12 nov. 2011

Mientras Duermes

La película española que lo está petando ahora mismo en sus mejores cines es, sin duda, Mientras Duermes. La última película del famoso director Jaume Balagueró llegó a los cines y arrasó en taquilla, y ese era solo uno de los alicientes que me animaban a acudir a las salas para verla. A poco que me vayáis conociendo ya un poquito os habréis dado cuenta de que soy muy fan del cine de terror, así que para mí lo más atractivo de esta película era su género.

Decidí llegar virgen al visionado porque en estas películas de terror siempre hay sorpresas y una no quiere llegar a la sala sorprendida de casa, así que he estado un par de semanas intentando no leer nada sobre esta película para dejarme conquistar únicamente por sus imágenes.

La mayor baza de Mientras Duermes es que es muy simple, y para mí, eso siempre es un acierto en la películas de terror, que partan de la cotidianidad para provocar miedo sin necesidad de grandes efectos especiales ni la recreación de monstruos mitológicos (aunque esas películas también se disfrutan, por supuesto). La historia nos acerca al personaje de César, un hombre algo solitario que parece que está atravesando una mala racha. No obstante, acaba de encontrar trabajo como portero de un edificio de gente muy bien acomodada, y la verdad es que parece que su trabajo le encanta pues le permite inmiscuirse en las vidas de los vecinos pasando totalmente desapercibido. Partiendo de esta premisa la película nos introduce en la mente de un hombre que al final no es tan normal como aparenta.


Por supuesto, el peso de toda la película cae sobre los hombros de Luis Tosar, el protagonista. Como siempre, la actuación de este hombre es magnífica, y, por qué no decirlo, su chica, tanto dentro como fuera de la pantalla, Marta Etura, a la que yo le tengo algo de manía aunque no podría decir muy bien por qué, también está a la altura.

Fuera de la dirección de actores, creo que los aspectos que destacan por encima de todos los demás son la dirección y la fotografía. Estos dos aspectos están cuidadísimos y dan a la película un aire de grandeza que se traduce en el gustico del espectador que realmente disfruta (o al menos yo lo disfruté) con cada escena.

Eso sí, ahora vienen los peros. Y es que el gran pero de esta película es la construcción del personaje. Se juega aquí a que el malo es el protagonista y eso ya es un gran riesgo a correr, puesto que los espectadores tendemos a implicarnos en la historia y a empatizar con el protagonista, y si ya de primeras ves que es un hijoputa, se te pone la cosa difícil. Uno de los aspectos que más me gusta de la serie Dexter, por ejemplo, es que esa serie sí consigue que amemos y defendamos al malo, pero creo que Mientras Duermes falla por completo en este aspecto.

Por lo tanto, aunque la película se puede llegar a disfrutar porque creo que su calidad técnica es impecable, el guión me ha sacado por completo de la historia impidiéndome disfrutarla como quizás realmente esta película se merecería, por lo que no puedo darle más de un ojete de monico.

4 comentarios:

  1. A mí me gustó mucho pero le he visto algún fallo en el guión y la actuación de Alberto San Juan no me convenció.

    ResponderEliminar
  2. pues a mi me gusto mucho,no se como hace tosar para q siempre me crea su personaje,y si q es verdad q el espectador tiende a empatizar con el prota siendo el malo(como pueda pasar en dexter o en un ciudadano ejemplar),al salir de ver la peli comentamos muy mucho la peli y eso para mi es signo de q la peli es buena ; )

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Para poder opinar no me la pierdo!!! Es que hija, para un friki como yo que se niega a ver nada doblado y que durante 6 años ha estado yendo a cines de Barna más que bien organizados y ambientados de manera genial, ni se entera de los estrenos en Donosti... Menos mal que me enteré de que "Melancolía" de Lars von Trier se estaba proyectando en Donosti en V.O.S.

    ResponderEliminar
  4. A mí encantó esa contradicción entre Tosar como la oscuridad y Etura como la luz (yo tengo debilidad por esa chica). Puestos a buscar defectos yo habría quitado lo de las visitas a su madre en el hospital y habría dado un poco más de peso a la niña cabrona. No es mi favorita de Balagueró, que es "Rec", pero está bastante bien.

    ResponderEliminar