26 ago. 2011

Compañeros (1º y 2º temporada)

Sí, estáis leyendo bien. ¿Os acordáis de esa serie adolescente que tanto lo petó a finales de los 90? Una idea novedosísima de contar el día a día de un grupo de alumnos que van al mismo colegio, colegio en el que trabajan también un grupo de profesores muy dispares, que tendrán que lidiar a diario con sus alumnos y los problemas que trae la adolescencia.

No creo que haya que hacer muchas presentaciones, porque esta serie, para bien o para mal, causó un gran furor en su momento y, aunque alguien no la viera, sabía perfectamente de qué iba. Sus protagonistas, que forman ya parte de la historia de la televisión en España, eran Quimi y Valle. Quimi era el rebelde sin causa, el durito sin fundamento que luego en el fondo tenía corazón, pero también tenía que adoptar una pose, y Valle, la chica con principios que quiere hacerse valer pero que acaba enamorada del malote de la clase y eso le traerá una serie de problemas, empezando por su rendimiento académico.

Decidí volver a ver esta serie... vaya usté a saber. En su momento recuerdo que me gustaba muchísimo, y a veces es malo volver a algo que te encantó de pequeña con ojos de adulto, pero algo dentro de mí me decía que volver a ver Compañeros podía ser una experiencia divertida, y la verdad es que he tenido suerte, porque al menos estas dos primeras temporadas manencantao.


Hombre, a ver si me entendéis. Manencantao en la medida en que ya sabía qué tipo de serie es Compañeros. No puedo meterla en el mismo saco que otras series que estoy viendo como Weeds o The Office. Me gusta como serie de verano y como forma de rememorar mis años mozos, aunque he de decir también en favor de la serie que ha habido algunos capítulos que me han sorprendido para bien. Recordaba la serie como mucho más ida de la olla, aunque supongo que las fantasmadas llegarán en las próximas temporadas. Estas dos primeras me han parecido bastante dignas y mucho mejor que la mayoría de series españolas de ahora.

Así que voy a seguir con ella. Ahora estoy dándole un poco de tiempo, que siempre que termino una temporada me gusta dejar una semana o dos como mínimo para no cansarme, y pronto volveré a coger la tercera con ganas. ¡Ya os contaré! Por ahora Compañeros se lleva un copón de serie.

Anexo sobre tíos buenos: Aunque de pequeña todas se volvían locas por Quimi, la verdad es que este segundo visionado me ha hecho ver que el que estaba buenorro en la primera temporada era Jose, un personaje secundario que pasó muy desapercibido. En la segunda temporada, por supuesto, Eloy.

7 comentarios:

  1. Esta serie siempre me dio rabia. Le tenía una manía horrible.
    Yo es que de pequeña estaba enganchada a Al salir de clase, y pensaba que ésta era lo peor.
    Al salir de clase era taaan mala...pero cómo me reiría volviend a verla. Parte de ella, claro, porque era infinita.

    PD: Quimi es feo. Y qué tirria me da Eva Santolaria.

    ResponderEliminar
  2. En su momento fui de los que no la vio. No me interesó. Sin embargo, ahora que ha pasado el tiempo pues tampoco me interesa. Cómo cambian las cosas!

    ResponderEliminar
  3. El Antonio Hortelano ha hecho un pacto con el diablo, porque el tío sigue igual que cuando hacía la serie y ya debe andar cerca de los 40 (cuando hacía de Quimi ya tenía algunos años más que su personaje). Nunca me tiraron mucho estas series juveniles patrias, no les acabo de coger el punto

    ResponderEliminar
  4. Hola!!! lo de novedosísima de ver ser ironía, ¿no?, me refiero a que eso debía ser novedoso en España pero en el resto del mundo hacia tiempo que lo petaban con este tipo de series. Yo estaba muy enganchado, de hecho incluso fui al cine a ver la versión película, desde luego ahora otro gallo cantaría pero que me quiten lo bailao que yo me lo pasé muy bien viéndola.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es curioso cómo por aquel entonces el término "poligonera/o" no se manejaba mucho, pero de haber sido así, Valle hubiera sido una especie de alterego de la Yoli de Física o Química. Lo que no recuerdo muy bien de Compañeros es si tenían escarceos con las drogas o las rechazaban siempre, como en 90210, que se bebían una cerveza y ya tenían cargo de conciencia.

    María Garralón supo representar bien a la clase media Española, con su uniforme de conserje. Y Beatriz Carvajal, tó aguardentosa, y el Bacterio, Francis Lorenzo...

    SERIACA de la infancia. Gracias por recordarla!

    ResponderEliminar
  6. Sí que tuvieron sus encontronazos con las drogas, creo que fueron Eloy e Isabel, que se dieron a las pastillacas.

    ResponderEliminar