11 dic. 2011

Vestida de Azul

Hoy vamos a hablar de una de esas pelis raras, raras, raras, que a no ser que alguien te haya hablado de ella, difícil va a ser que te la encuentres tú solo. Afortunadamente a mí me llevó a ella mi amigo Bertoff, que es también cinéfilo como moi, y que a veces sabe lo que me gusta (pero otras veces no, las cosas como son, en el mundo del cine tenemos un punto en común pero otros cuantos distantes) y me habla de joyitas como la que nos ocupa ahora mismo.

Vestida de Azul no sabe una si es una película o un documental o qué. Porque... bueno, ella va de película por la vida, pero luego sus "actores" son personas reales que se interpretan a sí mismas, y las situaciones que viven también son reales. Y no es que vivan un sinfín de emociones tampoco, porque la mitad de la película es diálogos ante la cámara en plan: hola me llamo Fulanito y verás qué drama te voy a contar.

Pero esta no es una película para ser etiquetada, y mucho menos sus protagonistas, ya que, que todavía no os lo había dicho, Vestida de Azul cuenta la historia de un grupo de mujeres que nacieron hombres, y que nacieron hombres por los años 50, aprox., aunque hay uno más jovencito, y que notaban en su interior que ellos eran unas señoras de tomo y lomo y decidieron mostrárselo al mundo. La película es una mera excusa para reunir en torno a una bonita mesa a todos los travestis y ver cómo discuten y cómo se arañan, mientras se intercala ese catfigth con las historias de todos los miembros de la mesa.


Hay de todo, como en botica: la marica que sufrió de niño, sufrió de adolescente y sufre de señora, la marica que se dedica a la prostitución pero ella está orgullosísima porque así se paga ella su piso y sus pieles, la marica misteriosa que ya despuntaba maneras desde muy pequeña, la marica gitana, que eso es una maravilla de persona, y de artista, porque ella no es travesti, ella es artista, la marica cabaretera que te canta Gracias por venir de Lina Morgan, la que se operó las tetas, la que no se las operó, la que es llamada para ir a la mili y se presenta "con esas pintas", la que se casó con una señora y quería a su mujer y su mujer la quería a ella pero algo salió mal y ahora son las dos mujeres... vamos, lo que es el pan nuestro de cada día.

Eso sí, como delicia, es una exquisitez. Ya no solo por las increíbles historias que hay detrás de cada una de estas mujeres o por las grescas que protagonizan, sino por la frescura y la naturalidad de cada una de ellas, sobre todo. Está claro que, al no tener una trama muy definida esta película, hay que aprovechar a los personajes que presenta y de verdad, estos no tienen desperdicio.

A mí, me ha encantado, aunque reconozco que es una película muy poco convencional y no voy a ir por ahí recomendándola. Pero de verdad que creo que merece la pena verla, porque es super auténtica. Yo le doy un copón de película porque he disfrutado muchísimo con ella y además me ha sorprendido mucho, porque yo pensé que esto iba a ser el dramón del año, en plan "aaaay, cuánto sufrimos en el franquismo" y para nada, señora.

Uy qué maravilla!!! Me dicen que está toda la película en youtube. ¡Pues hala, ya no tenéis excusa! Pinchad aquí y vais a la primera parte y luego ya le vais dando vosotros a la segunda, a la tercera y así sucesivamente.

3 comentarios:

  1. Una maravilla absoluta como tu bien dices!!

    ResponderEliminar
  2. Descargándose, que ya sabes que a mí cuanto menos convencional sea la peli, mejor.

    Por cierto, antes de ayer vi An American Crime y la verdad es que me gustó bastante. Mira que está diferente la que hace de madre puta en esta peli o en Cómo ser John Malkovich, por ejemplo.

    ResponderEliminar
  3. De hecho, está entera en youtube! Dejo el enlace si puedo:

    http://youtu.be/h4nsveIXzY8

    ResponderEliminar