22 abr. 2013

¡Al festival de Tribeca!

¿Me iba a perder yo la oportunidad de asistir al festival de cine de Tribeca con lo cinéfila que es una? ¡No me la iba a perder! Así que con toda la suerte del mundo conseguí varios tickets para varias películas y para una actividad muy especial, que fue la charla con Ben Stiller y Jay Roach.


Si hay un tema que me interesa a mí dentro del cine y prácticamente dentro de cualquier ámbito de la escritura es el humor, la forma de hacer comedia, y ver a dos genios del humor como son dos estos personajes fue todo un privilegio.


A Ben Stiller supongo que lo conocéis todos: actor, guionista y director de cine, es famoso por películas como Algo pasa con Mary, Los Padres de ella, Noche en el Museo, además de haber dirigido comedias como Zoolander o Tropic Thunder


En cuanto a Jay Roach, aunque mucho menos conocido como personalidad dentro del cine, el hombre tiene en su filmografía unos cuantos títulos clásicos de la comedia más reciente. Él dirigió la trilogía de Austin Powers y Los Padres de ella y Los padres de él, entre otras. 


Ambos nos hicieron pasar un rato muy agradable ofrenciéndonos sus puntos de vista sobre la forma de escribir, dirigir e interpretar comedia y qué factores se tienen en cuenta a la hora de rodar una película cómica. También recordaron algunas anécdotas de los trabajos que han compartido y Ben Stiller terminó la charla explicando las ventajas y desventajas de ser guionista, director y actor protagonista en una misma película.


En la vida me iba a imaginar que yo, amante de la comedia a más no poder que soy, iba a poder tener la oportunidad de asistir a una charla como esta. La disfruté muchísimo y aprendí un montón, aunque no tuve la oportunidad de hacerles preguntas porque todo el mundo quería preguntar y solo dejaron unos diez minutos para la intervención del público. No obstante, os dejo aquí la pregunta a vosotros para que deis vuestra opinión al respecto:

¿Hasta qué punto afecta el doblaje a una comedia? Ben Stiller habló mucho sobre el desarrollo del gag, desde que él como escritor, primero, lo imagina, luego lo pone en palabras, y por último lo interpreta y lo dirige, con qué cuidado se miman todos y cada unos de los chistes en una comedia, aunque al final no se puede tener el control de las risas de la audiencia, pero, ¿y cuando una película traspasa las fronteras de EEUU y se dobla para ser exhibida en otros países, como es el caso de España? ¿Tiene algún control el guionista o la productora sobre la adaptación del guión para seguir así cuidando los gags, o se desentienden y que sea lo que Dios quiera? ¿No da una rabia terrible que una comedia que en su versión original es bastante más gamberra y graciosa quede totalmente suavizada a la hora de pasar por el proceso de adaptación y doblaje? 

Vosotros, ¿qué opináis?

2 comentarios:

  1. Si hubiera que mirar para tu país y fuera de él.. Películas mudas y ya está. Si eres cinéfilo miras lo que sea en VO y subtitulado si te cuesta el idioma, para no perderte nada, y ahí es donde cualquier guionista o productor puede sentirse satisfecho, digo yo.

    Luego el doblaje ya depende, un zas en toda la boca en vez del bazinga original dice mucho del panorama, si miramos TBBT, por poner una serie en un blog de pelis.

    ResponderEliminar
  2. Yo la verdad es que no soy especialmente fan de la VOS, pero... las comedias no deberían doblarse nunca. Porque un solo chiste mal traducido (o la chorrada que se inventen para tapar un chiste intraducible) ya te jode una escena entera, y unos cuantos de esos, toda la película.

    ResponderEliminar