20 sept. 2011

Noche de miedo

No sabía absolutamente nada de esta película hasta que vi su cartel en el metro de Madrid. Y la primera reacción que tuve fue espanto, pero de espanto rollo ¡vaya truñaco de película! no del espanto bueno que te debería dar una película de terror. No obstante, varios amigos y conocidos me contagiaron sus ganas de verla y al final acabé picando. Conociendo tan solo cuatro apuntes sobre su argumento y sin haber visto la película de 1985, me planté en el cine y encima me tocó pagar dos euros de más porque en Zamora solo nos la ponían en 3D.

No me meteré a hablar de lo que me parece el 3D, pero diré que en el caso de Noche de Miedo es absolutamente prescindible, por lo tanto, si aún estáis a tiempo, vedla en el 2D de toda la vida, y eso que os ahorráis.

La película arrancaba realmente bien, lo que me emocionó demasiado e hizo que luego el golpe fuera más fuerte. De hecho, las primeras escenas que se emiten a modo de prólogo, o, como casi toda película de miedo moderna, a modo de "mira cómo mueren estos actores secundarísimos" lograron perturbarme y me hicieron pasar algo de miedo, además de presentar la figura de un monstruo realmente interesante.

Pero entonces el monstruo se convirtió en Colin Farrell y la película dejó de molar. Colin Farrell no me parece un mal actor, así, en general, pero en esta película en concreto no me acaba a mí de convencer. Solo mola cuando saca los colmillos, porque cuando hace de persona normal lo noto demasiado guay para ser cierto, muy sobreactuado. Y el contrapunto, la familia que tiene que luchar contra el mal, da más pena que Falete a dieta y eso hace que en ningún momento puedas sufrir por ellos, lo que le quita bastante gracia a la película.

Eso sí, hacia la mitad de la película, aparece un personaje, demasiado previsible pero muy divertido, que volvió a hacer que me interesase por lo que estaba viendo. El personaje es Peter Vincent, millonario "vampirólogo" con show en Las Vegas al que los protagonistas recurren para pedir su ayuda. Y cuando parece que la película por fin va a molar un poquito, vuelve a pegar la bajona y te deja con cara de "¡jesusito!".

La verdad es que es una película bastante irregular. Combina momentos realmente divertidos a la par que terroríficos con mierdas como un camión de grande. En general me parece una película técnicamente correcta pero que falla en lo fundamental: la historia y sus personajes. Los momentos de humor y las escenas de acción te ayudan a mantener la atención, pero una vez vista, el gustillo que te deja no es que sea del todo bueno.

Le he dado un ojete de monico bastante justo por las cuatro escenas que me gustaron, porque me gustaron mucho, pero el resto de la cinta la verdad es que es bastante mediocre. Eso sí, me ha animado a ver la película original, así que dentro de poco la veréis comentada por aquí.

6 comentarios:

  1. Tengo muchísimas ganas de verla, pero, lamentablemente, aqui tampoco se ha estrenado en 2D, y no me sale de los huevos pagar 9 euros por el dichoso efecto tridimensional, que ni tiene gracia ni ná de ná. De modo que ya la veré descargada cuando esté en buena calidad, y si me gusta ma la compraré... ya las distribuidoras que les den por culo y se metan el puñetero 3D por el culo. A ver si se enteran de que a muchas personas nos gusta ir al cine como Dios manda, no a una atracción de feria.

    Y sobre la película, pues no sé si me gustará tanto como la original o no, pero los trailers y clips que he visto me han encantado, así que dudo que me decepcione.

    ResponderEliminar
  2. Al menos no te clavaron el "4D" como a nosotros... Esto es, butacas que vibran con los sonidos fuertes (vaya mierda, toseadicho)

    ResponderEliminar
  3. A mi entretuvo, pero entiendo que pueda resultar algo basuresca. Yo creo que el Colin Farrell lo hace bien, se le ve en el personaje en su salsa. Además, conociendo su afición a liarse con todas las compañeras de reparto, seguro que tuvo más que palabras con la que hace de novia del prota. No he visto la original, pero creo que es algo diferente a esta.

    Del 3D no soy muy fan. Fui a ver así la Alicia de Tim Burton y tener que ponerme unas gafas por encima de las mías fue bastante incómodo, aparte de que ya estoy mayor para impresionarme esos efectos de parque de atracciones.

    ResponderEliminar
  4. A mí el 3D sí que me gusta, pero la chorrada esa de las falsas 4D... pffff...

    ResponderEliminar