18 nov. 2010

La Vaquilla

Luis García Berlanga, desde mi punto de vista, ha sido el mejor cineasta de la historia del cine español. Y mira que Almodóvar pisa fuerte, pero yo creo que sin Berlanga nunca habría habido Almodóvar. Como ya sabréis, el pasado domingo Berlanga murió. Hombre, para llorar no es, que el señor ya tenía una edad, pero siempre da un poquito de pena enterarse de que gente a la que admiras tanto haya muerto. Y yo, primero como amante del cine y segundo como guionista, a Berlanga lo admiraba como a ningún otro. Creo que él era un gran observador y un gran narrador, pero sobre todo un hombre muy sabio, un conocedor de la cultura española y un renovador de la comedia. El humor ácido que conseguió plasmar Berlanga no creo que vuelva a aparecer en ninguna película. Ninguna comedia podrá estar a la altura de El Verdugo.

Y "aprovechando" su muerte, me decidí, por fin, a ver La Vaquilla. No sé por qué esta película se me resistía. Quizá por mis ideas antitaurinas y por lo poco que me gusta ver sufrir a los animales en las películas. Pero bueno, quitando esos detallitas, me alegro de haberla vista porque me ha parecido, cómo no, otro peliculón.

Me encanta que una película sobre la guerra civil española, un tema tan trallado y tan gastado y tan llevado a los límites de la resistencia humana, se llame La Vaquilla. Me encanta que la trama se base en cómo unos soldados republicanos quieren robarle la vaca para las fiestas a los del bando contrario, y me encanta que, entre risas, Berlanga nos vuelva a hacer reflexionar sobre la historia de España de la manera más eficaz posible. Con un simple fotograma Berlanga es capaz de transmitir lo que muchos otros llevan años intentando decir.


Lo mejor de la película son los cinco personajes protagonistas. Cada uno nos muestra una cara de la vida y de la guerra, y de una manera muy natural. No tienen nada que ver con la imagen de soldado de guerra que suelen mostrar las películas. Son soldados españoles, donde el teniente es peluquero, otro es torero y el otro quiere intercambiarse con un soldado del bando nacional para poder ver a su novia.

Constantemente se busca la burla, la mofa, la desmitificación de la guerra. En España, cuando por fin se pudo rodar esta película, el franquismo todavía estaba cerca y nadie se había atrevido a mostrar todavía lo patético que debió ser, en algunos momentos, luchar en la guerra.

Y bueno, mucho hablar de Berlanga pero hagamos mención también a mi guionista favorito, Rafael Azcona, que supongo que parte de culpa tiene también en este proyecto. Para Azcona ya no tengo palabras. Me parece el mejor, el maestro. Sus guiones me parecen increíbles, y, ya lo he dicho mil veces, pero lo repito, me encanta su sutileza. Nadie es tan perspicaz y tan mordaz a la vez como lo era Azcona en sus guiones, y La Vaquilla vuelve a servir como ejemplo.

Total, que me ha encantado la película. No es la película que recomendaría a cualquiera, pero creo que se merece una oportunidad. Primero, por el reflejo de la guerra civil tan acertado que hace, segundo, porque es muy divertida, y tercero porque es una lección de cine y de historia bastante importante. Así que yo le doy un copón de película y aprovecho para decirle a Berlanga que, como una vez muerto, el talento ya no le va a servir de mucho, que me mande a mí un poco, que me va a venir muy bien.

5 comentarios:

  1. Muy bueno. Yo sí la recomendaría, todo un clásico. No se si sabrás que la vaquilla simboliza a España...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Sí, lo sé, pero gracias por la aclaración :P

    ResponderEliminar
  3. Para mí el cine de Berlanga será siempre el cine de los perdedores, de los desgraciados y de los trepas fracasados como el que encarna José Sazatornil en La escopeta nacional. De la primera época destacaría El Verdugo y también Plácido. La Vaquilla también me gustó mucho, siempre me río cuando las viejas se mean encima de los soldados no sé por qué.

    ResponderEliminar
  4. Gran película, aunque se nota que llegó algo tarde. Pero muy grande.

    ResponderEliminar
  5. TOTALMENTE DE ACUERDO, COPÓN DE PELÍCULA!!!

    ResponderEliminar