3 ago. 2010

Alicia en el País de las Maravillas (2010)

Ya había visto en su momento (que no fue hace tanto) esta película, y aunque la había esperado con muchas ganas, me llevé una gran decepción. Pero los amantes del cine y de lo gratis, es lo que tenemos, que si nos invitan a ver by the face una película en la comodidad de una sala de cine, aunque sea mala, vamos. Bueno, los amantes del cine y las madres hartitas, porque estaba el cine lleno de críos abandonados por sus madres a las puertas de la sala, que, aunque tenían unas normas de conducta impuestas, se las pasaban por el forris y se dedicaban a armar jaleo, a saltar en la butaca, a tirar cosas o a levantarse mil veces para ir a mear. Luego se ríe la gente de la incontinencia de Concha Velasco... ¡nada comparado con las pérdidas de estos niños!

Pues eso, que hoy hemos ido a ver Alicia en el País de las Maravillas de gratis al cine. Yo iba sin muchas ganas, porque, como ya he dicho, me llevé tal disgustazo con esta película la primera vez que la vi... Es que yo soy muy fan de Tim Burton... ¡mucho! Me encanta su mundo y sus fantasías. Me encanta su manera de contar historias y las historias que cuenta. Pero es que también soy muy muy fan de Alicia, tanto como personaje de las novelas como en la película viejuna de animación de Disney. Las novelas de Carroll me parecen lo más. Son muy divertidas, muy irónicas, y muy surrealistas, aunque, sobre todo, me gustan porque están cargadas de imagiación. Y la película de animación de Disney... me parece una película que captó a la perfección el espíritu de Alicia y lo plasmó de una manera magnífica.

Total, que el día que me entero de que Burton, un director importantísimo para mí, se va a encargar de volver a llevar al cine a mi querida Alicia... ¡imaginaos que alegría! Eso sí, la alegría me duró hasta que vi la película. Pero yo pensaba que a lo mejor entonces, del susto de ver todo tan diferente, la había valorado mal, y que un segundo visionado podría ser positivo. ¡Cuán equivocada estaba! En este segundo visionado hasta he cerrado los ojos un ratito para "descansar la vista".

Lo que más me gusta de esta nueva versión de Alicia es el ambiente recreado por Burton, los decorados, los vestidos, peinados, maquillaje... todo eso está muy cuidado y muy trabajado, y ayuda a crear una atmósfera muy buena donde se desarrollará una historia... muy mala. Alicia ha crecido, está hecha toda una mujer y a punto de comprometerse con un Lord nada menos, y, en mitad de su pedida, echa a correr detrás de un conejo blanco para volver al país de las maravillas, del que ya no recuerda prácticamente nada. Allí la necesitan porque tiene que salvarlos de la reina roja, que es muy mala malosa, y a los veinte minutos de la película, más o menos, ya te enteras del final. Total, que todo lo demás sobra, y además, de verdad, porque ni siquiera es divertido.



Una pena, qué le vamos a hacer. Sí, es verdad, yo no lo haría mejor, pero no sé, también pienso que si no puedes mejorar algo, mejor no lo toques. Así que este segundo visionado de Alicia en el País de las Maravillas, para lo que me ha servido es para darme cuenta de que no estaba equivocada: que la película es un fracaso, es aburrida, tiene un guión abatiburrillado, el baile de mierda del sombrerero loco es de lo peor y lo único que se salva es la reina blanca. Super ojete de monico.

3 comentarios:

  1. Bueno, varios apuntes...
    Has mencionado el guión. El guión no es de Burton sino de una tipa que curra para Disney (de ahí mis críticas a Disney). Se lo encargaron a Burton porque tanto por su estética como por su mundo interior, era el director idóneo, pero no olvidemos que no era un proyecto original de Burton sino de Disney. El final de verdadero asco (me refiero al baile), pero por lo demás, la novela tiene múltiples lecturas y sí que tiene acción y violencia. Es más, bajo la presión de Disney, Burton ha sido capaz de meter en un guión que no era suyo unos decorados, una estética y un mundo propios de él. No es tan decepcionante. Lo siento, pero lo decepcionante es Disney, no Burton.
    Por otra parte, a mí lo que me decepcionan son las adaptaciones literales, porque lo que me gusta son las "películas inspiradas en...".

    Desde luego para mí, con sus más y sus menos, Burton no ha perdido credibilidad y lo sigo adorando.

    ResponderEliminar
  2. Lo dicho, Bea: ¡diosa!

    En lo que más de acuerdo estoy de todo es en el baile sonrojante del sombrerero (pero, sobre todo, con el baile sonrojante de Alicia, que no sé qué es peor, y a la actriz se la ve con una cara de bochorno infinito por tener que bailar eso, ¿te fijaste?).

    ResponderEliminar