13 may. 2010

Tootsie

¡Qué curioso! En menos de una semana y en tan pocas actualizaciones ya van dos pelis de hombres vestidos de mujer. Un día llegué a la conclusión de que, por alguna extraña razón que desconozco, las películas con hombres travestidos siempre me gustaban. Y por ahora esta regla no tiene excepción.

Esta vez ha sido Tootsie la película de hombre vestido de mujer que he visto, y, como no podía ser de otra forma, me ha gustado. Fijáos que esta peli debe de ser famosa y todo, y debió de ser un gran éxito en su momento, pero yo no había oído hablar de ella never in my life. Hasta que empecé el máster y nos la pusieron un par de veces como ejemplo en las clases de cine. Entonces me llamó la atención, y pasó a engrosar la larga lista de "Películas nombradas en el máster".

Por si a alguno le pasa como a mí hace apenas un año, le contaré que esta película va sobre un actor neoyorkino que es consciente de que él vale muchísimo pero con el que nadie quiere trabajar porque es un hombre con principios, quiero decir, que él entiende perfectamente lo que es la profesión de actor y no se deja mangonear por nadie, cosa que a los directores no les debe de gustar, y por eso lleva unos veinte años en paro. Se dedica a dar clases de interpretación a jóvenes promesas, pero él se muere por encontrar un papel que interpretar. Así, un día, desesperado, decide acudir a una prueba para un papel de mujer, vestido de mujer, y, como se lo dan, pues tiene que pasarse el día disfrazado continuamente actuando como si fuera otra persona.

Quién es ese hoooombre

Y de ahí, lo que sigue, imaginaos: una pura comedia de enredos. Pero de calidad, no penséis. No es la típica comedia americana, es una comedia muy cuidada, con un humor muy directo pero a la vez muy sutil, a veces mordaz, con cierta crítica a aquel mundo ya casi lejano. Aunque lo mejor de todo es que es una comedia con un importante mensaje (que no os contaré, porque soy así de perra. Veis la película y luego ya comentamos el mensaje). Además, la película refleja muy bien el mundo de la ficción en general y de los actores en concreto: sus ansias, sus frustraciones, sus locuras... En definitiva, que el argumento, ya de por sí, es muy interesante.

Luego está el reparto, que, en una película de actores, tiene que ser la leche. Y la verdad es que lo es, porque esta película está protagonizada por Dustin Hoffman, actor que nunca me ha llamado la atención especialmente, la verdad, pero que en esta película está fantástico el tío. Yo me atrevería a decir, que hasta esta es una de sus mejores interpretaciones que yo le haya visto (que tampoco es que me conozca yo su filmografía a dedillo). Luego también está por ahí Jessica Lange, otro mito de las pelis ochenteras y noventeras, que además se llevó un Oscar y todo por la película. Y la chica mal no está, las cosas como son, pero en este caso el oscarizado debería haber sido Hoffman sin duda alguna. Y como buena película de los ochenta, no podía faltar tampoco Bill Murray en el papel de compañero de piso de Hoffman y escritor de teatro.

Una comedia superapetecible y muy recomendable, que además de tener el entretenimiento asegurado, te deja un regustillo muy necesario que hasta te puede hacer pensar, fíjate tú, como eran las comedias de antes. Yo le doy un Copón de película, porque aunque para muchos es una película 10, yo, que soy odiosa, como las comparaciones, no puedo sino acordarme de mi comedia favorita de Wilder, y... oye... Tootsie estará, y lo está, muy bien, pero nunca ningún hombre disfrazado de mujer le llegará a la altura de los tacones a mi queridísimo Jack Lemmon.

1 comentario: