18 dic. 2011

Ace Ventura 2: Operación África

Sin duda alguna esta es una de las películas de mi infancia. Cuando era pequeña me encantaba Jim Carrey, no me cansaba de ver sus películas. Hasta que crecí y me cansé, pero el otro día me entró una nostalgia por los tiempos felices de la infancia y decidí ver Ace Ventura 2, película que, sin exageraros, habré visto unas cincuenta veces.

La comedia es uno de mis géneros favoritos. Aunque es un género que abarca multitud de películas, a mí prácticamente me gustan todos sus tipos, y, para ciertos momentos, la comedia chorra, como es el caso de esta película, me parece LO MEJOR. Esta es una de las pocas películas que me hacen, tantos años después, seguir riendo a carcajadas, aunque me la sepa de memoria.

Ace Ventura 2, como su propio número que acompaña al título indica, es la segunda parte de una película que años antes lo debió petar mucho, pero que a mí no me hace tanta gracia como esta. Yo conocí primero esta, y como aunque es una continuación tampoco es que... sea necesario haber visto la primera, pues ya me encantó para siempre.

Aunque la película comienza en un tono muy muy muy dramático con la muerte de un hermoso animalillo, parte que yo cuando era pequeña me la saltaba porque sufría muchísimo con la idea de que un animal pudiera morir, luego se vuelve hilarious (Pino y su flequillo) enseguida. Y digo hilarious no por ser guay, sino porque pienso que esta peli es más que muy graciosa, y decir hilarante sí que sería ser guay. Todas sus escenas son surrealistas a tope y le hacen a una partirse lo que son las posaderas.


Hay que ver lo tontuno que era Jim Carrey. Luego se volvió serio de repente y se acabó lo que se daba, pero tuvo una etapa estupenda, entre la que se incluye esta película. Está claro que sin él Ace Ventura no sería lo que es, y que sin sus bobadas (inaguantables para algunos pero maravillosas para otros) esta película no habría sido igual, ni de lejos.

Me gustaría hacer mención especial a LA ESCENA. El colmo de la tontería y la mamarrachez y la guarrería y todas las formas de hacer comedia posibles tienen su culmen en el momento en el que Ace Ventura, desnudo y sudoroso, sale del culo de un rinoceronte que resulta ser un robot espía pero que eso da igual porque no influye en la gracia del momento. La cosa es ver a Ace intentando romper el agujerillo que le atrapa dentro de un rinoceronte para poder respirar. MARAVILLOSO.

Creo que el acierto de esta segunda parte es un guión escrito por locos al que se le suma la interpretación de Carrey que, para mi gusto, está genial, y su mayor logro, el recurrir a un humor tan "tontuno", por llamarlo de alguna manera, que sigue haciendo efecto años y años después, lo que hace que esta película esté envejeciendo muy dignamente. Yo el doy un copón de película y os confieso que me encanta.

6 comentarios:

  1. Con todos los respetos: yo no lo soporto. Ni el Carrey tontuno ni esta película. Un amigo a quién le había gustado la primera me insistió en verla y me dejó la primera. No me gustaron ninguna de las dos. Y yo no tengo nada contra la comedia chorra, ojo, pero es que esta no me hizo gracia.

    Creo que la comedia (y el terror, ya que estamos) es como la pizza: a unos les gusta la cuatro quesos, a otros con anchoas, a otros sin anchoas, a unos con carne, a otros con champiñones, a otros con piña, etc., etc.

    ResponderEliminar
  2. A mí si que me hizo gracia, y mira que la película es una gilipollez, pero el humor absurdo es mi favorito.
    Esta secuela hace años que no la veo, y tengo que poner remedio a eso. Lo que si es verdad es que la primera, para mí, es un clásico.
    ¿una escena tontísima que mata de risa? la del balcón.

    AAAAAAAAAAAAaaaaaaaAAAAAAAAAaaaaaaaAAAAAAAaaaaa.....!!!!

    Los que la hayan visto sabrán a lo que me refiero XD

    ResponderEliminar
  3. Me pasa como a ti: una de mis películas de la infancia, y también me gustaba más esta que la primera. También vi esta antes. Era mega fan.

    Pero hace años y años que no la veo. No la recuerdo, tengo que volver a verla...me había olvidado de lo del rinoceronte, pero en cuanto lo he leído, recordé la escena. Qué grande.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con tu análisis. Hace no demasiado la volví a ver y volví a llorar de la risa con Jim Carrey saliendo del rinoceronte. Peli épica donde las haya.

    ResponderEliminar
  5. Oh yeah, todo un clásico. Al cine fui a verla, que había descubierto a Carrey en "Dos tontos muy tontos" y es un héroe de la infancia (aún me sigue gustando).

    El inicio ya es bizarro con ese Carrey regurgitando en la boca de ese pájaro animatrónico para alimentarlo y la muerte que comentas. Sería dificil quedarse con un solo gag, pues hay muchos memorables, quizás me quede con el del muelle que bajaba escaleras (un juguete que hacía furor en esa época sólo por eso) y el guantazo y posterior baile al vejete que se parece al señor del Monopoly.

    Y mucho mejor que la primera, que Carrey sale doblado por el señor Cuesta y tiene de partenaire a la petarda de Courtney Cox

    ResponderEliminar