9 dic. 2011

An American Crime

Buscando películas en las que se mostrasen personajes muy perturbados que cometen atrocidades me llegó la recomendación de An american crime. Me informé un poco sobre ella y me pareció una historia realmente interesante, así que no me lo pensé y la vi.

La película está basada en hechos reales, en el caso de una mujer que secuestró y torturó a una niña, llegando a convencer a sus hijos y a algunos de sus vecinos de que lo que estaba haciendo tenía un sentido e invitándolos a participar. Sin duda alguna es una historia sobrecogedora que refleja muy bien hasta qué punto la mente humana puede llegar a... digamos desviarse.

No obstante, esta película es un buen ejemplo de que una potentísima historia real puede convertirse en una película bastante mediocre, principalmente, por un guión "que se la juega". Y digo se la juega por no decir la caga cuando llega al final y lo onírico comienza a mezclarse con el punto realista que iba marcando toda la película y que la hacía tan interesante.

La pobre niña Sylvia es interpretada por una delgadísima Ellen Page, que está tan delgada ya desde el primer momento que luego cuando es secuestrada tampoco es que te dé mucha pena porque parecía que ya pasaba hambre de antes, y la loca torturadora por Catherine Keener, que realmente hace un gran trabajo interpretativo.


En mi humilde opinión creo que esta película es un fracaso estrepitoso, pues me parece mucho más escalofriante la historia real que lo que se ve en pantalla. Es decir, la película sí te pone los pelos de punta porque la base real de la que parte es horrible, pero creo que esa historia real podría haber sido mejor aprovechada para llevar a la gran pantalla, habiendo concedido más protagonismo o bien a la psicología de la mujer torturadora o bien al sufrimiento de la pobre niña. Parece que la película simplemente se limita a pasar por una serie de sucesos sin llegar a profundizar en ellos, o al menos eso es lo que me ha parecido a mí.

Por eso creo que la película se parece más a un telefilm de Antena 3 que a una verdadera buena película, que habría profundizado en las razones y habría aprovechado para la crítica social que sin querer se desprende de esta historia.

Pero bueno, esto es lo que hay y esto es lo que vi. La película al fin y al cabo me gustó, puesto que la historia es tan atrayente que te acaba enganchando, pero no creo que se merezca más de un ojete de monico. Mi razón es, sobre todo, que siendo tan horroroso lo que cuenta en ningún momento llegó a causarme horror, simplemente... desasosiego, quizás incomodidad, pero nada que no me impida seguir viviendo.

2 comentarios:

  1. Hace un par de años o más me leí "La chica de al lado" de Jack Ketchum. Esta novela se basa en el mismo hecho real y está narrada desde el punto de vista de uno de los chicos que participa en la tortura de una chica y su hermana al cuidado de su tía.

    La novela me dejó un mal cuerpo de agárrate y no te menees. Tremenda y perturbadora. El mismo año que se estrenó An American Crime, se estrenó una adaptación cinematográfica de esta novela: The Girl Next Door, dirigida por Gregory Wilson.

    The Girl Next Door es mejor que An American Crime, aunque ambas se quedan bastante flojas en comparación con la novela de Ketchum.

    ResponderEliminar