18 ene. 2012

Drive

La película de moda. La película que a finales del 2011 todo el mundo recomendaba y describía como lo mejor del pasado año y la película que ahora, a principios del 2012 todo el mundo califica como "no es para tanto" e incluso "es una mierdaca".

Bueno, yo no pude resistirme, y aun sabiendo que el protagonista era Ryan Gosling al cual ODIO CON TODAS MIS FUERZAS, me fui a verla. Antes de hablar de la película quiero soltar una teoría. Creo que Ryan Gosling es el nuevo Nicolas Cage. Me da mucho repeluco y aunque a veces consigue papeles en peliculones va a acabar haciendo mierda comercial en menos de lo que canta un gallo, y si no, al tiempo. Y también va a acabar disimulando la calva. Llamadme visionaria, pero es algo que sé que pasará.

Bueno, vamos a hablar de Drive, que es la película que nos ocupa hoy. Una de las cosas que más me gusta hacer cuando voy al cine es intentar no saber absolutamente nada sobre las películas que voy a ir a ver, así la sorpresa, tanto para bien como para mal, eso sí, es todavía mayor. La verdad es que me gusta dejarme sorprender por las historias y por las películas, y no me gusta llevar perfectamente desmigada una película antes de verla, a no ser que sea porque voy a estudiarla o porque es tan sumamente famosa que ha sido imposible no saber nada de ella durante mi vida. Así, me fui a ver Drive sabiendo solamente que era una peli de un tío que conducía y que, al parecer, tenía una chaqueta guay.


A mí la chaqueta no me gustó nada, la verdad, y la película, al principio, tampoco. Aunque tiene un arranque absolutamente alucinante, luego tiene un rato, como de una media hora, insufrible. No os digo más que yo cerré un ratico los ojos y todo porque es que NO PODÍA CON LA PELÍCULA. Me incitaba constantemente al sueño. Me recordaba muchísimo al cine de Wong Kar Wai, señor al que yo no soporto. Diálogos lentos, planos eternos, y nada demasiado interesante que contar. Eso sí, enseguida mejora y luego ya es una película estupenda.

No sería capaz de decir qué es lo que más me ha gustado de esta película, si la frialdad con la que cuenta la historia, si su magnífico guión, si su estética tan de pelis de los 70-80, si su banda sonora... Es una película con mucho carácter y con mucha personalidad, que se va definiendo por sí misma a lo largo del metraje y que, aunque no te invita a formar parte de ella te mantiene completamente enganchado (después de esos tediosos veinte minutos) llegando incluso a sobrecogerte y a emocionarte.

Nunca he sido yo muy amante de este tipo de cine, y no conozco muy bien sus referencias, pero esta película me ha parecido lo suficientemente impactante como para llamar mi atención. No obstante, no creo que sea la película del 2011, aunque sí creo que será una película que se recordará durante mucho tiempo. Para mí es un copón de película. No me ha parecido de lo mejor, no se convertirá en mi película favorita, pero me ha hecho disfrutar, además de que me parece que es una película cuidadísima, diferente (aunque la vendan de producto comercial que les gustará a todos) y muy "de cine", quiero decir, que esta película huele al lado más artístico del cine; es capaz de ser bonita siendo a la vez brutal, muy lírica.

8 comentarios:

  1. He leído en muchos sitios que Drive es lenta, pero yo sigo sin entenderlo (aunque aún entiendo menos que cierta conocida mía dijese que es una mala copia de A todo gas... por Dios, si no se sabe de lo que se está hablando, mejor se calla uno).
    A mí, en ningún momento me aburrió ni me pareció excesivamente lenta, y los momentos más pausados (los de la primera mitad) son totalmente necesarios para preparar el terreno a lo que viene después.
    Cierto es que al principio no hay acción ni nada que, digamos, impacte, pero la virtud de esa primera mitad radica en los juegos de miradas, las sonrisas y la bonita relación de Drive con la chica y su hijo.
    Me pareció tan impresionante (de forma distinta, claro está) como la ola de violencia que viene a continuación.

    Siempre es un placer encontrar películas que, como tú dices, se inclinen más por el lado artístico que por el puramente comercial. Lo prefiero así.
    Para mí, Drive sigue siendo, y será, la mejor película del 2011.

    ResponderEliminar
  2. Yo no creo en "la mejor película de (el año, la década, un género en particular)". Es una expresión rimbombante que no hace más que crear unas expectativas y unos prejuicios que perjudican más que benefician la película que sea. Además, creo que para elegir de forma honesta la mejor película del año, por ejemplo, se tendría que hacer una vez visto todas las películas estrenadas ese año, cosa completamente imposible.

    Drive me gustó mucho (para un mayor análisis -influencias y demás- y si no puedes dormir sin saber que me pareció la peli -algo normal- pues mira la crítica que hice en mi señor blog). No tenía idea de que iba ni recordaba haber visto a Ryan Gosling ni que nos hablásemos de tu. Sólo la fui a ver por impulso, como cuando un desconocido te regala flores, que es la única razón hoy día por la que voy a ver algo, ya que procuro estar alejado de revistas, programas y webs que puedan crearme ideas preconcebidas.

    Creo que Nicolas Cage es el puto amo, especialmente cuando peor es la película que hace. Y me importa tres pimientos azucarados si una película es artística o comercial mientras me haga disfrutar.

    Me alegro que te gustara y que la disfrutaras. Lo que me dice que tal vez te interese más adelante entrar a formar parte de mi plan diabólico para dominar el mundo.

    ResponderEliminar
  3. Hombre, yo si que creo que existe una o dos películas del año, a nivel personal, claro está. Cada cual tiene sus prioridades a la hora de valorar una película.

    Para mí, sin duda, la mejor película que he visto este año ha sido Drive. La que mejor sabor de boca me ha dejado al salir del cine. Y para otro habrá sido Alvin y las ardillas... a saber.

    A mí tampoco me importa que una película sea artística o palomitera mientras me deje contento, pero bajo mi punto de vista, el cine artístico, de autor, o como queramos llamarlo, me hace sentir más. Considero que está hecho con más mimo.
    El otro parece hecho en serie, con los diálogos de siempre, los personajes estereotipados de siempre, las escenas de acción de siempre, los tópicos argumentales de siempre, etc. Eso no quiere decir, claro está, que haya excepciones. Y las hay.

    Y sí, Nicolas Cage es el puto amo. Tanto criticarlo, y hay actores 100 veces peores y con cero carisma.

    ResponderEliminar
  4. Está bien, pero le pasa como a "La red social", que está sobrevalorada de narices. Es una peli que en un segundo visionado se cae bastante, se le ven muchas costuras. Como me dijo un amigo, es "Corazón salvaje" para modernetes (y sin llegar al nivel de Lynch). Me gustó mucho su banda sonora de aires ochenteros.

    A mi Gosling no me disgusta pero siempre le veo poco natural como actor, demasiado reconcentrado del Método. A ver si con los años lo pule

    ResponderEliminar
  5. Pues mira, La Red Social me encantó, pero es verdad que no he vuelto a verla. A ver si con un segundo visionado voy a cambiar de opinión :(

    ResponderEliminar
  6. Me ha dejado muy mal cuerpo tu comparación de Ryan Gosling con Nicolas Cage...yo también soy de los que intentan no acercarse demasiado a todo lo ultimo que esta haciendo Cage.

    Sobre Drive creo que ya esta todo dicho, PELICULÓN.

    Saludos!!

    ResponderEliminar