy bien :P

    ResponderEliminar
  6. De la trilogía del dólar, mi favorita es "La muerte tenía un precio" y de Leone "Érase una vez en América", que en términos tuyos me parece un copón de película

    ResponderEliminar