11 mar. 2012

Mi semana con Marilyn

Esta película tenía un montón de ingredientes para gustarme, así que difícil lo tenía para no llevarse un copón de película y así ha sido. Yo he sido de siempre muy fan de Marilyn, también me hace bastante gracia Michelle Williams, y, por encima de todo, soy ultrafan de Kenneth Branagh. Encima también estaba por ahí Emma Watson, que me trae bonitos recuerdos harrypotterianos, y, para colmo, es una producción inglesa, que a mí me ha parecido de siempre que las películas inglesas tienen así como un aire de elegancia estupendo. Total, que fenomenal.

Mi semana con Marilyn es una adaptación de una novela que escribió Colin Clark, un hombre que realmente llegó a pasar una semana con la verdadera Marilyn Monroe. En esta película podemos casi volver a ver a la verdadera Marilyn, gracias al milagro del cine y a la buena caracterización y actuación de Michelle, que está preciosa (aunque le hayan puesto una barriguita postiza). Con esta película podemos acercarnos a otra Marilyn, que en su momento no fue tan conocida aunque ahora, con tanto documental y tanta leyenda, más o menos ya nos temíamos: Marilyn era una persona muy inestable con muchos problemas personales y psicológicos, y eso, quizás, la hacía tan excepcional.


Colin está aquí interpretado por un chico monísimo cuyo sueño es trabajar en el cine cueste lo que cueste. Finalmente lo consigue y su primer trabajo, es, ni más ni menos, que en una película que reúne a dos grandes estrellas, Laurence Oliver, interpretado magníficamente por Branagh, a quien creo que le va el papel que ni pintado, y a la ya citada Marilyn.

Como mencioné al principio, entre el reparto también podemos encontrar a una Emma Watson mucho más madura y espléndida, que por fin ha dejado atrás el papel de Hermione (no como su amigo Daniel, que al pobre le va a costar quitarse el sanbenito de Harry Potter, sobre todo si no deja de luchar contra el mal en sus películas) y a la que le sienta la gran pantalla estupendamente.

La película es una delicia en todos sus aspectos, no solo a nivel interpretativo. Quizás donde más cojea es en un guión que no hace más que suceder una serie de anécdotas sin profundizar demasiado en ninguna historia, que empieza con la llegada de Marilyn y termina con su despedida.

Aún así, es una película que se deja ver y que te encandila con su dulzura, además de que se hace muy amena y en algún momento incluso te hace soltar alguna lagrimilla. A mí me ha encantado, así que le doy un copón de película.

2 comentarios:

  1. Le vi ayer, no me entusiasmo pero pase un buen momento. Una buena interpretación de Michelle Williams. Yo no soy muy fanático de Marylin pero he de reconocer que generalmente todas las películas que hizo me gustaron y suelo guardar buenos recuerdos de sus imágenes. Esta ha valido la pena el ir al cine y seguro que si la pasan por la TV también la veo.

    ResponderEliminar
  2. Una película bastante interesante que hay que ver en VO para apreciar mejor el gran trabajo de Michelle Williams. Kenneth Branagh se queda a gusto dando vida a su admirado Olivier y Emma Watson hace lo que puede con un personaje al que le falta recorrido. La peli refleja muy bien el vacío interior de Marilyn,de cómo ella quería ser querida y ser considerada una buena actriz y de cómo los demás sólo la veían como un sex symbol y no la tomaban muy en serio

    ResponderEliminar