4 feb. 2012

American Pie

Trece o catorce añitos debía de tener yo cuando se estrenó esta película en España, y ya me causó el suficiente impacto como para no poder olvidarla jamás. No os lo digo seguro, seguro, pero quizás esa era la primera vez que veía... tanta adolescencia junta en una sola película, tantas cosas que ni se me habían pasado por la cabeza. Por supuesto, automáticamente me hice fan de la saga, y aunque ahora la franquicia está demasiado explotada, con un montón de películas (creo que hasta ocho o nueve) que ya han perdido toda la gracia, nunca podré dejar de decir que esta fue una de las películas de mi adolescencia.

El otro día, al parecer, la echaron por la tele, y como yo no veo nada la televisión me enteré demasiado tarde de que podía haberla visto de nuevo. Pero eso no me supuso ningún problema. Al día siguiente, y como siempre, en mi ordenador, volví a ver American Pie.

Supongo que es una película lo suficientemente famosa como para podernos saltar el argumento, pero por si acaso, y en unas pinceladas, (o en titulares, como diría mi querido Iker Jiménez), os contaré que la película trata sobre cuatro amigos vírgenes que deciden ponerse como meta perder la virginidad antes de graduarse en el instituto. Uno tiene novia, así que parece que es el que lo tiene más fácil, otro es deportista, así que, como está bueno, parece que difícil tampoco lo va a tener, otro es el típico pardillo pajero, que además de ser el que más crudo lo tiene es el protagonista de la película y el último de los cuatro es bastante difícil de definir. No sé si llamarlo sofisticado o rarito de cojones. Es como el antecedente de Sheldon (TBBT) pero sin tanta inteligencia.


Aunque no deja de ser una comedia americana de chistes guarros y tensión sexual, la verdad es que creo que esta película tiene un toque mágico que la hace destacar por encima de las de su especie. Para empezar, ha envejecido perfectamente, cosa difícil en una comedia hecha por y para el recaude de millones de dólares, ya que si la vuelves a ver, trece años después de su estreno (DIOS MÍO, SOY SUPERVIEJA) vuelves a pasar un buen rato y te vuelves a reír con las mismas bromas (a excepción de la de Culofino en el baño de chicas, que aunque antes me parecía de lo más divertido, ahora ya no me hace tanta gracia. He madurado).

Otro de los puntos a favor que tiene el revisionar esta película es que algunos de sus personajes ya se han convertido en iconos del mundo de la comedia de institutos, empezando por Jim, el protagonista, típico pardillo adorable, pasando por su padre, personaje que ha pasado a la posteridad muy dignamente y terminando con Stifler, uno de los personajes que menos me gusta de esta saga, pero que es realmente imprescindible e inolvidable.

A pesar de que las tartas de manzana sean tan diferentes en España esta película consiguió un hueco en nuestros corazones porque, al fin y al cabo, todos y cada uno de nosotros podemos sentirnos identificados. Todos hemos tenido el miedo y los nervios de la primera vez, todos hemos querido que fuera perfecto, que nos dijeran "te quiero", y todos hemos tenido ganas de probarlo cuanto antes. Así que, por todo esto y muchas otras cosas que se dejan de lado en un comentario tan rápido, American Pie se lleva el Copón de Película de OjeteFilms.

8 comentarios:

  1. No tengo nada en contra de la peli, pero no me reí ni una sola vez viéndola. No conecté para nada con esta puesta al día de pelis como Animal House, Aquel excitante curso, El último americano virgen...

    Y lo pasé mal, porque no hay nada peor que estar en un cine donde todo el mundo se ríe menos tú.

    ResponderEliminar
  2. Me apunto esa de Animal House, tiene buena pinta.

    ResponderEliminar
  3. Yo es que en general no conecto con el subgénero de adolescentes salidos.
    American Pie tampoco me hizo gracia, y Animal House no terminé de verla. Aunque sé que merece una segunda oportunidad.

    La única película de adolescentes cachondos que me gusta, y mucho, es Supersalidos, por que tiene de todo; una banda sonora muy buena, encanto retro, personajes carismáticos y buenos diálogos.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, Supersalidos es otra liga, por supuesto.

    ResponderEliminar
  5. "Animal House", aquí llamada "Desmadre a la americana", con el inefable John Belushi es todo un clásico de las pelis yanquis con adolescentes salidos, al igual que "Porky´s". Yo tampoco soy muy fan de "American Pie" y eso que la ví en la edad que tenían los protas, pero salvo algún golpe me cayeron todos como el culo, me hizo más gracia la segunda parte.

    De todas las que se han hecho en los últimos años mi favorita es "Road trip. Viaje de pirados", que en mi opinión es la que mejor ha sabido captar el espíritu de esas comedias ochenteras. Su director, Todd Philips ha sido responsable últimamente de las dos entregas de "Resacón en Las Vegas"

    ResponderEliminar
  6. A veces pienso que soy rara por no haber visto estas películas, pero es que no me llaman NADA la atención :/

    ResponderEliminar
  7. A mi ni frío ni calor, que queréis que os diga...

    ResponderEliminar
  8. Yo es que ya la vi algo crecidito y no me impactó tanto. Pero vamos, valoré que diera un poco de "profundidad" a las comedias gamberras adolescentes americanas (toma adjetivos encadenados!). xDDDD

    ResponderEliminar