11 dic. 2010

Sherlock

Nunca, nunca, nunca, jamás de los jamases he leído una sola línea escrita por Conan Doyle. No me estoy vanagloriando de ello, más bien todo lo contrario. Si Serlock Holmes era un personaje que nunca me había llamado la atención, la verdad es que últimamente me va provocando, al menos, cierta curiosidad. Primero fue Jardiel Poncela, y sus divertidísimas novelas cortas en las que homenajea al famoso detective. Luego vino la película, en concreto, la protagonizada por Downey Jr., (ni siquiera he visto la dirigida por mi amadísimo y admiradísimo Billy Wilder) que aunque no me pareció lo más de lo más, me resultó bastante entretenida. Y ahora ha llegado la serie, que me ha encantado.

Me enteré de la existencia de Sherlock por recomendación de un amigo. Al principio me daba mucha pereza verla, porque ya os digo que al personaje de Holmes siempre le he tenido bastante manía, pero bueno, poco a poco me fui convenciendo a mí misma de que tampoco perdía nada por echarle un vistazo. Además, la serie contaba con el aliciente de que era una producción inglesa. Y oye, yo no sé qué tendrán los ingleses, pero últimamente se están marcando unas series cojonudas los tíos.

Si queremos utilizar pocas palabras, podría decirse que Sherlock es una serie en la que se coloca al famoso detective en pleno siglo XXI. Y ya está, porque por todo lo demás, supongo que será bastante parecido al personaje de Conan Doyle. Aquí también es amiguito de Watson y aquí también resuelve casos misteriosos valiéndose de su increíble ingenio y su capacidad de observación. Vaya, que lo bueno que tiene esta serie no es que vaya de Sherlock Holmes, sino que va de un señor megainteligente que ayuda a la policía a resolver casos, generalmente de asesinato, al que le encanta lo que hace y que no duda en demostrar, cuando tiene la oportunidad, que lo hace mejor que tú.


No puedo hablar de que esta sea una buena o una mala adaptación, así que solo hablaré de lo que la serie me ha mostrado. En primer lugar, me parece un acierto colocar la acción en el Londres actual y continuar el juego que ya practicaba Conan Doyle de trasladar a su personaje a escenarios reales y reconocibles, y dotar al detective, a la hora de resolver un misterio, de herramientas que cualquiera podría conseguir. El mérito de los guionistas, en esta serie, es absoluto. Los guionistas logran levantar un personaje que se come la serie por su carismática indiferencia y su alto grado de egoísmo, que, por difícil que parezca, resulta encantador. Probablemente Sherlock Holmes no necesite nuestro cariño, pero los espectadores estamos obligados a amarle. Los diálogos son muy inteligentes y perspicaces, fluyen de la boca de los personajes de una manera natural pero vertiginosa, y pueden provocar mareos en el espectador, que a veces (o por lo menos, eso me ha pasado a mí) no sabe ni por donde le vienen los tiros. Y las tramas de cada capítulo, además de atraparte por completo y de engancharte hasta el final, están a la altura de cualquier tapete hecho de encaje de bolillos. Vamos, que son una auténtica locura. Las interpretaciones de los personajes protaogonistas también ayudan, pues la pareja formada por Benedict Cumberbatch, que encarna a Holmes, y Martin Freeman, que hace de Watson, encaja a la perfección.

Podría decir muchas más cosas buenas de esta serie, pero prefiero contar de ella lo mínimo posible para que vosotros la descubráis (y disfrutéis, que lo haréis) por vuestra cuenta. Yo le doy un super copón de serie y os animo a que le echéis un vistazo. Son solo tres capítulos, y realmente merece la pena.

5 comentarios:

  1. Apenas he leído un par de libros de Sherlock Holmes y me han encantado. Pero eso ya lo sabía.

    La serie la tengo pendiente, y con lo corta que es debería verla ya, pero como parece que la 2ª temporada no llegara hasta el 2011 tampoco tengo mucha prisa.

    Los libros parodia de Jardiel Poncela son ALUCINANTES. Me encantaron. Y me encanta este autor, tiene otras historias, que no llegan a ser tan divertidas pero que también merece la pena leer.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto!
    Jardiel Poncela es uno de mis escritores favoritos! Recomendadísimo!

    ResponderEliminar
  3. Sherlock Homes es Dios!!!! Los libros son una maravilla, especialmente "El sabueso de los Baskerville" y me muero de ganas de ver la serie... pero con esto de que no tengo internet en condiciones... todavía no he podido hacerme con una copia... :(
    Me has puesto los dientes muuuy largos!!

    ResponderEliminar
  4. He visto el primer capítulo y ya estoy enganchada! me parecen increíbles los diálogos, las deducciones de Sherlock... y eso que yo tampoco soy fan del personaje de Doyle! pero la serie está muy lograda!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Los personajes están muy bien construidos en las novelas, y rara vez se ha llevado su personalidad al cine de manera fiel a la "realidad". Watson, por ejemplo, a menudo sale como un personaje cómico, patoso, cuando en la obra escrita no es así ni por asomo.

    Para empezar, recomiendo los libros de historias cortas, pues las largas suelen intercalar otras historias que se hacen algo pesadas.

    Saludos.

    ResponderEliminar