14 nov. 2011

Malcolm in The Middle (1º-4º temporadas)

Llevo una temporada de ver más series que películas, así que vosotros, fieles lectores, os tenéis que tragar ahora mas que nunca todos mis comentarios sobre las series que estoy viendo. Yo nunca fui muy de ver series, así que había dejado pasar un montón de clásicos de la televisión, primero, por los horarios impuestos por la programación para poder ver ciertas series y segundo porque ya hace demasiados años que erradiqué mi costumbre de sentarme frente al televisor y empecé a sentarme frente al ordenador para ver películas. Gracias a Dios todo esto fue cambiando paulatinamente y desde hace un par de años estoy intentando ponerme al día con todas esas series maravillosas que nos ofrece el mundo de la televisión internacional hoy en día y con todas aquellas que me fui perdiendo en su momento.

Este no es, del todo, el caso de Malcolm in The Middle, puesto que es una serie que, de vez en cuando, veía en el club Megatrix. Tenía la sensación de que era una serie dirigida a un público infantil y por eso no me planteaba una posible revisión, pero hace ya un tiempo leí un artículo en un blog cuyo nombre no recuerdo que me hizo preguntarme si los dos habíamos visto la misma serie. Decidí darle una oportunidad y me bajé la primera temporada. La experiencia fue positiva y a esa primera pronto le siguieron la segunda, tercera y cuarta temporada.

Supongo que todos vosotros recordaréis o habréis oído hablar de esta serie. El argumento gira alrededor de Malcolm, protagonista de esta serie, un niño que tuvo la suerte de salir superdotado y la mala suerte de tener una familia completamente catastrófica. Tiene tres hermanos más, y cada uno es más gamberro que el anterior, aunque, también, cada uno a su manera. Su madre es una mujer de armas tomar que trabaja por el día y lidia con sus hijos en sus ratos libres y su padre un hombre que todavía cree que se puede disfrutar de la vida, tengas el panorama que tengas en casa.


Sin lugar a dudas mi personaje favorito es el padre, ya que aunque Malcolm es el protagonista, el resto de personajes que forman su familia, podría decirse, le superan con creces, y eso que Malcolm, como personaje, ya está bastante bien.

El humor del que presume esta serie no es algo a lo que, al menos yo, ya estuviera acostumbrada. Que sea más antigua no quiere decir que ya esté pasada de moda y que no presente ninguna novedad, ni, por supuesto, que no se pueda disfrutar. No se me ocurre otra sitcom con la que poder compararla, pues creo que esta es una serie muy peculiar, aunque si tuviera que acercarla a alguna serie más actual, por raro que parezca, la ligaría con The Office, aunque no sé muy bien por qué. Quizás por su modo de buscar lo absurdo en lo cotidiano y de sacar las cosas de madre y que sigan pareciéndote "creíbles".

Supongo que ninguno de vosotros, devoradores de ficción abarrotados de novedades, se pararía a ver una serie tan extensa como esta de cabo a rabo, pero si a alguno le pica la curiosidad yo le animo a que, como yo, lo haga, porque realmente merece la pena. El concepto que yo tenía de esta serie hace siete u ocho años, cuando la veía los fines de semana en Antena 3, ha cambiado por completo, y me he dado cuenta de que realmente esta es una serie de calidad, así que copón de serie para ella.

5 comentarios:

  1. Me alegro de que revieras esta serie, porque como dices es una serie de caldiad. Entiendo que tu personaje preferido sea el padre y es que Bryan Cranston es un crack, solo hay que verlo en Breaking Bad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hace muchos años fui bastante adicto a la serie...

    ResponderEliminar
  3. Yo de vez en cuando veo algún capítulo que pillo por alguna cadena, cuanto la hecho de menos (y cuanto pestruño se hace ahora...puagh)


    Un saludoooo Bea!

    ResponderEliminar
  4. No me acaba de convencer el humor de la serie, quizá es que no estoy hecha para ese tipo de series, pero a mi al menos... No me va!
    Para gustos existen los colores :3

    ResponderEliminar
  5. Ay, yo la veía siempre que podía. Me encantaba tantísimo...y sí, yo creo que el padre era el mejor.
    Siempre he querido volverla a ver, y entera. A ver cuándo la descargo, espero que hoy me siga gustando, tampoco hace tantos años que aún veía algún capítulo.

    ResponderEliminar