26 dic. 2010

Todo sobre mi madre

Si tengo que elegir una película de toda la filmografía de Almodóvar, me quedo con esta. Inspeccionada friamente, sin sentimientos de por medio, puede que no sea la mejor (aunque nadie puede negar que es muy buena) pero para mí es una película muy especial. Para empezar, fue la primera película de Almodóvar que yo vi, y me dejó tan encantada que hizo que comenzase a interesarme por todas las películas del director, lo que ayudó a fomentar mi pasión por el cine, y más concretamente, por el cine español.

Se abría ante mis ojos, unos ojos de unos trece o catorce años, un nuevo mundo dentro del mundo del cine. Un nuevo mundo de color, de pasiones, un mundo lleno de vida, y sobre todo, un mundo lleno de petardeo (que, para qué nos vamos a engañar, fue una de las cosas que más me llamó la atención).

Como toda buena película de Almodóvar, aquí todo parece normal, pero no lo es. (Spoilers a tutiplén). El argumento de Todo sobre mi madre podría resumirse así: Una madre pierde a su hijo, su segundo Esteban, guapísimo el chico, una pena, cuando éste intentaba hacer realidad uno de sus sueños artísticos: tener el autógrafo de una de sus actrices favoritas. La madre, apenada, decide trasladarse a Barcelona para encontrar a su padre, su primer Esteban, que ahora es Lola. Buscando a Lola encuentra a La Agrado, una puta, que quiere dejar la calle y recurre a la ayuda de Rosa, una monja. Termina trabajando para la actriz "culpable" de la muerte de su hijo, porque de algún sitio tiene que sacar dineros, pero es acusada de sublebación por Nina, la amante lesbiana de la actriz favorita de su segundo Esteban, que además es drogadicta. Decide cederle el trabajo a La Agrado, que así consigue dejar la calle, mientras ella comienza a cuidar de Rosa, que se ha quedado preñada de Lola, el primer Esteban, que además de preñarla le ha contagiado el virus del sida. Nace un niño, muere Rosa. El tercer Esteban. Final feliz: el niño ha rechazado el virus y crece sanote y hermoso, mientras que el niño de Nina, que dejó a la actriz favorita del segundo Esteban por un gañán de su pueblo, ha crecido gordo y feísimo.


¿No es maravilloso? A mí, al menos, me lo parece. Una de las cosas que más me gustan de los guiones de Almodóvar es lo complejos que son. Es bastante difícil poder decir en una línea de qué va una película de este director, porque generalmente cuenta mil historias que van entrelazándose y que siempre encuentran sentido. Sí, Todo sobre mi madre va sobre las madres, sobre las mujeres, sobre los hombres que quieren ser mujeres, sobre las amigas, pero va de un montón de cosas más: del amor por el cine, de los artistas que interpretan papeles de artistas, de los sueños, de los miedos, del amor...

Pero aunque la historia sea maravillosa, no tendría nada que ver si no hubiera estado interpretada por todas esas pedazo de actrices. Si las "chicas Almodóvar" tienen ese nombre, por algo será, y es que el director manchego siempre se ha rodeado de grandes profesionales y ha sabido exprimirlas como ninguno. Cecilia Roth interpreta el papel de "la madre" dotándolo de una fuerza y una pasión que emocionan al espectador. Huma Rojo, la actriz, está magistralmente interpretada por Marisa Paredes. Penélope Cruz se hace un hueco en esta película interpretando (a mí me encanta esta chica, soy superdefensora de Pe, que por cierto, está a punto de parir) a Rosa. Pero por encima de todas ellas destaca Antonia San Juan, dando vida al, para mí, mejor personaje de la iconografía de Almodóvar: La Agrado.

Vamos, que siendo mi película favorita, imagináos qué se puede llevar de mí. Nada menos que un recopetín de película, y creo que totalmente merecido.

6 comentarios:

  1. También es mi primera peli de Almodóvar, y me encantó. No puedo esperar a ver el resto de su filmografía. Sólo he visto Volver, y te animo a que hagas una crítica de ella!

    Felicidades por el blog!

    ResponderEliminar
  2. Para mí, el mejor personaje del mundo almodovariano es la Raimunda de "Volver". Pero, salvando los tópicos, creo que el manchego es el único genio que ha parido nuestro cine desde Buñuel ...

    en algún sitio leí que cuando tu nombre se utiliza como adjetivo, es que has llegado a ser un buen director de cine. Y poco más se puede decir del universo almodovariano. Maravilloso todo él ...

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado leer esta entrada, y me han entrado unas ganas locas de volver a ver "Todo sobre mi madre" (no sé cuántas veces la habré visto ya pero cada vez me emociona más)

    La Agrado es un personaje increíble, y el papel parece estar escrito para Antonia San Juan, nadie lo hubiera podido hacer mejor!

    Y de Almodóvar no puedo decir nada más, totalmente de acuerdo con Jota, un GENIO, así, escrito con mayúsculas.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Uf, yo me quedaría con muchas más, pero desde luego el monólogo de Antonia San Juan es uno de esos diálogos/monólogos/frases que han pasado a la historia del cine...

    ResponderEliminar
  5. Sin duda alguna mi favorita de Almodovar!!!

    ResponderEliminar
  6. No sé, Bea, yo la primera película de Almodóvar que vi fue Mujeres al borde un ataque de nervios, mi hermana es muy fan de Almodóvar y he visto muchas pelis suyas, pero desde que vi Mujeres... hasta ahora no acabo de ver la diferencia entre una peli de Almodóvar y un culebrón venezolano. A lo mejor es demasiado folletinesco para mí.

    ResponderEliminar