13 jun. 2012

Tucker & Dale contra el mal

Conocía esta película desde hacía un tiempo, y algunas de las personas de las que más suelen acertar con mis gustos cinematográficos me la habían recomendado, pero he tardado tanto en verla porque me ha costado bastante hacerme con una copia, tanto que al final la he tenido que ver doblada al castellano.

Una de las mezclas que más me gustan dentro de los géneros cinematográficos es el terror y la comedia. Sin duda alguna estos son mis géneros favoritos, y cuando se mezclan suelen salir cosas bastante divertidas, al menos desde mi punto de vista. Tucker y Dale contra el mal es una de estas mezclas con buen resultado. Es una especie de parodia de las antiguas películas de asesinos en serie que asolaban campamentos cercanos a lagos estadounidenses (o canadienses, porque esta película es canadiense) desde un punto de vista muy original. De hecho, no se la debería considerar como una parodia, al menos como el tipo de parodia al que estamos acostumbrados (de esas películas que acaban en "movie") de ahí el "es una especie de". La película se mantiene por sí misma sin necesidad de recurrir a la copia de ciertos prototipos de asesinos o de ciertas escenas míticas del género, aunque cualquier amante del slasher podrá reconocer algunos guiños.


Sin duda alguna esta es la historia de un enorme malentendido, aunque con final nada feliz e incluso con sorpresa. Por un lado tenemos a Tucker y a Dale, protagonistas, que son los típicos paletos de rancho que dan bastante repeluco solo con verlos y que personas normales como nosotros catalogaríamos como pirados. Por otro lado tenemos a un grupo de jóvenes normales como nosotros que van a pasar un fin de semana de acampada y se cruzan con Tucker y Dale, con lo cual, al igual que haríamos nosotros, piensan enseguida que son unos pirados. Los prejuicios y los enredos van dando lugar a una serie de circunstancias cada vez más catastróficas que culminan en una traca final de locura que es de lo mejorcito.

Aunque no es que sea la pera repera realmente es muy original en su forma de avanzar en la historia y sorprender al espectador, por eso me parece una cinta absolutamente imprescindible si te gustan los asesinos y los asesinatos en la gran pantalla. Esta película es una grata sorpresa y algo que incluso podría denominarse como "lo nunca visto", o al menos yo nunca había visto algo parecido.

Eso sí, no apta para estómagos sensibles. Es decir, si no te estás acostumbrado al género slasher y sus carnicerías puede que esta película pueda resultarte desagradable, porque no solo tiene buenos momentos cómicos sino que además algunas de las muertes son bastante impactantes.

No es Tucker y Dale contra el mal una obra maestra, pero sí una película muy interesante y divertida. Muy recomendable para amantes de la comedia negra que llevan bien los litros de sangre y las tripas. Yo le he puesto un copón de película porque me ha sorprendido mucho y me ha hecho pasar un buen rato.

3 comentarios:

  1. Un film totalmente fresco y divertido, un divertimento único.

    ResponderEliminar
  2. Por lo que comentas va un poco en la línea de lo que hizo "Zombis party" con las pelis de muertos vivientes. No me importaría verla, aunque el género slasher cada vez me da un poco más de pereza

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota, me apetecía ver algo así, así que esta noche me la pongo :D

    ResponderEliminar