14 ene. 2012

La Dama de Hierro

Esta película está provocando un montón de críticas, unas positivas, unas negativas, y otras que ni siquiera tienen que ver con la película en sí misma, sino con el personaje que la protagoniza. Yo voy a hablar de esta película desde la sinceridad, y para ser sincera, la verdad es que hasta que no vi la película y luego leí un poco sobre Margaret Tatcher yo no estaba muy enterada de qué era lo que había hecho esta buena/mala mujer. Sabía que había sido primera ministra, sabía que había sido un poco jevi, pero no sabía ni lo de la guerra de las Malvinas. Pero eso no es culpa mía, es culpa de la educación española...

Fui a ver la película sin ningún tipo de prejuicio hacia esta señora, fui simplemente a ver a Meryl Streep y a aprender un poco de historia. Pero a los diez minutos me di cuenta de que historia iba a aprender poca, porque  la película está contada desde el punto de vista de una señora muy mayor, algo demente e incluso yo diría que con Alzheimer también, así que eso ya nos deja claro que lo que se cuente va a estar algo manipulado.

Si hacemos el ejercicio de olvidarnos de que la protagonista de esta película es quien es y pensamos solo en una pobre señora mayor que ha tenido una vida muy completita, la verdad es que la película se vuelve incluso entrañable. Así, tenemos aquí la historia de una pobre mujer que se debate entre la realidad y las ilusiones, que echa de menos a su marido, muerto unos cuantos años antes y que a veces es feliz recordando momentos del pasado pero a veces se da cuenta de su enfermedad y sufre queriendo escapar de ella. El dolor tan fuerte que siente por la pérdida de su marido la obliga a vivir en un mundo imaginario del que parece que quiere escapar, pero, por supuesto, no será tarea fácil.


Dentro de esta historia de superación se van intercalando recuerdos de la protagonista, que como resulta que fue primera ministra de Inglaterra, tiene unos recuerdos muy interesantes: su ascenso en el partido conservador luchando contra los prejuicios de su época, su llegada al gobierno de Inglaterra, atentados, protestas, manifestaciones, guerras...

Da la impresión de que esta mujer realmente fue una mujer fuerte, luchadora, que se preocupó por su país y que sufría por el estado de sus ciudadanos, que tenía las ideas muy claras y que no se dejaba manipular, que realmente disfrutaba de la política... lo malo es ponerse a comparar eso con la vida real y buscar entre las páginas de la historia si esa visión de Tatcher que ofrece la película se acerca o no a la realidad. Yo ahí no me voy a meter.

Cinematográficamente creo que la película es correcta. Con un guión bastante bueno, que te mantiene en todo momento pendiente de la historia y que incluso llega a emocionarte, una dirección muy digna, una banda sonora adecuada... Vamos, todo muy inglés, en su justa medida. Por eso yo le he dado un copón de película, porque realmente me ha gustado. Me ha gustado, y me ha asustado, la verdad, porque me recordaba constantemente a la situación por la que está pasando España ahora mismo, y me acojonaba un poco el hecho de pensar que algo así pudiera pasar también en mi país... pero bueno, habrá que ser optimistas.

2 comentarios:

  1. Este es el típico biopic sobre alguien que me importa un pimiento y cuya vida y obra no me llama la antención absolutamente nada. Además, la política es un tema que me aburre en todos sus formatos, tanto el real como el cinematográfico.
    Eso sí, el trabajo de maquillaje que han hecho con Meryl Streep es más que admirable.

    ResponderEliminar
  2. MERYL STREEP es la mejor actriz de la historia contemporánea, y en esta película lo deja claro. Solo espero que esta noche se lleve el globo de oro... Y el Óscar próximamente.

    ResponderEliminar