9 nov. 2011

The big swallow

No puedo pasar por alto haceros otra recomendación relativa a los orígenes del cine. Como estaréis comprobando, la verdad es que aunque al cine mudo todavía no le tengo cogido el punto del todo, y me cuesta bastante verlo, los primeros cortos que fueron rodados a últimos del siglo XIX y principios del XX me encantan, me resultan muy curiosos.

Hoy quiero compartir con vosotros otro de los cortos que más me ha gustado en mi investigación de estos días por las películas más antiguas. La película se titula The Big Swallow y es lo que hoy en día denominaríamos un sketch, o lo que podríamos llamar también el famoso "no me vas a grabar más".

En él podemos ver a un hombre que se encuentra muy enfadado porque le están grabando y poco a poco se va acercando a la cámara cada vez más enfadado. Esta película está considerada como una de las obras cumbres de la escuela de Brighton. Una de las mayores peculiaridades es la utilización del primer(ísimo) plano y de la utilización del negro de la boca para cortar el plano sin que se note y parezca que todo está rodado en un único plano.

No obstante, lo más curioso es el cambio del punto de vista. En un primer momento podemos ver al hombre porque lo estamos viendo (valga la redundancia) a través de la cámara que lo está grabando, pero cuando esa cámara desaparece... ¿a quién pertenece ese punto de vista? ¿se cuenta ya con la figura del espectador?

Aquí os dejo el corto para que podáis echarle un vistazo y os animéis a comentar qué os ha parecido:

4 comentarios:

  1. Este no lo conocía y, desde luego, me parece una curiosa joyita.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Es genial!!! A saco de surrealista. Anda que no hay muchos contemporáneos que tienen que aprender de esta gente...
    Respecto al cine mudo, no se te ocurra perderte Nosferatu, Metropolis, El gabinete del Doctor Caligari...

    ResponderEliminar
  3. OK, pues Mèliés, "Asalto y robo de un tren" de Edwin S. Porter...

    ResponderEliminar