1 jun. 2012

Infiltrados en clase

A veces me pasa que sé que una película tiene pinta de ser regulera pero algo dentro de mí me dice que tengo que verla. Bueno, la verdad, lo confieso, hay películas reguleras que me hacen bastante gracia, como las de Austin Powers o todas esas de cuando Jim Carrey era muy tontuno, así que de vez en cuando me permito el lujo de verme alguna comedia tontaina para, solamente, echarme unas risas y descansar.

Cuando vi el trailer de Infiltrados en clase pensé que iba a ser otro tipo de comedia, dentro de la comedia tontuna. Vivimos unos días en los que la comedia ha ido teniendo cada vez más importancia como género cinematográfico y podemos encontrarnos verdaderas maravillas dentro del subgénero "comedia chorra", y yo creí que esta película sería un buen ejemplo de ello, por eso se me metió a mí en la cabeza que tenía que verla.

Si el anterior día hablábamos de que Sombras Tenebrosas era una adaptación al cine (muchos años después) de una frikiserie setentera, hoy tengo que decir lo mismo. Infiltrados en clase es también una adaptación de una serie que se llamaba Jóvenes Policías y que estaba protagonizada, ni más ni menos, que por Johnny Depp. Como podéis ver, todo en esta vida está relacionado. De hecho, Johnny Depp hace un cameíto en la película, muy corto pero muy intenso.


Esta película, de título tan descriptivo, va sobre unos jóvenes policías que son tan malos como polis que les encargan la tarea de volver al instituto para dar con los cabecillas de una red de traficantes de drogas. Pero por supuesto, no toda la trama es esa. Resulta que los dos policías guardan recuerdos muy especiales de su época en el instituto, uno especialmente buenos y otro especialmente malos, y ambos querrán tener una segunda oportunidad en el insti para volver a ser tíos molones.

De todas formas a mí la película no me ha hecho, lo que se viene llamando, ni puta gracia. Y eso que no considero que la película sea, como comedia, mala del todo, pues posee una serie de puntitos que la salvan de la mierda absoluta, pero sinceramente, a mí lo policiaco me ha gustado, de toda la vida, bastante poco. Y si a esto le sumo que el dúo dinámico que protagoniza la película también me ha hecho muy poquita gracia (he de decir que he visto la película en versión original, o sea, que si me ha hecho poca gracia en inglés, virgencita cómo será la versión doblada) entonces, para mí, todo ha fallado en esta película.

Sinceramente, no soy capaz de salvar ni un solo gag de la película, y casi os puedo decir que, una semana después de haberla visto, casi no soy capaz de recordar nada, lo cual no juega a su favor. Totalmente prescindible, aunque, si al final decidís verla, tampoco vais a morir del asco (a no ser que ya os den asco de por sí este tipo de películas). Por eso se lleva un ojete de dromedario.

4 comentarios:

  1. Parece ser que a Jonah Hill le queda más camino del que pensaba para deshacerse de la fama que le dio el personaje de "Supersalidos".

    ResponderEliminar
  2. A mi me pareció una comedia muy olvidable, aunque lloré de risa con la escena alucinatoria y la secuencia de la autopista con las
    no-explosiones.

    ResponderEliminar
  3. Yo recuerdo ver algún episodio suelto de la serie original, pero tampoco es que me gustara demasiado. En los EU de A se han molestado algunos fans pq la peli sea una comedia, pero lo cierto es que la premisa de la serie ya era bastante chorra de por sí, no sé cómo esperaban que alguien se la tomara en serio. Tampoco sé para que digo tanto si la peli esta ni la he visto ni creo que lo haga.

    ResponderEliminar
  4. Yo tenía la sospecha de que era ojete, pero también es cierto que mi sentido arácnido no es infalible en estos casos. Ahora echo un ojo a "Sombras tenebrosas".

    El programa de Rachel Zoe lo dan en el canal Biography! Tienes que verlo.

    ResponderEliminar