29 ene. 2014

El heredero del diablo

Es lo que tiene cogerse una tarjeta de cine ilimitado, que a veces vas al cine solo por ir y te toca tragarte alguna mierda. En esta ocasión la mierda que me tragué fue El herededo del diablo, que probablemente no os suene porque en España no se estrena hasta dentro de unos meses, pero os pido desde ya que no le presentéis ninguna atención, porque es una película de mierda.

¡Qué hartita me tiene el género de terror de mierda! Como resulta que el terror es un género que mueve dinero, y también resulta que el público del terror de mierda no es nada exigente, pues ellos pagan sus dineros y salen encantados porque les han metido cuatro sustos mal dados, y los que sí disfrutamos con una buena película de terror nos tenemos que joder y tragarnos cacotas como esta que es que no valen ni para regalársela a Antena 3.


El recurso del que ha querido tirar esta mierda de película vuelve a ser el uso de la cámara en mano, que está muy bien para hacerle creer la espectador que los hechos se están viviendo en el momento y para darle más realismo. Pero claro, en esta película hay demasiadas cámaras como para que se pueda decir que lo han sabido hacer muy bien. Tampoco han sabido hacer nada bien un guión lento, aburrido y carente de interés, con cero por ciento de sorpresas y muuuuchas cosas raras. Pero no cosas raras de las que te esperarías en una película de terror, no, cosas raras de las de "qué mala es esta película, qué mierda de escenas y qué mal justificadas".

Total, que noventa minutos de mi vida que se me pasaron en una sala de cine viendo una película de la que no puedo sacar nada en bueno, ni siquiera una escena memorable o un susto tremendo. Nada. Esta película no vale para nada. Ojete de ballena, por supuesto. Y lo peor de todo es que la película termina como si esto fuera a convertirse en una saga y le fueran a seguir muchas mierdas más.


Película 7 del reto 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario