13 nov. 2010

Bon Appétit

Juro solemnemente que el primer párrafo que iba a encabezar el artículo de hoy comenzaba diciendo quiénes eran mis tres guionistas españoles vivos favoritos (no sé cómo colocar tanto adjetivo), porque en el puesto número tres de ese ranking se encontraba Paco Cabezas, y resulta que me acabo de enterar de que Paco ha ascendido un puesto, porque ¡GARCÍA BERLANGA HA MUERTO! Es horrible. No diré nada alabando su valiosísimo trabajo en el cine español porque esta noche me pienso ver La Vaquilla, así que cuando escriba sobre la película aprovecharé para hacer un pequeño homenaje a Berlanga.

Jolín. La verdad es que venía supercontenta del cine de ver esta película, primero, por haber podido ver otro trabajo de mi amadísimo Paco Cabezas, y segundo, porque encima la película me ha gustado muchísimo, pero me he quedado un poco así con la noticia de la muerte de Berlanga. No obstante, la vida sigue para los que soñamos con ser la cuarta parte de lo que él fue, así que venga, sacaré ganas y os contaré lo mucho que me ha gustado Bon Appétit.

Cuando Paco Cabezas publicó en su blog una entrada comentando su trabajo en esta película con motivo de su presentación en el festival de Málaga yo me quedé enseguida con el nombre para no perdérmela en cuanto llegase a los cines. Decía Paco que esta película había sacado su lado más romántico, o más gayer, pero bueno, queda mejor decir romántico, y yo, que solo le conocía el más terrorífico y gamberrete, ¡no podía perdérmelo!


Antes de entrar en la sala de cine ya sabía que lo que iba a ver iba a ser la hostia. ¿Por qué? ¡Ni idea! Digamos que me lo decía el corazón. Las revistas hablaban de una historia de amor, pero yo sabía que aquí iba a ver algo más y no me equivocaba. Bon Appétit no me ha parecido una película sobre amigos que se besan, como reza el subtítulo que le han puesto en algunos sitios. A mi parecer, Bon Appétit es una película sobre El Amor con mayúsculas. No es una historia de amor, es amor en estado puro. Desde en el trabajo realizado por el director, que me ha parecido sobresaliente, hasta en las interpretaciones de los actores, destacando la de Unax Ugalde, que lo he visto genial, y, por supuesto, pasando por la delicadeza de los guionistas para enseñarnos lo que saben hacer, en todas las capas de esta película se nota el cuidado con el que se ha mimado esta historia, y por eso el resultado no podía ser más acertado. Y precioso. Este creo que es el adjetivo que mejor describe esta película.

¡Y qué maravilloso es poder expresar un sentimiento tan universal como el amor de un modo tan natural sin tener que caer en tópicos y cursilerías! Ahora mismo me muero de envidia por no ser ninguna de las tres personas que escribieron esta película. Y eso que el guion (iba a acentuar la o, cómo soy) no es de manual, porque ha habido un par de cosas que me han llamado demasiado la atención en el peor sentido de la expresión, pero, ¡qué más da! Además, ya lo dijo Wilder (uno de mis guionistas muertos favoritos), nadie(nada) es perfecto, y eso es lo mejor que tiene esta película.

Como una enamorada cualquiera, conociendo sus defectos pero adorando sus virtudes, me he quedado prendada de esta película, por eso le voy a dar un super copón de película, y, de verdad que os la recomiendo, ya que no podría entender que a alguien no le gustase, porque es imposible no sentirse, al menos, identificado.

1 comentario:

  1. Yo cuando vi el cartel tuve sensaciones encontradas. Por un lado, me daba la sensación de comedia romántica bonita. Por otro, me daba miedo de que tuviera remotamente que ver con "Julie y Julia" (igual es porque la chica, en el cartel específicamente, me recuerda un poquito a Amy Adams). Pero bueno, me alegra saber que la guioniza Paco Cabezas... y si tú la recomiendas, va al saco.

    ResponderEliminar