11 ago. 2011

27 vestidos

Estando de vacaciones tampoco puede una ponerse peliculones, también hay que darle vacaciones a la mente. Así que aprovechando que habíamos comprado una enorme tarrina de helado decidimos ponernos “una película de comer helado” y vimos 27 vestidos.

La protagonista de esta película tiene 27 vestidos de dama de honor, concretamente, porque se ha dedicado a organizar a la perfección las bodas de sus amigas (que hay que ver cuántas amigas tiene esta chica) y ha estado soñando toda su vida con su boda perfecta junto al hombre de sus sueños, su jefe. Con estos cuatro datos supongo que hasta el menos avispado habrá intuido, más o menos, de qué puede ir realmente la película, y aunque tiene alguna sorpresa y algún giro un poquito inesperado, la verdad es que 27 vestidos es una preciosa comedia romántica, tan preciosa como previsible, que nos invita a soñar a todas esas solteronas (como servidora) con el hombre ideal y el marco más apropiado para nuestro día más esperado (vomitad ahora).

Pero bueno, estas películas están para lo que están, para hacer pasar un rato entretenido a las chicas que llevan a regañadientes a sus novios al cine y para hacer soñar a esas otras chicas (sin novio, cómo me gusta usar el concepto “chicas sin novio”) que han estado toda la vida viviendo en un quiero y no puedo y que creen que a ellas también les pasarán cosas maravillosas un día por casualidad.

Estoy hoy un poco Carrie Bradshow, pero la buena, la que se cagaba en el romanticismo. Perdonadme. Continúo:

Una horterada de película que no se salva por ningún lado. Las interpretaciones no son creíbles, los tíos no están tan buenos, los personajes no tienen nada de especial, el guión no deja escenas para el recuerdo, la banda sonora no tiene temazos y… vaya, que hace mucho honor a su nombre: al igual que los vestidos de dama de honor, solo sirven para pasar el día una vez y son perfectamente desechables. Ojete de dromedario, por supuesto.

7 comentarios:

  1. ojete de dromedario?no te has pasao un poco¿jajajaj

    ResponderEliminar
  2. sí, igual le tenía que haber dado de ballena xD

    ResponderEliminar
  3. Katherine Heigl, Ashton Kutcher, Eddie Murphy, Chris Tucker... Nombres que aseguran una cosa: la película es un señor truñaco. Esta gente no lee los guiones, sólo los cheques que les van a dar para hacer lo que sea que les propongan.

    ResponderEliminar
  4. Al menos Ashton Kutcher está bueno xD

    ResponderEliminar
  5. Ja! Pues quédate con la serie That's 70s Show y te ahorras la morralla!

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, que gracia me ha hecho ese cambio de tercio del final, hasta entonces parecía que te había gustado mucho, jajaja. Yo estas comedietas ñoñas no suelo verlas porque no me convencen mucho y vista una vistas todas, aunque en ésta sale Melora Hardin, la Jan Levinson de The office.

    Hablando de películas de este tipo, es curioso como a todas las mujeres les gusta "Dirty dancing" y "Pretty woman", aún estoy por conocer a una que diga lo contrario, jeje.

    ResponderEliminar
  7. Yo no he visto Dirty Dancing nunca!!!! Pero reconozco que Pretty Woman me gusta mucho, y creo firmemente que es una buena película.

    ResponderEliminar